Sábado, 29 Enero 2022

Dr. Esteban Sanmartín: "Atención Primaria en la UCI"

Dr. Esteban Sanmartín: "Atención Primaria en la UCI"

Blog AP25

El Dr. Esteban Sanmartín Sánchez, vocal de Atención Primaria Rural en el Colegio de Médicos de Huesca, analiza, en este artículo de opinión publicado en el Blog AP25, la Atención Primaria en la UCI

Madrid 29/11/2021 medicosypacientes.com
A mediados de los años 80 comenzó la reforma de la Atención Primaria (A.P.), en 1984 se publica el Real Decreto 137/1984, de 11 de enero, sobre estructuras básicas de salud. Hasta entonces los médicos Titulares en el medio rural estábamos disponibles las 24 horas del día 365 días al año menos el mes de vacaciones. A partir de ese momento se empieza a trabajar en Centros de Salud.
 
Este cambio no hubiera sido posible sin dos factores importantes, un buen plan de recursos humanos que llevó al aumento de plantillas en Atención Primaria, la construcción de infraestructuras que cambiaron los consultorios locales por centros de salud y un Real Decreto-Ley 3/87 de 11 de septiembre sobre retribuciones del personal.
 
Desde entonces hasta de ahora la inversión en personal ha ido en detrimento de la A.P. contratándose mas personal sanitario y destinándose mas recursos al nivel hospitalario, nos encontramos en un sistema Hospitalocentrista.
 
Muchas son las causas que han llevado al deterioro en el que se encuentra la A.P. el envejecimiento de la población, la cronicidad, y quizás, como apunta Juan Simó en un editorial de la revista Clin. Med. Fam., la primera sea que las cabezas pensantes que tienen que decidir sobre presupuestos y recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud no pertenecen a este, pertenecen a subsistemas sanitarios financiados con dinero público y sin A.P. todo esto y la actual pandemia han dejado la A.P. tocada de muerte, en la U.C.I.
 
Los últimos datos disponibles de recursos humanos en España nos dicen:
 
España cuenta con 188.166 profesionales de la medicina en ejercicio, tanto en el sector público como en el privado, con una tasa de 4,0 por cada 1.000 habitantes.
 
La red asistencial del Sistema Nacional de Salud (SNS) cuenta con un total de 155.528 profesionales de medicina. La atención primaria cuenta con 41.709 profesionales de medicina. Los hospitales emplean a un mayor número de profesionales: 84.984. En los Servicios de Urgencias y Emergencias 112/061 trabajaban 3.258 profesionales de medicina en centro coordinador y ambulancias.
 
En el SNS, la densidad de profesionales de la medicina por cada 1.000 habitantes se mantiene en cifras de 0,78 en Equipos de Atención Primaria, de 1,8 en hospitales y de 0,1 en los Servicios de Urgencias y Emergencias 112/061.
 
Además de médicos y enfermeras, en el SNS trabajan otros 317.578 profesionales, lo que supone una tasa de 6,8 por cada 1.000 habitantes, de los cuales, el 85% se ubican en los hospitales.
 
En    el    curso    2018-2019    se    graduaron    en    medicina    6.574 profesionales, manteniéndose la tasa de 0,14 graduados por cada 1.000 habitantes. De ellos, el 65,5% son mujeres.
 
España tenía en 2009, según los datos de Eurostat, 0,73 profesionales de la especialidad de Medicina de Familia por cada 1.000 habitantes y 0,76 en 2017. Se encuentra lejos de los países con ratios, más altas, que en 2017 correspondían a Portugal con 2,63 médicos por 1.000 habitantes, seguido de Irlanda (1,82), Países Bajos (1,61), Austria (1,56) y Francia (1,42). solo por encima de Eslovenia, Polonia, Letonia, Hungría, Grecia y Bulgaria.
 
Lo cierto es que en estos momentos tenemos una A.P. agonizante a la que todo el mundo parece reconocer y que nadie sabe cómo curarla. En el X encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria (octubre de 2021), la principal conclusión fue: “No sirve crear una nueva estructura sanitaria si no hay personal”.
 
En la Comunidad Autónoma Madrileña, el propio Consejero de Sanidad reconoce que la A.P. no mejorará ni a corto ni medio plazo, siendo la principal causa la falta de profesionales.
 
Mientras tanto desde el Ministerio de sanidad se impulsa un Plan de Acción específico sobre Atención Primaria y Comunitaria, sobre las líneas de actuación previas a la Pandemia. En él se piensa en aumentar la capacidad resolutiva de los profesionales de A.P., mas medios, tecnología y digitalización, para evitar derivaciones al hospital. ¿Mas sobrecarga en
 
¿A.P. para evitar sobrecargar la Hospitalaria?
 
Para paliar la falta de personal recomiendan intensificar esfuerzos para lograr una mejor valoración y reconocimiento del colectivo, que lleve a los M.I.R. a optar por Medicina de Familia entre las primeras opciones. Por último, este Grupo de Trabajo ha remarcado la necesidad de impulsar ayudas dirigidas a la investigación e innovación. “Si los sanitarios de Atención Primaria tienen medios para poder investigar, será un incentivo para atraer a nuevos profesionales”, concluye esta fuente, que espera que de estos encuentros salga “una verdadera apuesta” por la “Joya” del SNS.
 
Parece una broma de mal gusto, “la Joya del S.N.S, hacer que los MIR opten como primera opción por Medicina de Familia, aumentar las plantillas de personal sanitario”, cuando se está haciendo todo lo contrario; cuando comenzó a remitir la pandemia en España las CCAA comenzaron a despedir personal.
 
Ahora con el aumento de casos ¿volverán a contratarlos?, ¿querrán los profesionales aceptar de nuevo?
 
En cuanto a los MIR, ¿hacer la Medicina de Familia más atractiva?, la verdad es que cada año se presenta menos al examen, se encuentran mejores condiciones fuera de España. El Ministerio de Sanidad ha publicado el listado  provisional de admitidos para la convocatoria del examen MIR 2022, y resto de pruebas de la Formación Sanitaria Especializada (FSE), que se celebrará el próximo 29 de enero. Según esta primera aproximación, al menos 12.477 aspirantes ya han sido admitidos a la prueba para médicos; un número notablemente inferior al del año anterior y que evidencia la progresiva pérdida progresiva de candidatos desde la convocatoria 2018-2019, en la que se aceptaron inicialmente a 15.475 graduados en Medicina.
 
Y eso que no se convocan todas las plazas posibles, el 15 por ciento del total de las plazas MIR acreditadas en la convocatoria 2021-2022 se han quedado sin convocar. Esto significa que la actual convocatoria podría haber llegado hasta un máximo de plazas convocadas de 9.416 en el caso de que se hubiera convocado el cien por cien de las plazas acreditadas. De haber sido así, se habrían sumado a la oferta anunciada, compuesta por 8.188 plazas, 1.228 plazas MIR más.
 
En España estamos formando especialistas y regalándolos al resto del mundo, para retener a los MIR se habla de obligatoriedad de continuar en el puesto unos años o mejorar las condiciones de trabajo y económicas que hagan mas atractivo el quedarse en España. De nuevo parece de risa, proponen una subida salarial de 500 euros, pero no se acepta el máximo de guardias a 4 al mes.
 
En este contexto nos dejan fuera de la jornada de 32 horas, en algunas CCAA ni siquiera hemos accedido a la de 35 horas, se pide una jubilación a los 72 años y para solucionar en parte el problema de personal se propone el triaje en áreas de admisión por personal no sanitario.
 
Tenemos a las CCAA intentando ofrecer mejores condiciones de trabajo que el resto con el ánimo de paliar la falta de personal atrapando profesionales de otras CCAA, sin una visión de Sistema Nacional de Salud y cortoplacista que llevará mas pronto que tarde la A.P. de la UCI al cementerio.
 
En resumen, mas que la joya de la corona nuestra atención primaria parece la Cenicienta, el número de Médicos de Familia y Comunitaria es claramente inferior a los países de nuestro entorno, la especialidad no parece apetecible para los futuros especialistas, la diferencia de recursos destinados a la A.P. es cada vez menor y la diferencia con los destinados a Hospitalaria cada vez mayor. El aumento de las cargas de trabajo, las pésimas condiciones laborales y el desconocimiento de la
 
A.P. por parte de los que deben de tomar decisiones, unido en estos momentos a la Pandemia de COVID-19, la han llevado a la U.C.I.
 
Hace unos días María José Campillo escribía un artículo que me gustó se titulaba “Sanidad en el 2035, ¿un futuro distópico?”, en él decía:
 
“La Atención Primaria desapareció hace 5 años. Durante años se habló de que iba a ser potenciada pero su abandono fue tal que ningún médico de las nuevas generaciones quiso trabajar en ella. Se alcanzó la ratio de 1 médico para atender a 10.000 pacientes por la falta de aspirantes a las plazas de Medicina de Familia en el primer nivel asistencial y cuando se jubilaron los últimos valientes que hacían frente a esa situación, la Atención Primaria cerró sus puertas para siempre. Poco tiempo antes, ya se habían extinguido los pediatras en los centros de salud. Ningún gobierno hizo nada por evitarlo.”
 
¿Tendrá razón?, ¡o…. sucederá antes!, desde nuestras vocalías presentamos el documento AP 25, un documento vivo, en permanente revisión, pero no parece que nuestros dirigentes nos escuchen. Esperemos que suceda el milagro y se pongan de acuerdo para poder sacarnos de la UCI.
 
¡Hay que ponerle el zapatito de cristal a la cenicienta!
 
Bibliografía:
 
-Juan Simó Miñana REV CLÍN MED FAM 2021; 14 (3): 129-130
 
-Real Decreto.Ley 3/1987, retribuciones del personal SNS
 
-Real Decreto 137/1984 de 11 de Enero sobre estructuras básicas de Salud
 
-Informe de RRHH del SNS de 2019
 
-Plan de Acción Ministeri Sindicatos 4/11/2021
 
-Enrique Cuñat declaraciones 18/11/2021
 
-http://www.sanidad‐ue.es/es/medicos
 
‐X Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, 23/10/2021
 
-María José Campillo, Sanidad 2035, ¿un futuro distópico?