Domingo, 19 Mayo 2019

Colegiación obligatoria en Andalucía

Presidente del CACM: "Ahora habrá un control más serio y eficaz de los profesionales sanitarios"

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ha valorado positivamente la sentencia del Tribunal Constitucional que ha estimado el recurso de inconstitucionalidad contra la libre colegiación en Andalucía. Su presidente, el doctor Francisco J. Martínez Amo, ha expresado su satisfacción, convencido de que "ahora habrá un control más serio y eficaz de los profesionales sanitarios"

22/01/2013 medicosypacientes.com

 

Almería, 23 de enero 2013 (medicosypacientes.com)

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) valora positivamente la sentencia del Tribunal Constitucional que ha estimado el recurso de inconstitucionalidad promovido por el Gobierno de la Nación contra un precepto del artículo 30.2 de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2002 que establecía que no será exigible el requisito de colegiación al personal funcionario, estatutario o laboral de las administraciones públicas de Andalucía para el ejercicio de sus funciones.

El presidente de la corporación colegial, Francisco José Martínez Amo, asegura que ahora habrá un control más serio y eficaz de los profesionales sanitarios, evitándose así casos de falsos médicos.

Igualmente, señala que la colegiación obligatoria supondrá un registro serio y completo que permitirá el correcto control deontológico del ejercicio de la profesión.

Finalmente el presidente del CACM ha querido destacar que los médicos andaluces son conscientes del beneficio de la colegiación, muestra de ello es que desde el 2002 la colegiación ha ido aumentando paulatinamente. Y que los Colegios son corporaciones de derecho público que además de velar por el correcto ejercicio profesional, ofrecen una amplia cartera de servicios que abarca, entre otros, el Programa de Atención al Médico Enfermo, la Fundación Patronato de Huérfanos, el Instituto de Formación o el observatorio de agresiones. Todo ello desde la profesionalidad, independencia y dignidad del médico. "Por el bien de la medicina con mayúsculas y de los pacientes que son nuestra razón de ser" finalizó.