Viernes, 25 Septiembre 2020

Dr. Rodríguez Del Río: “Sanitarios, dedicación y amor por sus pacientes”

Dr. Rodríguez Del Río: “Sanitarios, dedicación y amor por sus pacientes”

Blog AP25

El Dr. Francisco Javier Rodríguez Del Río, vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Ciudad Real, secretario de la Vocalía Nacional de Atención Primaria Rural y coordinador del Grupo de Trabajo AP25, expone en este artículo de opinión para el Blog AP25 la falta de material y material de protección para atender a los pacientes con coronavirus; al mismo expresa su emoción ante los aplausos a todo el personal sanitario

Madrid 16/03/2020 medicosypacientes.com

Dr. Francisco Javier Rodríguez Del Río

Colapso sanitario nacional, situación crítica que está costando comprender, parece que lo vemos en la televisión es una película, pero no más allá es real y está ocurriendo en la actualidad. Se cierran colegios, se realiza teletrabajo, familias encerradas en pisos o casas, autónomos cierran su medio de vida y sustento, pacientes (sanos y enfermos) luchando, sobreviviendo o fallecidos, en un Estado de alarma... y aun así, siento dolor cuando cojo el coche para ir a mi consultorio y por los pueblos por los que voy pasando aprecio cafeterías llenas de gente, o bien cuando consulta por cuadro catarral y si no hay fiebre, les explicas que permanezcan en casa y responden “yo no tengo el virus”, es una falta de respeto para esos pacientes que están luchando entre la vivir o morir y por todos los sanitarios que a diario trabajamos para atender esta contener esta crisis.
 
Tengo miedo a lo que no enfrentamos, pero no tengo miedo de reconocerlo. He estado en contacto con pacientes coronavirus positivo atendiéndolos con una mascarilla quirúrgica y unos guantes, que no cumplían los criterios epidemiológicos y finalmente, los que han acudido al hospital por enfermedad no controlable desde sus domicilios, han dado positivos en el test. Pienso todos los días si comenzaré con síntomas, y me entra el miedo. Tengo 2 enfermedades de tipo endocrino-metabólico y no sé si lo pasaré como un catarro, como una gripe o como una neumonía que sea fatal. Ante la falta de sanitarios, mi compañera y enfermera María Dolores y yo (seguimos asintomáticos en la actualidad), y con el consentimiento de nuestros servicio de prevención, bien protegidos con guantes, bata estéril desechable y mascarilla quirúrgica seguimos atendiendo a  nuestros pacientes, para no dejar desasistidos a la población, protegidos con los medios de los que disponemos, mejor o peor, nos miramos a la cara, compartimos nuestro miedo y trabajamos por nuestros pacientes.
 
Me emociono, veo relatos de compañeros del hospital, centros de salud, enfermeros y médicos, que me los envían, no por ser vocal de un colegio profesional y mostrar una queja, sino como amigos, excelentes profesionales, que van comentado la falta de material para atender a los pacientes, que con  síntomas, (algunos se les ha podido hacer el test y han confirmado su positividad), parece que comentando entre nosotros los miedos, nuestras preocupaciones se hacen mas pequeñas. Rezo porque les sea leve porque me encantaría volver a trabajar con ellos, por su calidad, médicos y enfermeros, un equipo indispensable y complementario para la atención del paciente.
 
A las 22 horas he escuchado aplausos en la puerta del centro de salud, la gente nos decía “gracias” y sin poder contener mi emoción lloro, aplaudo por los equipos que hoy estamos de guardia, los enfermos, mis compañeros, familias y pacientes para que todos tengamos la responsabilidad de contener esta infección y en unos meses todos podamos celebrarlo. Un fuerte abrazo a todos.