Miércoles, 16 Octubre 2019

Afecta a la resistencia bacteriana

La OMS pide limitar aún más el consumo de antibióticos durante la temporada de gripe

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reclamado que se limite aún más el consumo de antibióticos durante la temporada de gripe, ya que durante esta época su ingesta aumenta pese a que no pueden curar infecciones causadas por virus, como es el caso de la influenza

Madrid 06/02/2019 medicosypacientes.com / EP
La OMS alerta de la resistencia a los antibióticos.

En los meses de invierno, varios estudios han observado aumentos en la prescripción de antibióticos, en particular para infecciones del tracto respiratorio superior en niños de 0 a 3 años. "Si bien los antibióticos pueden ser útiles en algunos casos de infección bacteriana secundaria, no ayudan a la infección por gripe en sí", recordaron desde la OMS.

Las encuestas han demostrado que el 64% de los ciudadanos cree incorrectamente que los resfriados y la gripe se pueden tratar con antibióticos. La mayoría de los casos de gripe se resuelven solos, mientras que otros pueden ser tratados con medicamentos antivirales. "Los antibióticos deben usarse con cuidado para preservar su efectividad cuando realmente se necesitan", añadieron.

"No podemos tomar los antibióticos por sentado y tenemos que estar especialmente atentos al uso excesivo durante la temporada de gripe. Es de vital importancia para la salud de las generaciones futuras que tratemos los antibióticos con respeto, para que están ahí cuando los necesitemos", explicó el gerente del Programa de Resistencia a los Antimicrobianos en OMS/Europa, Danilo Lo Fo Wong.

Para aconsejar a los médicos sobre qué antibióticos usar para las infecciones comunes y cuáles preservar para las más graves, la OMS dividió los antibióticos en 3 categorías en su lista modelo de medicamentos esenciales: acceso, vigilancia y reserva.

El de acceso incluye fármacos que son la primera y la segunda opción para las infecciones comunes, el de vigilancia los que deben prescribirse solo para indicaciones específicas porque existe mayor riesgo de resistencia bacteriana, y el de reserva, compuesto de opciones de último recurso.