Jueves, 24 Octubre 2019

Dr. Juan Martínez: "A quién importa el Zika"

Dr. Juan Martínez: "A quién importa el Zika"

Artículo "ABC"

"El virus Zika importa y mucho a nivel mundial", según defiende, en este artículo publicado en el Diario ABC, el Dr. Juan Martínez, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y director de la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (OMC), Como expone este experto, la inocuidad aparente de la enfermedad en el adulto, que solo tiene síntomas leves en uno de cada cinco infectados, "es terriblemente engañosa", sin pasar por alto la discapacidad intelectual y neurológica grave de aquellos niños que nacen ya infectados por este virus. Son razones, como subraya el Dr. Martínez, "para estar preocupados"

Madrid 18/04/2016 medicosypacientes.com

Dr. Juan Martínez.

Después del resacón del ébola, quien diga que la OMS no ha tenido valor a la hora de señalar al virus Zika como emergencia sanitaria internacional, se equivoca de plano. Tras los muchos despropósitos frente a una de las amenazas más letales de la Historia, cualquier indicación frente a este nuevo o no tan nuevo virus emergente podría ser tenida, poco más o menos, como en aquel cuento de El Conde Lucanor, la deliciosa parábola con la que el Infante Don Juan Manuel nos enseñó, hace muchos siglos, que hagamos lo que hagamos seremos siempre criticados por quien se acerca al problema de un modo superficial. En el cuento, un padre y un hijo se alternan a lomos de un burro, de modo que si iban uno, el otro o ambos, malo; si el burro iba sin jinete, peor…
 
El virus Zika importa y mucho a nivel mundial, porque la salud de los niños es lo primero, sin ninguna duda, y este virus tiene capacidad probada, a pesar de las lagunas de conocimiento, para atacar a las neuronas de la corteza cerebral embrionaria y fetal en desarrollo. Más allá de la microcefalia, que es un parámetro estadístico y que solo se ve tardíamente, el problema es que ya mucho antes se está produciendo apoptosis (muerte celular programada) en estructuras esenciales del cerebro, por lo que si ese feto progresa, el futuro niño tendrá una discapacidad intelectual y neurológica graves. Respecto a cuántas mujeres embarazadas e infectadas por el Zika se desarrolla a su vez malformaciones detectadas por ecografía, según un estudio, podría llegar al 29%.
 
La Humanidad debería estar preocupada porque en la mayoría de los países latinoamericanos al final habrá millones de casos de infección de virus Zika, para el cual no hay vacunas ni tratamiento, y miles o decenas de miles de mujeres gestantes cuyos embriones y fetos serán también afectados y finalmente víctimas a largo plazo. La inocuidad aparente de la enfermedad en el adulto, que solo tiene síntomas leves en uno de cada cinco infectados, es terriblemente engañosa.
 
Nos hemos acostumbrado de manera peligrosa a mirar para otro lado mientras las aguas no lleguen a nuestra orilla. Pero, incluso, desde esa óptica simplona y farisea, resulta que también estamos equivocados. Tenemos el vector (el mosquito) en nuestra costa mediterránea española y en media Europa (Francia, Italia o los Países Bajos); recibimos miles de viajeras en edad fértil de la región por causa laboral, familiar o turística. Añádasele que los varones pueden infectar a sus parejas por vía sexual durante semanas o meses, sin que tengamos claro el límite temporal, y por último, téngase en cuenta que en todos los países donde el Zika ha llegado, se observa un crecimiento de los casos de Síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad potencialmente mortal. Así que, díganme si no es para estar preocupados.