Domingo, 24 Marzo 2019

Se triplica en los últimos 5 años el número de test-VIH realizados en España

22/01/2009

Según datos del Plan Nacional sobre Sida España continúa estancada en cuanto al número de diagnósticos tardíos debido a que se ha producido un descenso de la percepción de riesgo y una relajación en el uso de medidas de protección a la hora de mantener relaciones sexuales

Madrid, 21 de enero 2009 (medicosypacientes.com)

El número de pruebas de detección del VIH realizadas en España prácticamente se ha triplicado en los últimos cinco años ya que, según los últimos datos recopilados por el Plan Nacional sobre Sida, en 2007 se contabilizaron un total de 1.019.515 test frente a los 392.054 realizados en 2002.

Según destacaron diversos expertos durante la conferencia 'VIH en España 2009: Juntos para un diagnóstico precoz', celebrada ayer en Madrid, la realización de esta prueba resulta fundamental para mejorar el diagnóstico precoz del sida y el acceso al tratamiento de los nuevos infectados --de los que en torno a un 30 por ciento no saben que lo están--. Además, también se frenaría la tasa de nuevos contagios, explicó el director general de Salud Pública y Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad y Consumo, Ildefonso Hernández, que "es 3,5 veces mayor entre los que desconocen su estado serológico".

Sin embargo, y a pesar de este aumento en el número de test realizados, "España continúa estancada en cuanto al número de diagnósticos tardíos", advirtió la secretaria del Plan Nacional sobre Sida, Mercedes Díez, debido a que se ha producido un descenso de la percepción de riesgo y una relajación en el uso de medidas de protección a la hora de mantener relaciones sexuales.

De hecho, el 37 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH en España tenían una carga viral indetectable de entre 200 y 350 CD4 a los que ya se les debería estar aplicando este tratamiento, aseguró esta experta.

Normalmente, las mujeres tienen menos retraso en el diagnóstico que los hombres, sobre todo por la realización de la prueba durante el embarazo, mientras que en el colectivo de mujeres que se dedican a la prostitución sí que existe una mayor concienciación que hace que la detección precoz sea más frecuente dentro de un porcentaje de infectadas ya de por sí muy bajo -sólo un 1 por ciento del total-.

Asimismo, el diagnóstico tardío es más frecuente entre la población heterosexual y se da cuatro veces más que en la población homosexual, un colectivo donde la concienciación y la percepción del riesgo ha ido creciendo en los últimos años. De hecho, según el director del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre Infecciones de Transmisión Sexual y Sida de Cataluña (CEEISCAT), Jordi Casabona, el 86 por ciento de los homosexuales se han hecho la prueba del test del VIH alguna vez en su vida.

Normalizar el test rápido

Por todo ello, Casabona insistió en la necesidad de que el test del VIH se normalice socialmente y pierda el "excepcionalismo" que hasta ahora tenía, remarcando que la prueba de lectura rápida resulta "igual de efectiva" a la hora de obtener un nuevo diagnóstico aunque éste deba luego confirmarse en un análisis dentro del sistema sanitario.

Diversos estudios han confirmado que el diagnóstico masivo y generalizado del VIH con independencia de la situación clínica de cada ciudadano conseguiría reducir en un 70 por ciento la incidencia del sida, afirmó este experto. Por ello, en función de estos datos, Casabona aboga por aumentar la detección en Atención Primaria, ya que el 30 por ciento de los nuevos diagnósticos ya habían acudido a consulta por marcadores clínicos que podrían hacer sospechar de una infección.

En este sentido, Mercedes Díez también apostó por estas medidas de detección insistiendo sobre todo en mejorar el acceso al test rápido a través de las farmacias y "fomentar la realización de esta prueba en todo aquel paciente que desconozca la situación VIH de la persona con la que haya mantenido relaciones sexuales".

Más información:

Añadir nuevo comentario