Sábado, 14 Diciembre 2019

Jornada de Periodistas

La SEHH pide que las innovaciones se ajusten a la situación económica de España

Los agentes sanitarios deben "hacer un esfuerzo" para que "el coste de las innovaciones se ajuste a la situación económica de España", apuntó el presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), quien también pidió un Plan Nacional de Medicina de Precisión durante su intervención en la IV Jornada de Periodistas "Avanzando en el cuidado del paciente hematológico", organizada por la SEHH

Madrid 02/12/2019 medicosypacientes.com

Añadió que los fármacos innovadores "no deben pagarse a cualquier precio", pero tampoco se puede "cerrar la puerta a medicamentos que han demostrado ser enormemente eficaces".

Así, el Dr. García Sanz abogó por la desinversión de fármacos "caros e ineficaces" y por el impulso de una Estrategia Nacional de Medicina de Precisión, bien dotada económicamente, como medida de ahorro sanitario a medio y largo plazo.

Para garantizar un acceso óptimo a la medicina personalizada en España, el experto propone la centralización de la "muy alta" tecnología de laboratorio y estandarización de procesos; el trabajo en base a guías y protocolos aceptados, con el apoyo de bancos de material biológico; además del acceso a los fármacos mediante la participación precoz en ensayos clínicos, una rápida disponibilidad tras la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento y menos filtros para su uso; una financiación adecuada y nuevas modalidades de reembolso, y movilidad del paciente con su presupuesto por proceso.

"Las terapias dirigidas tienen un alto coste y el número de agentes comercializados es creciente, por lo que se hacen necesarios nuevos modelos de financiación y un mayor presupuesto sanitario", afirmó.

El futuro de la hemofilia

Otro de los grandes asuntos que se analizaron en la Jornada de Periodistas de la SEHH fue el tratamiento actual y futuro de la hemofilia, una enfermedad hereditaria causada por una deficiencia de los factores de la coagulación VIII (hemofilia A) o IX (hemofilia B).

"La aparición de nuevas terapias nos está haciendo vivir un momento apasionante como nunca se había vivido en el campo de las coagulopatías congénitas en general, pero que requiere de un desarrollo del laboratorio para el seguimiento de dichas patologías", apuntó la Dra. Eva Mingot Castellano, del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

Al mismo tiempo, explicó la importancia de ser conscientes de que estos pacientes tienen "la misma esperanza de vida que el resto de la población sana" y, por tanto, se enfrentan a los retos del envejecimiento, manejo de la hemostasia, cardiopatía isquémica, hipertensión o diabetes".

En el manejo actual del paciente hemofílico "se debe elegir el mejor fármaco (endovenoso o subcutáneo) para cada paciente en función de sus preferencias", explicó la Dra. Amparo Santamaría Ortiz, jefa del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario de Vinalopó-Torrevieja (Alicante).

Sin embargo, "mucho más importante es el abordaje multidisciplinar de la enfermedad para prevenir la aparición de inhibidores (en los tratamientos endovenosos) y las complicaciones articulares y, de este modo, mejorar la calidad de vida del paciente", añadió.

"También hay que fijarse, y mucho, en las mujeres y/o madres portadoras de la hemofilia, tanto para manejar el sangrado, si son sintomáticas, como para asesorarlas, sin culpabilizar ni estigmatizar, si deciden tener un hijo o ya están embarazadas". En este sentido, la experta opinó que "el tratamiento preconcepcional de las mujeres portadoras debería estar disponible en la sanidad pública".