Sábado, 21 Septiembre 2019

Dia Internacional de la Solidaridad

Más de doce millones de euros en ayudas y 2.646 prestaciones: las cifras de la solidaridad en el colectivo médico

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), entidad que representa la acción solidaria de todo el colectivo médico a nivel estatal, destinó 12.507.007 € en ayudas a médicos y sus familias en 2018, repartidos en un total de 2.646 prestaciones.

Madrid 29/08/2019 medicosypacientes.com

Coincidiendo con el Día Internacional de la Solidaridad, que se celebró este sábado, 31 de agosto, la Fundación destaca las cifras de apoyo entre el colectivo médico y recuerda la importancia de la solidaridad entre los profesionales médicos y sus familias.

Gracias a las aportaciones de sus socios protectores y donantes, la FPSOMC ayuda a los médicos y sus familias que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. Así, en 2018 el 60% de las prestaciones que concedió fueron destinadas a ayudas educacionales, seguidas de las asistenciales (30%), para la conciliación de la vida personal, profesional y laboral (9%) y las destinadas a la prevención, protección y promoción de la salud del médico (1%).

De las 792 prestaciones asistenciales, 440 se destinaron a huérfanos con discapacidad; 28 a huérfanos mayores de 60 años; 22 a tratamientos especiales de 1 a 16 años; 92 a cónyuges en concepto de viudedad y 210 a médicos (12 médicos jubilados y 98 con discapacidad).

En cuanto a las ayudas prestadas en el ámbito de la educación, 1.592 estudiantes, hijos de médicos, se beneficiaron de ellas.

Por su parte, dentro de las prestaciones orientadas a la conciliación de la vida personal, profesional y laboral, se colaboró en 234 peticiones entre los distintos servicios que cubre: teleasistencia domiciliaria, servicio de ayuda a domicilio, servicios de Respiro y las distintas ayudas para el acceso a residencias y centros especiales.

En relación a las prestaciones para la prevención, protección y promoción de la salud del médico, se atendieron 27 casos, todos ellos en el marco del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), salvo uno, que se abordó mediante el Programa para el Tratamiento y Rehabilitación de las Adicciones.

Además, el Servicio de Atención Social de la Fundación, el cual proporciona información, valoración y orientación social a los médicos y sus familias a través de profesionales de la atención psicosocial, resolvió más de un centenar de solicitudes en toda España (72 mediante asesoramiento telefónico, 22 mediante valoración y orientación social, 5 gestiones del caso intervenidas entre enero y diciembre y 2 actuaciones especiales).

Atender, proteger y ayudar a los médicos y sus familias en situaciones de especial vulnerabilidad es el objetivo de la Fundación. “Cualquier persona puede encontrarse en un momento de su vida en una circunstancia de necesidad: niños pequeños que necesitan recibir tratamientos especiales, necesidad de adaptar el domicilio por una discapacidad propia o de algún familiar, problemas psíquicos o con adicciones derivados del estrés, etc. Teniendo en cuenta que los profesionales médicos son quienes cuidan habitualmente de nosotros, consideramos de especial importancia acompañar y ayudar a este colectivo cuando requieren de la ayuda de los demás”, señalan desde la Fundación.

Sobre la Fundación para la Protección Social de la OMC

La Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) es una entidad privada de ámbito nacional, de carácter social y sin ánimo de lucro. Su origen se remonta a 1917 con la creación del Colegio de Huérfanos a iniciativa del Dr. Cortezo, entonces presidente de la Unión Médica, organización corporativa profesional.

La FPSOMC representa la acción solidaria de todo el colectivo médico destinada a la ayuda de los profesionales más necesitados. Tiene como misión principal atender y dar respuesta, complementariamente al sistema público, a las necesidades más inmediatas y básicas de naturaleza social y educativa de los miembros de la profesión médica y sus familias, a través de prestaciones, programas y servicios que les permitan afrontar de manera integral los posibles riesgos en materia social.