Lunes, 18 Noviembre 2019

Jornada FPSOMC- Delegados colegiales

Las existentes necesidades de protección social requieren de un abordaje integral y por diferentes vías, según expertos

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) mantuvo ayer, en la sede de la OMC, una reunión con el personal administrativo de los Colegios de Médicos responsable de tramitar y gestionar las ayudas que anualmente proporciona la Fundación a los médicos y sus familias en situaciones de dificultad. En esta ocasión, se pretendió reflexionar sobre las necesidades de protección social existentes, algo para que, según los expertos, se precisa de un abordaje integral y realizarlo por diferentes vías, para garantizar la dignidad de la persona en situaciones de fragilidad

Madrid 11/04/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
Miembros de la Junta Rectora de la FPSOMC junto a delegados colegiales
Este encuentro, anual que celebra su novena edición, tiene como objetivo principal acercar y mejorar el conocimiento mutuo, la cooperación y la coordinación entre la Fundación y los colegios de médicos para dar un mejor servicio al médico colegiado y su familia.
 
El tema principal de este año fue reflexionar sobre las necesidades de protección social existentes que, siendo importantes, son difícilmente expresadas ya que se suelen dar en personas en situaciones de especial fragilidad. Son situaciones abocadas a la soledad y al aislamiento de quienes las padecen como resultado de un debilitamiento de los recursos individuales, familiares o sociales en una sociedad en la que se viven más años, pero con más riesgos.
 
El Dr. Serafín Romero, presidente de la Fundación para la Protección Social de la OMC y el Dr. José María Rodríguez Vicente, el secretario general; fueron los encargados de saludar a los delegados colegiales.
 
Asimismo, se presentaron las novedades de la FPSOMC y de su Catálogo de Prestaciones de 2019 de la mano de Teresa Echevarría, Nina Mielgo y Belinda Álvarez, gerente, directora técnica y coordinadora administrativa de la Fundación, respectivamente. 
 
Dr. Serafín Romero: “Habéis heredado la vocación de los médicos” 
 
El Dr. Serafín Romero, resaltó, en primer lugar, la importancia de celebrar un encuentro anual como éste y reconoció el trabajo que cada día realizan los delegados en sus Colegios: “Es positivo que nos veamos y es importante agradeceros y reconoceros la gran labor que hacéis. Habéis heredado la vocación de los médicos con vuestro altruismo y empatía”, aseguró. 
 
Esta jornada, es, además, para el Dr. Romero una oportunidad para mejorar competencias y capacidad. “Estamos abiertos al debate porque esta Fundación está viva y ha durado 100 años”. Una institución que, según dijo, “la hace solidaria los médicos que inundan el país” y deciden “aportar su solidaridad para los demás. No como un seguro porque me fuera a pasar algo, sino para los compañeros que lo necesiten.”
 
El año pasado logró conseguir “13 millones de euros de generosidad, sin subvenciones, solo con solidaridad”, por lo que insistió en la necesidad de predicar su labor muchas veces desconocida para los colegiados.
 
A pesar de las dificultades sigue habiendo un 80% de los que se colegian que se apuntan a la Fundación “y esto es la acción directa de cada uno de vosotros”, se refirió a los colegiados.
 
Teresa Echevarría explicó, en primer lugar, el funcionamiento del Registro de Socio Protectores y las dificultades que pueden presentarse en la utilización de este. A este respecto, hizo hincapié en la importancia de concienciar a los médicos jubilados, que una vez se dan de baja de la colegiación pueden seguir colaborando con la Fundación como socio protectores. “La FPOSMC no es un seguro, es solidaridad entre compañeros. Dejar ejercer no significa dejar de ayudar a tus compañeros”, señaló.
 
Ayudas para Centros de Día/Noche y Atención Temprana, entre las novedades del Catálogo de Prestaciones de 2019
 
Nina Mielgo dio a conocer los cambios de las ayudas existentes y nuevas incorporaciones del del Catálogo de Prestaciones de 2019. Concretamente, la ayuda a Huérfanos menores de 60 años desaparece del Catálogo y solo se atienden los casos excepcionales. Cambia de denominación la prestación educacional que de Ayuda Educacional Mensual a Menores de 21 años pasa a llamarse Prestación de Orfandad a Menores de 21 años; así como la prórroga de Estudios al cumplir 21 años se denomina a partir de ahora Prórroga de Orfandad al cumplir 21 años. Por otro lado, el Servicio de Atención en el Domicilio y los Servicios de Respiro incluirán a los padres de socios protectores de la Fundación.
 
Como nuevas prestaciones se incluyen la Atención Temprana para hijos/as de socios protectores de 0 a 6 años con el objetivo de contribuir a sufragar el coste de tratamientos preventivos o asistenciales para trastornos presentes durante el desarrollo o en riesgo de padecerlos, que potencien la   capacidad de desarrollo y el bienestar físico o intelectual del niño. El objetivo es tener reconocido el Grado de Discapacidad y Dependencia y el Programa Individual de Atención (PIA), o estar recibiendo un tratamiento prescrito por los facultativos-especialistas del organismo púbico correspondiente.  No tener cubierto el coste del tratamiento por organismos públicos o privados. Según ingresos de la Unidad Familiar.
 
También se incorporan como prestación los Tratamientos Especiales de los 6 años hasta los 21 que proporciona tratamiento y/o recuperación funcional y psicológica como fisioterapia, psicomotricidad, logopedia y foniatría, psicoterapia, daño cerebral sobrevenido, estimulación cognitiva, alteraciones de conducta, tratamientos especiales (accidentes, enfermedades derivadas del estrés postraumático, etc.).
 
El nuevo catálogo también incluye como novedad una ayuda económica destinada a sufragar el coste de una plaza en un centro de día/noche para el médico socio protector, cónyuge, pareja de hecho, viuda/o, padre/madre, hijos (de 16 a 65 años) de socio protector no fallecido que dependan de éste y que requieran el recurso de forma continuada.
Se incorpora la protección en el ejercicio Profesional con una Póliza de Seguro de Defensa y Protección Jurídica por agresión física, psíquica o verbal.
 
“También una vez más apostamos por la Comunicación y divulgación de la Fundación a través de los Colegios con el objetivo de captar socio protectores y se sientan orgullosos de que su acción de altruismo y solidaridad es tan importante”, dijo Mielgo.
 
Las necesidades de protección no expresadas: Atención integral a la fragilidad social invisible
 
La mesa “Las necesidades de protección no expresadas: Atención integral a la fragilidad social invisible”, contó como ponentes a Ramón Corral, abogado del Servicio de Atención Social de la FPSOMC; Mª Jesús Lumbreras, abogada de la Agencia Madrileña de Adultos; Isidro Villoria, director de la Fundación Tutelar de Menores Alicia Koplowitz.
 
Todos ellos abordaron como el concepto y el sistema de discapacidad ha evolucionado con los años adaptándose a la Convención de la ONU de 2006 de los Derechos con las personas con Discapacidad. Con este cambio se ha pasado del sistema antiguo de atención y protección social por un sistema de apoyos jurídicos.
 
Con la discapacidad intelectual, en concreto, más complicada que la física, ahora se busca rehabilitar a las personas y lograr que ocupen su lugar en la sociedad proporcionándolas apoyos según las necesidades para que puedan ejercer todos los derechos con respeto total y absoluto a su dignidad.
 
Para que las personas consigan estos apoyos y capacidad jurídica es necesario realizar ajustes en su entorno sometidos a la voluntad de la persona siempre.
 
En el antiguo sistema había tutelas, por las cuales el tutor sustituía a la persona y la representaba quedando ésta pospuesta totalmente. Actualmente se pone en relieve y en valor la curatela como una forma jurídica que solo se aplicara cuando lo designe el juez. Antes era preciso incapacitarlo, ahora no, solo para determinadas acciones que necesiten representación jurídica o determinados casos concretos que los precisen. Ahora lo principal es el interés de la persona.
 
La Agencia Madrileña de Adultos tiene más de 3.000 personas tuteladas y curateladas. Trabajan con la FPSOMC para abordar diferentes casos. Lo primero que hay que hacer cuando se presenta un caso es discernir entre una discapacidad calificada con su correspondiente certificado y la incapacitación jurídica en base a un procedimiento jurídico civil.
 
La Fundación Tutelar de Menores Alicia Koplowitz cuenta con hogares de acogida con niños tutelados que hacen como sustituto de familia porque vienen de hogares desestructurados y de situaciones traumáticas que son detectados por servicios sociales y por el canal sanitario.
Todos coincidieron que la necesidad de apoyo no tiene edad ni condición y proporcionar una atención integral buscando siempre diferentes vías y escogiendo la más positiva para la persona. 
 
En esta Fundación atienden a los niños de forma integral y recuperar su autoestima rota porque se sienten abandonados por su familia y pierden la credibilidad del ser humano y de sí mismos. 
 
Experiencias colegiales de incapacitación y tutela
 
Sobre experiencias colegiales de incapacitación y tutela hablaron Julia Payá, responsable de protección social del Colegio de Médicos de Alicante; Elena Lorences, trabajadora social del Colegio de Médicos de Madrid; y el Dr. Gaspar Garrote, secretario del Colegio Oficial de Médicos de Cádiz.
 
El Dr. Garrote agradeció la labor de los delegados colegiales que representan la cara visible de la Fundación en los Colegios “no hay duda de que la Fundación está muy bien representada en España. Mi gratitud por vuestro trabajo. La fundación es de los colegiados y de los colegios”, dijo.
 
Todos ellos contaron casos de incapacitación y tutela en sus respectivos Colegios y coincidieron que el abordaje debe ser por vías múltiples y la atención es por parte de todos. Muchos casos acaban incapacitación o tutela pero lo más importante es garantizar la autonomía de la persona que sea ella la que va decidiendo sobre su vida, hacer un seguimiento y si esto acaba en un procedimiento ante la fiscalía hacerlo de la mejor manera. Tratar cada de una manera distinta y con coordinación con la FPSOMC y su servicio de atención social.