Sábado, 14 Diciembre 2019

Dra. Macarena Bravo: “Visión de la Atención Primaria desde fuera de las consultas”

Dra. Macarena Bravo: “Visión de la Atención Primaria desde fuera de las consultas”

Artículo

La Dr. Macarena Bravo Morales, médico de Familia de la Delegación de Educación, Cultura y Deportes de Ciudad Real, analiza en este artículo la situación que viven los profesionales de Atención Primaria 

Madrid 25/09/2019 medicosypacientes.com

Dra. Macarena Bravo.

En mi reciente lectura de la Guía de competencias del Médico de Familia, en la segunda edición de la Atención Primaria de Salud en España en el 2025, quiero destacar y resaltar la visión de la Figura del Médico de Familia desde fuera de las consultas de Atención Primaria de los servicios Públicos de Salud. Habitualmente, tanto pacientes, como la Administración Sanitaria, así como compañeros de otras especialidades, nos tienen ubicados a los Médicos de Familia en las consultas de Atención Primaria de los Servicios de Salud de España.

Los Médicos de Familia tenemos un extenso y amplio campo de conocimiento que debemos de manejar, coordinar y actualizar constantemente con la finalidad de dar cobertura y solución a la gran cantidad de problemas por las que consulta el paciente en el primer nivel asistencial. En esta guía queda resumido en 4 folios, ya que si brevemente reflejase las funciones que realizamos dentro de cada competencia en vez de un capítulo hubiese resultado un tratado. 

Como bien refleja su autor  Francisco Javier Rodríguez Del Río, es este gran campo de conocimiento el que permite que la Medicina de Familia sea la especialidad con mayor número de salidas laborales, y así en su publicación recoge además de Médico de Atención Primaria, otras 35 salidas laborales igualmente como especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y aunque se trabaje para otras administraciones públicas también tenemos reconocidos en nuestros servicios prestados las funciones de Médicos de Familia.

Desde hace años, con la llegada de la crisis, hemos observado el deterioro y desamparo del colectivo de Médicos de Familia, en relación con las múltiples amortizaciones de plazas, jubilaciones sin cubrir y reparto de pacientes que dejaron un gran número de médicos en paro y tuvimos que irnos a trabajar a otras administraciones públicas en busca de contratos con estabilidad laboral y no sólo trabajar algún día suelto. Han pasado muchos años y la situación no es tan diferente, ahora tenemos más escasez de Médicos de Familia pero los pocos que quedan siguen sin una estabilidad laboral, salvo los que seguimos trabajando, como Médicos de Familia para otras Administraciones o en el sector privado.

La visión de Atención Primaria como paciente no es diferente, sentados en la sala de espera ven como hay agendas con citas cada 5 minutos, repartos de agendas, acortando su tiempo en 3-3,5 minutos, grandes retrasos en consulta, generando a su vez grandes costes intangibles, con la pérdida de tiempo en horario laboral de los pacientes. Costes que se incrementan cuando hay que atender a más de 40 pacientes en una mañana (tengo compañeros que han llegado a ver más de 100 pacientes en una mañana), lógicamente derivando problemas a un segundo nivel asistencial. 

Podemos presumir de una excelente sanidad, está claro, por su universalidad y cobertura, pero con una Atención Primaria abandonada, saturada y abordada por absurda burocracia, anulando la labor médica a actividades administrativas y colapsando al segundo nivel asistencial. Es un secreto a voces que sin una Atención Primaria que funcione, el sistema sanitario se hunde y la solución no está en seguir dando contratos temporales o en no realizar ofertas de empleo público para buscar la estabilidad laboral de sus trabajadores para seguir teniendo consultas colapsadas o en recortar el sueldo de sus trabajadores, la solución está en reforzar la Atención Primaria y optimizar el gasto.