Lunes, 26 Agosto 2019

Según un reciente estudio

Los medicamentos de los mayores al alcance de los niños incrementa el riesgo de envenenamiento accidental

Más del 80 por ciento de abuelos participantes en un estudio realizado por el Instituto de Políticas e Innovación de Salud de la Universidad de Michigan reconocieron mantener sus medicamentos en el mismo lugar que de costumbre cuando sus nietos acuden a su casa, y el 72% los portaba en su bolso cuando van a verlos en su casa. Ante estos resultados, los autores del estudio remarcan que poner los fármacos de los mayores a la vista de los niños puede aumentar el riesgo de envenenamiento accidental

 

Madrid 08/07/2019 medicosypacientes.com/E.P.
El 40% de los niños tratados a urgencias fue por envenenamiento.
Los resultados de la encuesta sugieren que los abuelos necesitan más educación sobre el almacenamiento seguro de medicamentos cuando están cerca de niños y adolescentes, ya que según centros federales para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi el 40 por ciento de los niños tratados en los departamentos de emergencia por envenenamiento relacionado con medicamentos tomaron los fármacos de sus abuelos.
.
Para los nietos mayores, el fácil acceso puede llevar al mal uso de ciertos medicamentos que pueden ser objeto de abuso, por ejemplo, analgésicos y sedantes. "Los analgésicos opioides y los medicamentos para dormir pueden ser desviados para uso recreativo por los adolescentes. "No importa la edad de sus nietos, debe pensar en la seguridad de los medicamentos", advirtió el director de la encuesta, Preeti Malani.
 
Durante las visitas de los niños a sus abuelos, el 84 por ciento de los adultos mayores no cambian su rutina con respecto a dónde almacenan sus medicamentos, según el estudio. Los lugares habituales incluyen armarios o vitrinas (61%), mostradores y mesas (18%), carteras o bolsas (7%) u otros lugares (15%). Solo el 5 por ciento dijo que rutinariamente conservan sus medicamentos en un armario o gabinete cerrado con llave.
 
Las recomendaciones por parte de los responsables del estudio pasaron por "no deje los medicamentos en su bolso o en el mostrador de la cocina; es mejor mantenerlos bajo llave. También es una buena idea revisar sus medicamentos cada pocos meses y desechar de forma segura los que estén vencidos o que ya no sean necesarios", tal como explicó Alison Bryant, vicepresidente senior de investigación para la American Association of Retired Persons (AARP).
 
Los frascos de medicamentos a prueba de niños existen desde hace años para proteger a los niños de la ingestión accidental de medicamentos, pero pueden ser difíciles de abrir para algunos adultos. Casi un tercio de los abuelos almacena sus medicamentos recetados en otro tipo de recipientes distintos a los de origen y la mayoría de ellos usan un contenedor fácil de abrir, lo que podría aumentar el acceso a los niños.
 
De ahí, la recomendación del director del estudio sobre las ventajas de explicarles a ellos, a sus padres o a sus hermanos mayores, que "es importante que se mantenga alejado de sus medicamentos, que esas pastillas son para usted y para usted solo".