Domingo, 16 Diciembre 2018

Colabora la Asociación Médica Transpirenaica

Servicios de Salud de España y Francia se reúnen en Jaca para mejorar la atención sanitaria de emergencia en los Pirineos

Miembros de la Asociación Médica Transpirenaica (AMT), constituida por colegios de médicos de ambos lados de los Pirineos, se reunieron en Jaca con los socios del proyecto “Cuando las emergencias médicas borran las fronteras”, integrado por los servicios de salud de todos los territorios pirenaicos

Zaragoza 30/11/2018 medicosypacientes.com
Reunión de la Asociación Médica Transpirenaica.

“Cuando las emergencias médicas borran las fronteras” es una iniciativa de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) que fue seleccionada como proyecto piloto por la Asociación Europea de Regiones Fronterizas (AEBR, por sus siglas en inglés) en el marco de la convocatoria B-solutions de la Comisión Europea. Su objetivo es lograr acuerdos de colaboración entre el estado francés, las comunidades autónomas españolas y el Principado de Andorra para permitir la firma de una convención que termine con los problemas administrativos y facilite la intervención sanitaria transfronteriza. 

Concretamente, el Hospital Transfronterizo de la Cerdanya, Emergentziak Osakidetza de Euskadi, el Servicio de Protección Civil Navarra, Urgencias y Emergencias Sanitarias 061 de Aragón; además de la propia CTP y la AMT, se reúnen esta mañana para trabajar en el desarrollo de este proyecto innovador, el primero de estas características en el Pirineo.

Antes del encuentro, la presidenta de la Asociación Médica Transpirenaica y del Colegio de Médicos de Zaragoza, Dra. Concha Ferrer, atendió a los medios de comunicación. En su intervención, explicó que la participación en este tipo de proyectos es importante para la AMT ya que “supone un intercambio de conocimiento sobre la experiencia de la profesión médica a ambos lados de la frontera para poner en contexto qué necesidades existen y cómo resolverlas y así establecer vías de mejoras en los sistemas sanitarios”. 

Más de 1 de cada 3 ciudadanos europeos vive en una zona transfronteriza. En los Pirineos, son alrededor de 15 millones de personas las que viven en el territorio transfronterizo. 

Actualmente, un profesional sanitario de España, Francia o Andorra no está autorizado a intervenir fuera del territorio en el que obtuvo su título sin la validación de un diploma por parte del Colegio de Médicos y Enfermeras del país vecino, lo que complica la atención sanitaria en una región montañosa en la que la orografía y el clima dificultan los desplazamientos. La cooperación entre servicios de salud, asociaciones y autoridades puede transformar este problema en la oportunidad de mejorar la calidad de vida de estos 15 millones de ciudadanos pirenaicos.