Jueves, 27 Junio 2019

El virus traspasa fronteras

Se confirma una muerte y dos nuevos casos de ébola en Uganda

Hasta el momento, un niño de 5 años ha muerto por ébola en Uganda, y otros dos familiares, en concreto su abuela y su hermano de tres años, están contagiados, según informó ayer el Ministerio de Salud de dicho país que alertó del riesgo procedente de la República Democrática del Congo 

Madrid 12/06/2019 medicosypacientes.com/E.P.
Uganda ha registrado tres casos del virus de Ébola.
El Ministerio de Salud ugandés precisó que las muestras pertenecientes a la abuela del niño fallecido y a un hermano de 3 años, enviadas al Instituto de Investigación de Virus de Uganda (UVRI) habían dado positivo a ébola después de haber presentado síntomas consistentes con el virus.
 
Los dos pacientes se encuentran en aislamiento en la unidad de tratamiento contra el ébola en el hospital de Bwera, en el distrito de Kasese. Además, ocho contactos de la víctima están siendo sometidos a seguimiento por si presentan síntomas del virus.
 
Según informó posteriormente la delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Uganda, al término de una reunión entre representantes sanitarios de los dos países celebrada en Kasese, se ha decidido que "los pacientes con ébola actualmente en Uganda sean repatriados de vuelta a RDC, donde pueden recibir atención terapéutica que no está disponible" del lado ugandés de la frontera.
 
Su traslado, ha añadido la OMS en Twitter, "está sujeto a que los pacientes accedan a regresar". Según indicó, la delegación congoleña, que ha llevado 400 dosis de vacuna, se llevará de vuelta a seis personas en la ambulancia debidamente preparada que ha llevado consigo.
 
El niño y su familia llegaron a Uganda el 9 de junio "a través del puesto fronterizo de Bwera y buscaron atención médica en el hospital de Kagando, donde los trabajadores sanitarios identificaron el ébola como posible causa de la enfermedad", según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) el martes. El menor quedó internado en la Unidad de Tratamiento de Ébola de Bwera.
 
En previsión de una posible expansión del brote de ébola en RDC a Uganda, las autoridades habían vacunado a cerca de 4.700 trabajadores sanitarios en 165 instalaciones, incluida en la que quedó hospitalizado el niño.
 
Por su parte, el Ministerio de Sanidad de RDC explicó que el niño y doce miembros de su familia llegaron a un centro de atención en Kasindi. "Mientras esperaban a su traslado al centro de tratamiento de ébola en Beni, seis personas abandonaron el centro de aislamiento en Kasindi y atravesaron la frontera para ir a Uganda", detalló.
 
"Las autoridades sanitarias congoleñas informaron directamente a sus colegas ugandeses, que hallaron a la familia en el hospital de Kagando y les trasladaron inmediatamente a la unidad de tratamiento de ébola en Bwera", precisó.
 
 
Vacunación
 
El representante de la OMS en Uganda, Yonas Tegegn Woldemariam, participó en una reunión en Kasese junto a la ministra de Salud ugandesa y otros responsables sanitarios. En ella, informó de que la OMS enviará 3.500 dosis de vacuna contra el ébola y que la vacunación comenzará este mismo viernes.
 
En este sentido, el Ministerio de Salud ugandés aclaró que ya hay equipos evaluando la situación en la zona y que se procederá a una "campaña de vacunación en anillo de los contactos del caso" así como al personal sanitario y otros trabajadores de primera línea que aún no hayan recibido la vacuna.
 
Asimismo, y a la vista de la reticencia mostrada por la población local en el vecino RDC a los esfuerzos frente al ébola, el Ministerio ha tratado de calmar a la población, asegurando que "la vacuna es muy segura y efectiva" y recomendando que tanto los contactos como el personal en primera línea en la respuesta deberían "aceptar voluntariamente vacunarse y vacunar a su familia como medida de protección".
 
El brote de ébola que comenzó el pasado 1 de agosto en el este de RDC, afecta a las provincias de Kivu Norte e Ituri. Hasta el momento, según el Ministerio de Salud congoleño, se han contabilizado 2.071 casos --1.977 de ellos confirmados-- y se han registrado 1.396 muertos.
 
Por su parte, Save the Children ha apelado la intensificar los esfuerzos para controlar el brote. "Estamos en un momento crítico y debemos intensificar los esfuerzos para asegurar que este caso no se convierta en uno de muchos", subrayó el director de la organización en Uganda, Brechtje van Lith. "El brote de ébola ya está devastando comunidades en el este de RDC: se necesitan medidas y fondos en este momento para evitar que se propague más en la región", añadió.
 
Además, esta ONG ha llamado la atención instalaciones de detección del ébola en los asentamientos de refugiados y las comunidades de acogida están en una situación crítica y necesitan una actualización urgente. Uganda acoge a unos 300.000 refugiados congoleños en su territorio.
 
"La noticia de un caso de ébola en Uganda confirma nuestro mayor temor: que el virus mortal se haya propagado a través de las fronteras", destacó el coordinador para el ébola de World Vision en RDC, Augustou Gomis, subrayando que "el segundo brote más grande en la historia no muestra signos de desaceleración".
 
"Millones de niños y sus familias se enfrentan a una amenaza inminente. La comunidad internacional debe intensificar su respuesta antes de que sea demasiado tarde", indicó en un reciente comunicado.