Miércoles, 17 Octubre 2018

Estudio publicado en 'Medical Journal of Australia'

Las tasas de mortalidad en infarto de miocardio son el doble de altas en mujeres

Un estudio con casi 3.000 pacientes, 2.183 hombres y 715 mujeres, ha revelado que, seis meses después del alta hospitalaria, las tasas de mortalidad y los eventos cardiovasculares graves son el doble de altas en mujeres que han sufrido un infarto de miocardio que en hombres

Madrid 25/07/2018 medicosypacientes.com
Estudio publicado en 'Medical Journal of Australia'.

Este nuevo estudio, publicado en la revista 'Medical Journal of Australia', y desarrollado por especialistas en cardiología e investigadores de todo el país oceánico, ofrece "sólida evidencia" sobre esta afección tratando los factores que podrían afectar el tratamiento y los resultados de salud.

"Nos enfocamos en pacientes con infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI, por sus siglas en inglés) porque la presentación clínica y el diagnóstico de esta condición son bastante consistentes y los pacientes deben recibir un plan de manejo estandarizado", explicó la autora principal del estudio, Clara Chow, profesora de la Universidad de Sydney y cardióloga del hospital de Westmead.

Tal y como señaló la investigadora, las razones para esta diferencia de género en los hospitales australianos "no están claras". "Puede ser debido a la falta de conciencia de que las mujeres con STEMI generalmente tienen un mayor riesgo, o una preferencia por la evaluación subjetiva del riesgo en lugar de aplicar herramientas de predicción del riesgo más confiables y objetivas", detalló.

Los investigadores recopilaron datos de 41 hospitales en todos los estados y territorios australianos entre febrero de 2009 y mayo de 2016. Veintiocho hospitales (68%) se encuentran en regiones metropolitanas y 13 en localidades rurales.

Los datos se obtuvieron del registro CONCORDANCE (Registro Cooperativo Nacional de atención coronaria aguda, adherencia a la guía y eventos clínicos), destinado a ser utilizado por los médicos para ayudar a mejorar la calidad de la atención del paciente de acuerdo con las pautas de tratamiento.

La edad promedio de las mujeres que presentaron STEMI fue de 66,6 años, mientras en hombres fue de 60,5. Más mujeres que hombres tenían hipertensión, diabetes, antecedentes de accidente cerebrovascular previo, enfermedad renal crónica, insuficiencia cardíaca crónica o demencia. En el lado opuesto, menos hombres tenían antecedentes de enfermedad arterial coronaria previa o infarto de miocardio.