Domingo, 16 Diciembre 2018

Cardiología

Los ataques cardíacos son cada vez más comunes en mujeres jóvenes, según investigadores

Expertos han detectado que los ataques cardiacos se dan cada vez con mayor frecuencia en personas más jóvenes, especialmente en mujeres, según una investigación presentada en el reciente Congreso de la American Heart Association (AHA), en Chicago, y publicado en la revista AHA Circulation

Madrid 15/11/2018 medicosypacientes.com
El asesino número uno de las mujeres es la enfermedad cardíaca, según estos investigadores.

"La enfermedad cardíaca a veces se considera una enfermedad del anciano, pero la trayectoria de los ataques cardíacos entre los jóvenes va por el camino equivocado ... En realidad, está aumentando para las mujeres jóvenes", según señaló la Dra. Sameer Arora, autora principal del estudio, ante lo cual recomendó centrar más la atención en esta población.

Entre las mujeres que tienen ataques cardíacos, el aumento en pacientes jóvenes pasó de 21 a 31 por ciento, un aumento mayor que en los hombres jóvenes. Los investigadores también encontraron que las mujeres jóvenes tenían menos probabilidades que los hombres de recibir terapia para reducir los lípidos, incluidos los medicamentos antiplaquetarios, los bloqueadores beta, la angiografía coronaria y la revascularización coronaria.

"Las mujeres no fueron manejadas de la misma manera que los hombres, y eso podría ser por una combinación de razones", según dicha experta de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.
 
"Tradicionalmente, la enfermedad de las arterias coronarias se considera una enfermedad del hombre, por lo que las mujeres que acuden al departamento de emergencias con dolor en el pecho no se consideran de alto riesgo", dijo. "Además, la presentación del ataque cardíaco es diferente en hombres y mujeres. Es más probable que las mujeres presenten síntomas atípicos en comparación con los hombres, y es más probable que se omita su ataque cardíaco".
 
La Dra. Ileana L. Piña, profesora de medicina y epidemiología en el Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York. calificó el estudio como "otra llamada de atención a los médicos, especialmente a los médicos varones" para prestar atención a los síntomas de la enfermedad cardíaca en las mujeres. "El asesino número uno de las mujeres no es el cáncer de mama o el cáncer uterino; el asesino número uno de las mujeres es la enfermedad cardíaca", dijo. "Y hasta que prestemos atención a esto, este tipo de cifras seguirán apareciendo".
 
Los autores recomendaron una mejor representación de las mujeres en futuros estudios sobre enfermedades del corazón. "Es muy importante inscribir a suficientes mujeres para que podamos ver a la población femenina por separado", a juicio de la Dra. Piña.
 
El estudio también detectó que la presión arterial alta y la diabetes estaban aumentando entre todos los pacientes que tenían ataques cardíacos. En comparación con los hombres jóvenes en el estudio, las mujeres jóvenes tenían incluso más probabilidades de tener presión arterial alta, diabetes y enfermedad renal crónica. "Con los problemas de peso que tenemos en EE.UU., además de diabetes e hipertensión, los pacientes necesitan bajar de peso y moverse y hacer ejercicio'", dijo la Dra. Piña.
 
"El cuidado de la salud puede parecer desafiante para las mujeres debido a las creencias de género de larga data sobre la crianza de los hijos y el trabajo doméstico", en su opinión. "Es difícil cuando una mujer está trabajando y también cuida de la familia", señaló esta experta. "Harán cualquier cosa por sus familias, pero a menudo su salud queda para el final. Necesitamos enseñar a las mujeres a cambiar su actitud respecto a la salud y cuidarse a sí mismas. Si no lo hacen bien, sus familias tampoco lo harán bien", concluyó.