Miércoles, 14 Noviembre 2018

Crea un grupo de trabajo

La SEN estudiará la relación entre cáncer y enfermedad renal y el aumento de casos de pacientes con ambas patologías

La Sociedad Española de Nefrología (SEN) ha creado un grupo de trabajo de Onco-Nefrología para estudiar la relación entre el cáncer y la enfermedad renal y analizar el crecimiento del número de casos de pacientes que presentan ambas patologías

Madrid 30/07/2018 medicosypacientes.com
Según especifica la SEN.

La subespecialidad de la Onco-Nefrología confirmó que la enfermedad renal en pacientes con cáncer se ha convertido en una fuente importante de consultas para los nefrólogos.

De hecho, el número de pacientes oncohematológicos que presentan trastornos como insufiencia renal aguda o enfermedad renal crónica, o a la inversa, de pacientes con problemas renales que presentan cáncer de riñón u otro tipo de tumores, ha crecido y ya suponen un número significativo en las consultas de los especialistas y en los hospitales, según especifica la SEN.

Concretamente, el grupo de trabajo, que estará coordinado por los nefrólogos Manuel Macía y Ángel Luis Martín de Francisco, tiene el objetivo de realizar estudios clínicos y epidemiológicos multicéntricos en el campo de las enfermedades renales asociadas al cáncer.

También pretende desarrollar estudios terapéuticos multicéntricos controlados en estas enfermedades para analizar las interacciones cáncer-riñón y favorecer la creación de registros sobre la incidencia y prevalencia del cáncer en pacientes con enfermedad renal crónica y viceversa.

Además, prevé fomentar la formación médica de nefrólogos, hematólogos y oncólogos de una manera transversal en la relación entre cáncer y riñón.

La constitución del grupo de trabajo, que tiene en previsión firmar un acuerdo con la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) para compartir el conocimiento que generen, permitirá también la publicación de documentación científica relevante sobre los asuntos que van a tratar, como guías terapéuticas o revisiones sistemáticas, además de los trabajos originales que resulten de los estudios e investigaciones que el grupo vaya desarrollando.

Sin embargo, el "objetivo último" del grupo de trabajo, según matizó la SEN es "mejorar la atención, tratamiento y calidad de vida" de este tipo de pacientes.

El papel de la reducción de la mortalidad en esta relación

El aumento de pacientes de cáncer con enfermedad renal se relaciona en parte con la reducción general de las tasas de mortalidad por la primera enfermedad, debido a agentes quimioterápicos más efectivos, que incluyen terapias biológicas y de células madre, u otros tratamientos innovadores.

Estas terapias llevan a un aumento de la supervivencia en las personas que padecen cáncer, pero no están exentas de posibles efectos nefrotóxicos. Pueden desarrollar, en consecuencia, enfermedad renal crónica o insuficiencia renal aguda.

Asimismo, el desarrollo de nuevos medicamentos y terapias antimorales en los últimos años, como las terapias dirigidas o la inmunoterapia, configura un espectro cada vez más amplio sobre el que actualizar el conocimiento para afrontar las patologías del riñón en pacientes con cáncer.

Por último, el incremento de pacientes con ambas patologías también puede deberse a las altas tasas de incidencia de muchos tumores malignos.