Miércoles, 21 Agosto 2019

20 años Programa Atención Integral Médico Enfermo

Responsables del PAIME solicitan más implicación de las Administraciones Públicas en la prevención del médico enfermo

Responsables del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) solicitaron a las Administraciones Públicas “más implicación” para trabajar en la prevención de los profesionales sanitarios que padecen trastornos mentales y/o conductas adictivas. Así lo pusieron de manifiesto en un simposio durante el III Congreso Mundial de la World Association on Dual Disorders (WADD) y el VI Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), celebrado en Madrid

Madrid 20/06/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
De izda. a dcha.: Doctores: Mar Sánchez, Xulian Mozo, Dolores Braquehais, Serafín Romero y Eugeni Bruguera
El Dr. Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial y su Fundación para la Protección Social (FPSOMC), intervino este simposio bajo el nombre la “Patología Dual en Profesionales Sanitarios: 20 años de PAIME” y moderado por el Dr. Eugeni Bruguera, psiquiatra del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) y del Hospital Universitari Vall d'Hebron. Barcelona, España.
 
En el mismo participaron, también, la Dra. Mar Sánchez, miembro de la Comisión Nacional del PAIME y responsable de este programa en Castilla La Mancha; la Dra. Dolores Braquehais, clínica del PAIME, responsable de la Unidad de Hospitalización de la Clínica Galatea y profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona; y el Dr. Xulian Mozo, psiquiatra y coordinador de la Sala de Internamiento en la Clínica Galatea. Asimismo, asistieron al simposio la vicesecretaria general de la FPSOMC, la Dra. Mª Rosa Arroyo; y la directora técnica de la FPSOMC, Nina Mielgo.
 
Inició el turno de intervenciones el Dr. Serafín Romero, quien aludió a la esencia del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) que nació hace 20 años para atender y recuperar a médicos que padecen trastornos mentales y/o conductas adictivas. Un programa, según dijo, “único en España en nuestro entorno profesional y referente en otras profesiones”.
 
Este programa, aunque, surgió por iniciativa del Colegio de Médicos de Barcelona, actualmente, está implantado en todas las comunidades autónomas, “en el ámbito de los Colegios de Médicos y bajo el paraguas Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC)”, puntualizó.
 
Es un Programa colegial, de médicos para médicos, y que nace, según explicó el Dr. Romero, “para el cumplimiento de los deberes deontológicos”, y como muestra de “nuestra responsabilidad social”. “El PAIME nace desde la profesión médica, que asume la responsabilidad emanada de nuestro propio Código de Ética y Deontología”, indicó.
 
Dr. Romero: "Las Administraciones Públicas deben garantizar a los profesionales de la Sanidad el acceso a estos servicios, asegurando la confidencialidad"
 
El fin último de este Programa es garantizar a los ciudadanos que sus profesionales médicos les atienden en las mejores condiciones posibles y lograr que el médico pueda volver a su actividad profesional una vez recuperado. “El objetivo final es garantizar la buena praxis, garantizando el mejor estado de salud del médico”, afirmó el presidente quien señaló que “los últimos datos hablan de que 4.294 médicos han sido atendidos en este programa a lo largo de sus 20 años de existencia”. 
 
La integridad del PAIME no es solo un programa asistencial, sino que se sustenta en la prevención, la promoción y en la rehabilitación y reincorporación, “si es posible del profesional a su puesto de trabajo”. Para ello, cuenta con características imprescindibles como la confidencialidad, la especificidad y el anonimato de sus intervenciones. 
 
Para el Dr. Romero las Administraciones Públicas “deben garantizar a los profesionales de la Sanidad el acceso a estos servicios, asegurando la confidencialidad”. Además, deben tener, en su opinión, “un compromiso directo y una complicidad no solo en lo que respecta a la financiación sino en la creación de Comisiones de Seguimiento de Casos PAIME formados por Gabinetes de Salud Laboral, Incapacidad Temporal y los técnicos del PAIME con el objetivo de facilitar la reincorporación al puesto de trabajo”.
 
Como retos futuros aseguró que el PAIME tiene que seguir “afianzando sus acciones de promoción y protección de la salud del médico, así como la investigación. “Etapas como el grado y la formación MIR, la prejubilación, las características de algunas especialidades y la perspectiva de género, deben ser áreas especiales de atención e investigación”, concluyó.
 
La Dr. Mar Sánchez centró su intervención en la premisa de que “el PAIME somos todos”. “No solo los médicos enfermos, todos tenemos una responsabilidad con este programa, los médicos, los Colegios profesionales, las Administraciones Públicas y los ciudadanos”, señaló.
 
Para la experta, el Código de Ética y Deontología refleja muy bien los dos objetivos principales del PAIME: “Asegurar a los ciudadanos que sus profesionales están capacitados para ejercer su profesión con las necesarias salvedades y ayudar a los profesionales sanitarios a conseguirlo mediante programas de atención a la salud, específicos y bajo condiciones de estricta confidencialidad”, subrayó.
 
En este sentido, desglosó los datos de prevalencia de trastornos mentales y adictivos en población general y en médicos. Concretamente, explicó que el 28% de los médicos padece trastorno mental, el 10 % depresión, 15 de cada100.000 suicidios y un 15% abuso de drogas. “Contar con un programa especifico para la salud de estos profesionales da muy buenos resultados”, señaló.
 
La Dra. Mar Sánchez, en la misma línea que el Dr. Romero, estableció que las Administraciones Públicas deben facilitar la integración del médico enfermo adecuando su puesto de trabajo una vez recuperado y luchando contra la estigmatización a veces de los propios compañeros. “El PAIME somos todos, pero con un corporativismo activo de ayuda y no con un corporativismo pasivo de silencio”, puso en relieve. 
 
La Dra. Dolores Braquehais hizo hincapié sobre el perfil de los médicos PAIME siendo las especialidades de Anestesiología y Medicina General las más prevalentes, dentro de las mismas el consumo de opiáceos es más frecuente en Anestesistas. 
 
Además, en cuanto a diferencias de género especificó que la derivación voluntaria es más frecuente en mujeres, así como los trastornos adaptativos, unipolares y afectivos bipolares siendo la edad media de ingreso en el Programa los 53 años. Por el contrario, en hombres son más frecuentes las adicciones al alcohol y la edad media se sitúa en los 52 años.
 
Finalmente, los doctores Xulian Mozo y Eugeni Bruguera coincidieron en que el reto del PAIME es trabajar la prevención del médico enfermo algo que requiere de implicación por parte de las Administraciones Públicas.