Sábado, 8 Agosto 2020

Cooperación Internacional

Regresa con éxito la misión sanitaria en Mauritania para hacer frente a la Covid-19 coordinada por FCOMCI y el Gobierno de España

Ha regresado con éxito la misión sanitaria en la que ha participado la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC (FCOMCI) formada por cinco profesionales españoles, tres de medicina y dos de enfermería, que el pasado 30 de junio viajaron a la capital, Nuakchot, para hacer frente a la Covid-19 en sus hospitales aportando su experiencia y conocimientos

Madrid 08/07/2020 medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres
Integrantes de la misión humanitaria en Mauritania

Esta iniciativa, coordinada por la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI) junto al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID); el Ministerio de Sanidad, a través de su Fundación Estatal de Salud, Infancia y Bienestar Social (FCSAI) ha cumplido su objetivo de trasladar las buenas prácticas y formar, in situ trabajando, a los profesionales sanitarios del sistema mauritano de salud, para que estén capacitados y puedan hacer frente a la Covid-19, según asegura el vicepresidente de FCOMCI y del CGCOM, Dr. Tomás Cobo.

El Dr. Cobo, también cooperante, muestra su satisfacción ante el éxito de esta misión organizada y coordinada en tiempo récord por una Fundación que ha vuelto a desempeñar un papel fundamental como vehículo de solidaridad de la profesión médica con aquellos países, profesionales y pacientes que no disponen de los mismos recursos que aquí. “La FCOMCI demuestra con este tipo de acciones que representa los valores de solidaridad y generosidad propios de la profesión médica.  Desde la corporación trabajamos a través del Registro de Médicos Cooperantes y Voluntarios y de una amplia red de colaboración con colegios y sociedades científicas para impulsar iniciativas y proyectos siempre con garantías para todos los profesionales implicados, Mauritania ha sido un claro exponente.” - subraya.

El Dr. David Pestaña, Jefe de Servicio de Anestesia y Cuidados Críticos del Hospital Universitario Ramón y Cajal y jefe de misión explica para “Médicos y Pacientes” que “gracias a la colaboración de las administraciones mauritanas, la Embajada Española, la AECID y la Organización Mundial de la Salud, que realizaron una gran labor organizativa y explicativa, pudimos llevar a cabo un análisis global de la situación en los hospitales de la capital del país”.

“Allí nos encontramos con un país que tiene muchas carencias en el ámbito sanitario, con grandes diferencias entre hospitales y con falta de personal, un ejemplo claro es en todo el país tan solo hay 19 anestesistas.” – añade.

“Finalmente pudimos llevar a cabo nuestra misión y antes de regresar hicimos un reporte a la directora general de hospitales y a directivos de la Organización Mundial de la Salud basado en cinco grandes puntos: Transporte hospitalario y situación de las ambulancias; la situación de la urgencia ante la llegada de los pacientes, el triaje y organización de la misma; los criterios de ingreso, diagnóstico, alta y tratamientos; cuidados intermedios, y por último la parte de cuidados intensivos de la cual carecen y que será el siguiente punto en trabajar con las administraciones locales.” – señala.

Junto al doctor Pestaña viajaron también la Dra. Esther Barbero, especialista de Área del Servicio de Neumología del Hospital Univ. Ramón y Cajal; el Dr. José Luis Casado, médico Adjunto del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Univ. Ramón y Cajal; Laura Andújar, enfermera del Servicio de Emergencias del Hospital Univ. 12 de Octubre; y Manuel Pardo, enfermero de la Gerencia de Urgencias y Emergencias 061 de la Región de Murcia,

Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC

La Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC desempeña su labor en el ámbito de la sanidad y protección de la salud, la cooperación para el desarrollo, la promoción del voluntariado y la acción social; facilitando así la cooperación en el ámbito médico-sanitario, con especial énfasis en los ámbitos de formación, transferencia de conocimientos, intercambio de profesionales médicos y asesoramiento técnico con los colegios o agrupaciones profesionales de los países en desarrollo, con el propósito de mejorar las condiciones de vida de su población.

La Fundación está dirigida a la comunidad médica, las organizaciones de desarrollo con programas de cooperación médico-sanitaria y la sociedad general e, indirectamente, a las poblaciones beneficiarias de la intervención de nuestros profesionales médicos en terreno.