Martes, 20 Agosto 2019

Dr. Alfredo Sánchez Monteseirín: "La inspección de servicios sanitarios: especialistas en tí"

Dr. Alfredo Sánchez Monteseirín: "La inspección de servicios sanitarios: especialistas en tí"

Artículo

El subdirector de Inspección de Servicios Sanitarios de Andalucía, Dr. Sánchez Monteseirín, dedica este artículo a recordar la labor que se lleva a cabo desde las inspecciones sanitarias, destacando el enorme potencial que tiene en la colaboración y asesoramiento a los centros, establecimientos y servicios sanitarios públicos y privados para la evaluación y control de toda actividad, el mejor  control de las condiciones y requisitos necesarios de la protección y prestación sanitaria y el cumplimiento de los criterios de calidad asistencial

Sevilla 21/07/2016 medicosypacientes.com

Dr. Sánchez Monteseirín.

Los Médicos y Médicas de Familia suelen tener que oír con cierta frecuencia en sus consultas aquello de: “¿doctor(a), por qué no me manda usted al especialista?” Muy probablemente el profesional que eso escucha no sea doctor, pero sí es especialista: en muchos casos con 4 años de especialización como residente, tras aprobar la dura prueba selectiva del examen MIR y optar por la especialización en Medicina Familiar y Comunitaria. Especialidad que no lo sería más si la llamásemos “familiología médica”. Y sonaría peor. Pero doctores tiene esa iglesia, como la activísima SEMFYC, entre otras asociaciones, para acabar con esos viejos clichés herederos de aquél otro ya bastante superado: “Señorita (dirigiéndose a la joven médica), yo preferiría que me viera cuanto antes el médico (señalando al también joven enfermero)”.
 
Salvando las distancias, a la Inspección Sanitaria le ha pasado algo parecido. En algunos momentos se ha identificado con clichés que la ubican en exclusiva en la aplicación de sanciones, siendo olvidadas sus aportaciones desde el enorme potencial que tiene en la colaboración y asesoramiento a los centros, establecimientos y servicios sanitarios públicos y privados para la evaluación y control de toda actividad, el mejor  control de las condiciones y requisitos necesarios de la protección y prestación sanitaria y el cumplimiento de los criterios de calidad asistencial.  La Inspección de Servicios Sanitarios aporta una visión transversal, multinivel, que favorece la detección de áreas de mejoras. Porque su actividad está presente  en asistencia primaria y  hospitalaria,  en la asistencia pública, concertada o privada  y además en diferentes programas de salud (Atención Sanitaria, Prestación Farmacéutica, Gestión de Cuidados o Gestión de I.T). Es decir incorpora una visión de conjunto en el análisis de la actividad, en la gestión de los procesos, en la continuidad asistencial, en la comunicación interniveles, en la seguridad clínica, etc.  Porque la estructura cada vez más amplia de los Servicios de Salud (preventiva, primaria, especialidades, hospitales, sociosanitarios…), públicos y privados, y la complejidad que conlleva la organización de los Centros Sanitarios, públicos y privados, precisa esa visión horizontal, multidisciplinar e integradora de las diferentes estrategias y actuaciones del Sistema Sanitario. 
 
Por ejemplo, en 2015, la Inspección de Servicios Sanitarios de Andalucía contó con un presupuesto de casi 10’5 millones de euros, sin contar con el coste del apoyo de las Delegaciones Territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía estimado en 12’5 millones de euros y del personal de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud, valorado en 75 millones de euros. Buena parte de ese gasto viene sufragado por un fondo específico de la Administración General del Estado (51 millones de euros) en compensación por la tarea de gestión de los servicios de asistencia sanitaria vinculados a la Incapacidad Temporal: casi un 6% del tiempo de las consultas de los médicos de Atención Primaria son para la exploración y seguimiento de esta prescripción terapéutica de reposo laboral. De ahí nuestra ´popularidad´ como controladores de las bajas laborales inferiores a un año. 
 
Pero la Inspección de Servicios Sanitarios es mucho más que esa competencia conveniada con el Estado: 
 
Es un instrumento, el más especializado, al servicio de las autoridades sanitarias para la tutela efectiva del derecho a la salud de los ciudadanos. 
 
Es una especialidad de la administración autonómica para llevar a cabo lo que dispone la Ley en cuanto a control de los Centros, Servicios y Establecimientos sanitarios. 
 
Los Inspectores Médicos, Farmacéuticos y Subinspectores son especialistas en la tarea de hacer efectivo el derecho de la ciudadanía a la igualdad, accesibilidad, universalidad, calidad y eficiencia de la atención sanitaria. 
 
El principio de veracidad en nuestras  actuaciones, de legalidad, rigor, independencia entendida como autonomía funcional, visión centrada en el paciente  y mayor capacidad de intervención son elementos identificadores exclusivos  de nuestra condición de agentes de la autoridad sanitaria, lo que complementado con nuestro conocimiento y manejo normativo. facilita el desarrollo de nuestras tareas. 
 
El trabajo en Equipos  multidisciplinares de Médicos, Farmacéuticos y Enfermeras, es un enorme valor añadido, al incorporar diferentes visiones desde capacidades profesionales diferentes pero complementarias.
 
Los Inspectores médicos y médicas, farmacéuticos y farmacéuticas, enfermeras y enfermeros son especialistas en tu derecho a la protección de tu salud, en tu derecho a una asistencia sanitaria pública y privada de calidad, en tu derecho a una adecuada atención social y económica frente a la enfermedad… Somos “especialistas en ti”. Y hemos pensado que deberías saberlo.
 
Alfredo Sánchez Monteseirín.
Subdirector de Inspección de Servicios Sanitarios de Andalucía.