Sábado, 20 Julio 2019

El gasto en Sanidad disminuye

Los países europeos de la OMS se reúnen para analizar el impacto de la crisis en la salud

Representantes de los gobiernos de los 53 estados miembros que pertenecen a la Reunión Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúnen a partir de este miércoles en Oslo (Noruega) para analizar el impacto de la crisis económica en la salud de los ciudadanos y en los sistemas nacionales de salud

16/04/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 17 de abril de 2013 (medicosypacientes.com/EP)

Los resultados indican que el gasto en salud pública ha disminuido en la mayoría de países desde 2008. Pese a ello, la directora de la oficina europea de este organismo de Naciones Unidas, Zuzsanna Jakab, ha insistido en la necesidad de que "en tiempos de crisis" se dote de financiación a los sistemas sanitarios, ya que "las necesidades de salud pueden aumentar".

"Garantizar el acceso a los servicios de salud es una parte central de la red de protección social más amplia", ha explicado esta experta, quien pide que en caso de recortar "se haga con prudencia y garantizando la cobertura de los más vulnerables".

Asimismo, Jakab considera necesario que se haga "todo lo posible" por "reducir al mínimo gastos innecesarios" y porque los recursos disponibles se destinen a aquellos servicios cuyo valor está demostrado.

"Debemos asegurarnos de que los recortes en salud no aumenten las desigualdades sociales", ha añadido el ministro del ramo en Noruega, Jonas Gahr Store, quien avisa de que en el próximo año "todos los países deberán priorizar y tomar decisiones que garanticen la sostenibilidad a largo plazo de sus sistemas sanitarios".

A pesar de la falta de datos, la OMS recuerda que la salud mental es muy sensible a la recesión económica, ya que aumenta tanto la prevalencia como el retraso en la recuperación.

En toda la Unión Europea (UE), los suicidios en personas menores de 65 años han aumentado desde 2007, revirtiendo la tendencia anterior. Tanto el desempleo como el temor al mismo son los principales factores que contribuyen a este incremento.

Además, la incidencia de las enfermedades infecciosas (como el VIH) ha aumentado considerablemente en algunos de los países donde se han producido recortes presupuestarios en el campo de la prevención o en el acceso al tratamiento precoz.

Científicos avisan de que los recortes en sanidad "saldrán caros" en el futuro

La investigadora y presidenta de la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad, Gema Fruhbeck, ha alertado en un debate celebrado en el Parlamento Europeo de que los beneficios inmediatos de los recortes en sanidad pueden "salir caros" a largo plazo, ya que puede provocar un empeoramiento de muchas enfermedades

La reunión, coorganizada por la europarlamentaria Phil Prendergast y el Centro Europeo de Economía Política Internacional (ECIPE), pretendía analizar las consecuencias que la reducción presupuestaria en materia de sanidad acarreará en un futuro para el bienestar de la población europea.

En este punto, la doctora Fruhbreck investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red en Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) ha recordado que la obesidad es en la actualidad uno de los principales desencadenantes de enfermedades crónicas y no transmisibles como la diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares o incluso cáncer.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de obesidad se ha triplicado desde los años 80 en los países de la Región Europea, donde el sobrepeso y la obesidad afectan ya al 50 por ciento de la población. En España, el 62 por ciento de la población tiene exceso de peso (el 39% tiene sobrepeso y el 23% obesidad).

Sin embargo, ha añadido, "la falta de inversión pública y de una estrategia política clara para su prevención y tratamiento puede conllevar costes demasiado elevados en el futuro".

Esta experta ha alertado de que la disminución de los gastos tiene como consecuencia inmediata que las personas que padecen obesidad no puedan acceder a un tratamiento. "Por lo tanto, su estado empeorará y, a largo plazo, correrán un mayor riesgo de desarrollar comorbilidades, que las hará dependientes del sistema sanitario", según Fruhbreck.

Ante este panorama, en la reunión se ha planteado la urgencia de un nuevo estudio sobre la obesidad y los costes de la atención sanitaria en la Unión Europea para frenar esta situación y evitar males mayores.

Además, esta experta ha recordado que, aunque se habla de población adulta, la prevalencia de obesidad en niños y adolescentes también es muy elevada. "Debemos ser conscientes de que, probablemente, estos serán adultos obesos, especialmente si desarrollan esta patología desde edades tan tempranas. Por lo tanto, empeorará su calidad de vida y se multiplicarán los costes de asistencia sanitaria", explico la doctora Fruhbeck.