Miércoles, 26 Junio 2019

Afecta a 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo

La ONU insta a tomar medidas para eliminar la mutilación genital femenina en 2030

Naciones Unidas ha hecho un llamamiento gobiernos a tomar medidas para poner fin a la mutilación genital femenina, una "violación de los Derechos Humanos", para evitar que decenas de millones de niñas sean mutiladas de aquí a 2030

Madrid 06/02/2019 medicosypacientes.com
Esta práctica afecta a 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo
En un comunicado conjunto del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y ONU Mujeres, con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, las organizaciones han señalado que para poder poner fin a esta práctica es necesario combatir con la desigualdad de género y trabajar en el "empoderamiento social y económico de las mujeres".
 
"Dado que la mutilación genital femenina es una forma de violencia de género, no es posible hacerle frente al margen de otras formas de violencia contra las mujeres y niñas, o de otras prácticas nocivas como el matrimonio infantil y forzado", afirma el comunicado.
 
Según Naciones Unidas, en la actualidad al menos 200 millones de niñas y mujeres han sufrido la mutilación genital y para evitarlo ha instado a los gobiernos de los países en los que la práctica está extendida a "elaborar planes de acción nacionales para erradicarla".
 
"En los planes deben incluirse partidas presupuestarias destinadas a servicios integrales de salud sexual y reproductiva, educación, asistencia social y de carácter jurídico", ha subrayado el comunicado.
 
Además ha recalcado que los líderes religiosos locales tienen que acabar con el mito de que la mutilación genital femenina se sustenta en la religión. "Hay que facilitar más información a las personas y familias acerca de los beneficios de abandonar la mutilación genital femenina".
 
En el comunicado, las organizaciones han indicado que la práctica vulnera el derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva, entre otras cosas, y que se trata además de una "violación de la ética médica", ya que acarrea riesgos.
 
La Cooperación Española contra la mutilación genital femenina
 
Promover el empoderamiento y el liderazgo de los y las jóvenes como agentes de cambio es clave para acabar con la mutilación genital femenina. Así lo ha asegurado la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF), con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero a esta práctica, junto a la que constituye una forma de violencia de género y que atenta contra los derechos humanos de 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo, en una jornada organizada por ambas instituciones.
 
UNAF ha reivindicado así el papel de las generaciones más jóvenes en la transformación social de las comunidades para el abandono de esta tradición. “El diálogo intergeneracional contribuye al cuestionamiento de esta práctica, aportando conocimiento sobre sus graves consecuencias para la salud frente a las falsas creencias y mitos que la sustentan”, afirma Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF.
 
Además, las personas jóvenes en la diáspora, es decir, aquellas que han nacido o crecido en Europa pero cuya familia procede de países donde se practica la mutilación genital femenina, constituyen un valioso puente entre dos culturas y un referente fundamental para impulsar una transformación sociocultural que incorpore el enfoque de salud y de igualdad de derechos entre hombres y mujeres. 
 
Por otro lado, UNAF cree necesario priorizar la voz e impulsar la participación de las comunidades implicadas. “Las voces de las comunidades tanto a nivel local como trasnacional son imprescindibles en la definición de estrategias, acciones y en la toma de decisiones para el abordaje de la mutilación genital femenina”, asegura la presidenta de UNAF.
 
Sin embargo, la participación de las comunidades afectadas se ve muchas veces socavada por diversas situaciones de precariedad y discriminación. “No se pueden abordar la prevención y erradicación de la mutilación genital femenina, ni la promoción de los derechos sexuales y reproductivos, si no se abordan a la vez todos los derechos fundamentales”. 
 
Al mismo tiempo, no se puede poner fin a un problema global como la mutilación genital femenina si no es desde la acción coordinada de los países de origen y de diáspora, con estrategias de intervención trasnacionales y con un enfoque integral, que incluya “el desarrollo de políticas migratorias, de refugio y de cooperación con enfoque de derechos humanos, la educación sexual desde el feminismo y la interculturalidad, y la atención y acompañamiento psicológicos de mujeres y niñas para la prevención, la reparación y el cuidado”.
 
UNAF ha realizado estas reivindicaciones durante la VIII Jornada Internacional ‘Hacia el fin de la mutilación genital femenina: Desafíos para la transformación social”, que ha organizado con la colaboración de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y el apoyo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social el 6 de febrero.
 
Esta jornada, que ha reunido a jóvenes activistas referentes de sus comunidades, profesionales y entidades expertas de toda Europa, forma parte de la labor de sensibilización para la prevención y abandono de la mutilación genital femenina que UNAF desarrolla desde hace 12 años en España, y que incluye una educación sexual transformadora en clave cultural con mujeres y hombres migrantes, la formación a profesionales de diferentes ámbitos con enfoque de género e intercultural, el fortalecimiento de la coordinación entre agentes y el trabajo en red con otras entidades y la sensibilización social para contribuir a la generación de nuevas narrativas para entender los contextos y hacer frente a la mutilación genital femenina.