Sábado, 20 Octubre 2018

II Congreso POP

Los pacientes piden un rol activo en la gestión de su salud

Los pacientes piden un rol activo en la gestión de su salud según se puso de manifiesto en el II Congreso de Organizaciones de Pacientes celebrado en el Ministerio de Sanidad a cargo de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), presidida por Tomás Castillo. La POP reunió por segundo año consecutivo a organizaciones de pacientes y otros agentes del SNS con el objetivo de analizar la participación efectiva de los ciudadanos en el sistema sanitario 

Madrid 08/10/2018 medicosypacientes.com/S.P.
De izda. a dcha.: Emilio de Benito, Serafín Romero, Paloma Casado, Tomás Castillo, Jesús Aguilar y Florentino Pérez.
La contribución de los diferentes actores del SNS al empoderamiento del paciente fue el tema central de una de las mesas redondas de este Congreso, que contó con la participación del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero.
 
Como recordó, la relación médico-paciente ha pasado de un modelo paternalista hacia un modelo deliberativo, participativo y compartido entre ambos agentes, aunque, a su juicio, no está exento de complicaciones y “puede llegar a provocar algún que otro desencuentro entre las partes”.
 
Al respecto, se mostró partidario de no romper definitivamente con el modelo paternalista. “Siempre habrá un mínimo porcentaje de paternalismo porque el paciente puede requerirlo ante el sufrimiento o ante una decisión difícil de tomar”. 
 
En el nuevo tipo de relación con el paciente, uno de los aspectos que más preocupan a la profesión médica son los posibles conflictos de intereses motivados, “en muchas ocasiones, por la información que recibe y los canales que utiliza”, según señaló, En este sentido, el Dr. Romero abogó por el acceso del paciente a información fiable, basada en la evidencia, y carente de conflicto de intereses.
 
Asimismo, abordó el papel de las organizaciones profesionales en su relación con los pacientes. En el caso de la organización médica, está orientada, como explicó, a acciones que tienen como principal objetivo, el paciente. 
 
Ordenar y regular la profesión es una de las principales funciones del CGCOM para lo cual se dota de diversos mecanismos. En este sentido,  puso el ejemplo del Observatorio contra las Pseudociencias y Pseudoterapias, para evitar, además del intrusismo, que muchos pacientes pierdan la oportunidad de recibir el tratamiento adecuado basado en la evidencia científica.
 
Aludió, además, al Código de Deontología Médica “donde está escrito el compromiso real de los médicos con los pacientes”, subrayó.
 
También recordó que desde la OMC se vela para que el médico que atiende al paciente se encuentre en condiciones físicas y mentales adecuadas, para lo que se ha dotado mecanismos como el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), que lleva atendido a más de 4.240 médicos y que ha recuperado a más del 90% de los profesionales que han requerido de esta prestación.
 
Por otra parte, la corporación médica dispone de un contrato social con los pacientes en base al cual se ha defendido la universalidad de la asistencia sanitaria y para que se atendiera a los más necesitados y marginados y se acerca de las asociaciones de pacientes, apoyando el acceso a los medicamentos, indicó.
 
Finalmente, el presidente de la OMC recordó la labor que está desarrollando el Foro de la Profesión Médica para que la relación médico-paciente sea considerada patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco, porque –como concluyó- no hay enfermedades sino enfermos”.
 
En la mesa, moderada por el presidente de la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), Emilio de Benito, participaron, además, Paloma Casado, subdirectora general de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad; Florentino Pérez, presidente del Consejo General de Colegios de Enfermería; Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos; y Tomás Castillo, presidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.
 
Castillo pidió al Gobierno que retome el convenio marco firmado hace ahora un año entre la POP y el Ministerio de Sanidad. “No hemos avanzado y tenemos un plan de acción muy definido que debemos abordar sin más retrasos”, explicó.
 
“Creemos firmemente en el empoderamiento del paciente, a través del conocimiento y el ejercicio de nuestros derechos, mediante la participación en el diseño y aplicación de las políticas sociales y sanitarias, como aliados de la transformación de los Sistemas de Salud y Sociales. El objetivo del movimiento asociativo de pacientes es avanzar para disponer de pacientes activos, informados, empoderados y autónomos”, indicó el presidente de la POP.
 
Asimismo, instó a “avanzar en este acuerdo con el Ministerio e involucrar en él a las autonomías para trazar juntos un plan que permita colocar al paciente en el lugar que le corresponde en la toma de decisiones y garantizar así su participación efectiva”.
 
La representante del Ministerio de Sanidad, Paloma Casado, afirmó que “nos encontramos ante un cambio de paradigma, en el que la relación con los profesionales debe pasar a un punto más participativo con el resto de agentes. Desde su punto de vista, “un paciente bien formado e informado puede tomar mejores decisiones en salud".
 
Por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, abogó por un nuevo paradigma centrado en cuidar y no solo en curar". Sin embargo, como lamentó, “con la escasez de plantillas y recursos humanos lo hacemos lo mejor posible, pero no como nos gustaría para poder llevar a cabo esa asistencia comunitaria que los pacientes piden que hagamos enfermeras y médicos”.
 
Mientras, el presidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, consideró que la clave del empoderamiento de los pacientes está en el trabajo en equipo en torno a sus necesidades sociosanitarias. En este sentido, consideró importante la labor conjunta con las asociaciones de pacientes. “Son un punto de referencia para trabajar conjuntamente”.