Domingo, 27 Septiembre 2020

Discapacidad

Más de 150 personas con discapacidad intelectual encontraron trabajo a través de Fundación A LA PAR

Fundación A LA PAR bate nuevos récords en materia de empleo inclusivo. Su Oficina de Empleo, agencia de colocación que facilita el acceso de profesionales con discapacidad intelectual al mundo laboral, logró el pasado año 2019 un total de 154 inserciones laborales. La cifra supone un incremento de 21 ocupados con respecto a 2018, cuando se contabilizaron 133 incorporaciones a la empresa ordinaria.

Madrid 30/01/2020 medicosypacientes.com
De esas 154 nuevas incorporaciones al mercado de trabajo más de la mitad, un 63%, fueron contrataciones indefinidas, de un año o superiores a seis meses. Asimismo, en el 40% de los casos se trató de contratos a jornada completa y un 76% de los contratados era menor de 35 años.
 
Entre los perfiles más demandados por las empresas están los profesionales de limpieza, comercio y los auxiliares de servicios y administración. 
 
La instrucción que ofrece Fundación A LA PAR a través de su Centro de Formación también se revela año a año como decisiva: 75 personas han conseguido un título oficial tras realizar un certificado de profesionalidad que les ha abierto nuevas salidas laborales. Otro hito, éste en materia de empleo público, es la docena de profesionales que han comenzado a trabajar como ordenanzas en diferentes Ministerios tras prepararse en este centro de Fundación A LA PAR y aprobar su oposición.
 
Datos especialmente alentadores para la Fundación A LA PAR que trabaja desde hace más de treinta años con las personas con discapacidad intelectual para su inclusión plena en la sociedad y en el mundo laboral. La entidad defiende que es precisamente el empleo el derecho que más directamente contribuye a dignificar a este colectivo y que es una herramienta infalible para lograr una inclusión real y efectiva en todos los ámbitos de la sociedad.
 
Con este fin, el de lograr que cada vez más personas con discapacidad intelectual tengan acceso a un puesto de trabajo, la Fundación A LA PAR pone en marcha en 2008 su Oficina de Empleo. Al término de aquel año, 28 personas con discapacidad intelectual accedieron al mercado laboral. Hoy, doce años más tarde, esa cifra se ha multiplicado por cinco: 154 profesionales accedieron a la empresa ordinaria el pasado año con el apoyo de  Fundación A LA PAR. Coincidiendo con estos buenos resultados, la Oficina de empleo de Fundación A LA PAR cambia de nombre y estrena 2020 rebautizada como Fundajobs, en línea con el branding clásico de la Fundación.
 
La Oficina de Empleo de Fundación A LA PAR, ahora Fundajobs, surge hace doce años como una programa de apoyo a los profesionales con discapacidad intelectual en la tarea de acceso al mundo laboral y lo logra poniendo el foco en los potenciales candidatos -a los que forma y orienta frente a procesos de selección- pero también en las empresas y empleadores; a los que asesora y con los que colabora estrechamente en el diseño de puestos adaptados. 
 
El pasado año, 65 nuevos trabajadores con discapacidad intelectual se beneficiaron de esta labor de puente entre empleador y empleado a través de Apoyo con Empleo, una herramienta de Fundajobs que ofrece soporte al trabajador con discapacidad intelectual a lo largo de toda su vida laboral.
 
Fundación A LA PAR encuentra estos resultados especialmente satisfactorios teniendo en cuenta la actual dinámica económica, tendente a la ralentización, y el frenazo del mercado de trabajo: según la EPA publicada este martes, 2019 fue el año de menor creación de empleo desde 2014 (402.300 empleos, 163.900 puestos menos que en 2018).
A todo ello se suman las dificultades inherentes al colectivo, como las limitaciones propias del grado de discapacidad intelectual o la nociva cultura de infantilización, por fortuna cada vez menor, que impide que muchas de estas personas o sus familias se planteen siquiera la posibilidad de trabajar. 
 
Según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 2019, en España hay 1.860.000 personas con discapacidad en edad laboral (lo que representa más de un 6% del conjunto de la población) del cual solo un 35% computa como población activa, esto es, trabaja o está buscando activamente un empleo. El 65% restante, directamente, no existe en términos laborales. 
 
En su determinación por combatir esta realidad, Fundación A LA PAR encontró este pasado 2019 un inestimable aliado: la red de restaurantes madrileña Rodilla. Una feliz colaboración entre la entidad y el grupo ha hecho posible la apertura del primer establecimiento de la cadena gestionado por personas con discapacidad intelectual, que ha empleado a un total de quince personas y que es a día de hoy el restaurante de la franquicia mejor valorado de la zona norte de Madrid.
 
Casos como el de Rodilla revelan un incipiente cambio de mentalidad muy esperanzador en el ámbito corporativo. Cada vez son más las empresas que se abren a la contratación de perfiles con discapacidad y cada vez son más las que confían en la calidad de su producción o la profesionalidad de su prestación de servicios. Prueba de ello es que, según datos de Adecco, 2019 fue un año récord en contratación de personas con discapacidad, 117.818, y fue además el séptimo año consecutivo con subidas registradas.
Fundación A LA PAR también ha constatado esta tendencia en las 49 contrataciones para eventos que cerró en 2019 con diversas compañías. Casi medio centenar de contratos puntuales con trabajadores de una o varias de las unidades productivas con las que a día de hoy la Fundación garantiza su sostenimiento y en las que desarrollan su labor profesionales con discapacidad intelectual.