Jueves, 27 Junio 2019

Próximamente, nueva convocatoria

Un total de 180 profesionales médicos prestan sus servicios a las Fuerzas Armadas y civiles como Reservistas Voluntarios en España

El Coronel Juan Carlos Horrillo, jefe del Área de Recursos Humanos de la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa y el Coronel médico Ángel Lorenzo Muñoz, vocal asesor de la subsecretaría del Ministerio de Defensa, participaron en la última Asamblea de Médicos de Hospitales del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), para informar sobre el papel de los Reservistas Voluntarios, médicos de cualquier especialidad que prestan sus servicios de forma temporal en las misiones de las Fuerzas Armadas en situaciones de necesidad

Madrid 12/06/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
Son profesionales que están disponibles para cuando son requeridos en las misiones de las Fuerzas Armadas
España cuenta con un cupo de 180 médicos Reservistas Voluntarios del Ejército, se trata de profesionales que están disponibles para cuando son requeridos en las misiones de las Fuerzas Armadas en situaciones extraordinarias o de urgencia. Próximamente el Ministerio de Defensa publicará una nueva convocatoria con 20 plazas disponibles para adjudicar a los médicos que estén interesados.
 
“Siempre que tenemos una necesidad encontramos siempre muchos voluntarios disponibles con carácter inmediato en misiones en el exterior o en el propio territorio nacional”, asegura para “MedicosyPacientes”, el Coronel Juan Carlos Horrillo, jefe del Área de Recursos Humanos de la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa, quien agradeció la oportunidad de participar en la Asamblea de Hospitales para informales a los vocales de la labor que realizan los reservistas.
 
Durante el encuentro, informaron sobre los distintos procesos de acceso a las Fuerzas Armadas tanto como personal permanente funcionario público, o como la posibilidad de prestar servicios de carácter temporal y voluntaria que como Reservista Voluntario.
 
“Los reservistas voluntarios en el ámbito de la Medicina están dando un resultado extraordinario y demuestran tener un gran compromiso y voluntariedad. Aunque no tienen ninguna obligación más allá de activarse una vez cada tres años, siempre están dispuestos a colaborar”, explica el Coronel Juan Carlos Horrillo.
 
El papel de los Reservistas Voluntarios es, tal y como indicó el Coronel, prestar servicio en el ámbito de la Medicina en aquellas funciones en las que “nosotros no tenemos personal con carácter continuado o en aquellas circunstancias que por razones de carácter personal o psicofísico un médico no pueda prestar servicio en ese momento”. 
 
Por ejemplo, si en las navegaciones de un buque el médico oficial falla un barco no puede salir sin ningún profesional y necesitan a un voluntario con urgencia.  “En poco tiempo se oferta a los Reservistas Voluntarios y se pregunta quien estaría disponible para una navegación de 15 días o para una navegación de mes y medio en cualquier océano”, matiza. 
 
Algo para lo que “nunca tenemos problemas para encontrar a profesionales que estén dispuestos a venir”, indica.
 
También, son necesarios en unidades en territorio nacional donde las plantillas de médicos son escasas como en periodos vacacionales o cuando los profesionales que están en la unidad tienen una enfermedad “entonces nos quedamos sin médicos”.
 
En cuanto a los requisitos para ser Reservista Voluntario asegura “pedimos que todos los médicos que se presentan a reservistas sean especialistas”. Hay plazas específicas para especialidades muy concretas y necesarias como puede ser Cirugía, Traumatología o Intensivos y luego existe una parcela destinada a la Medicina Familiar y Comunitaria “ellos están más implicados en situaciones de emergencia”. 
 
“Siempre lanzamos un cupo de médicos de cualquier especialidad porque nos interesa tener un abanico amplio por si tenemos necesidades de cualquier especialidad en cualquier momento” señala el Coronel.
 
Los médicos Reservistas Voluntarios adquieren formación militar durante 15 días
 
Una vez presentan la solicitud y se hace el proceso de selección, los seleccionados para Reservistas Voluntarios “pasan por un periodo básico de formación militar de 15 días para que conozcan de forma general el funcionamiento de las Fuerzas Armadas”.
 
Posteriormente, hay un periodo de una semana donde ya específicamente los profesionales se forman en su función concreta relativa a su especialidad. “Un cirujano acude al servicio de cirugía en el Hospital Gómez Ulla para ver cómo trabaja en la práctica”, explica el Coronel Juan Carlos Horrillo.
 
Después, son incorporados en función de sus inquietudes y necesidades con carácter anual. “Llamamos a todo el mundo a lo largo de todo el año para que estén previstas las incorporaciones. Los profesionales se apuntan cuando y donde quieren. A lo largo del año cuando surgen circunstancias extraordinarias y urgentes también hacemos un aviso”, explica el Coronel quien añade que “mantenemos una relación y contacto constante con los 180 reservistas voluntarios médicos que tenemos. Muchas veces ellos por vacaciones se ofertan y les informamos sobre nuestras necesidades en ese momento”.
 
Finalmente, reitera su gratitud de tener la posibilidad de asistir a encuentros como éste “porque el desconocimiento de la Sanidad Militar es absoluto” y añade que cuando acuden a actos “se sorprenden de la cantidad de misiones en el exterior en las que estamos comprometidos las Fuerzas Armadas y en las que existe un apoyo militar y sanitario también a la población civil”. Pero para él “que alguien no militar preste sus servicios proyectos en el exterior es algo totalmente desconocido”.
 
El vicepresidente primero del CGCOM, Reservista Voluntario
 
El Dr. Tomás Cobo, vicepresidente primero del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) y especialista en Anestesiología, pertenece desde hace 16 años al cuerpo de Reservista Voluntario de las Fuerzas Armadas Españolas.
 
Tras superar las pruebas de acceso en Academia de Sanidad Militar, de la tercera promoción de este cuerpo establecido en España en 2001, es oficial médico.
En 2018 recibió la Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco de manos del Subsecretario del Ministerio de Defensa, Arturo Romaní, por su trabajo y “afecto” hacia las Fuerzas Armadas como Reservista Voluntario y su “buen hacer” por la Sanidad Militar.
 
En muchas ocasiones, ha mostrado el orgullo de pertenecer a este cuerpo de profesionales que “temporalmente, comparten con entusiasmo con las Fuerzas Armadas su capacidad, conocimiento y habilidades”.