Domingo, 16 Diciembre 2018

Informe anual

La OMS alerta de que 110.000 personas murieron en 2017 por no haberse vacunado contra el sarampión

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en un informe de que el año pasado 110.000 personas murieron por complicaciones relacionadas con el sarampión, debido a las brechas que se produjeron en la cobertura de la vacunación

Madrid 30/11/2018 medicosypacientes.com / Servimedia
Informe de la OMS sobre sarampión.

El estudio informó de que desde el año 2000, más de 21 millones de vidas se han salvado a través de las inmunizaciones contra el sarampión, pero que a partir de 2016 los casos reportados aumentaron en más del 30% en todo el mundo. América, el Mediterráneo oriental y amplias zonas de Europa son los lugares donde se experimentaron los mayores aumentos de casos en 2017, mientras que en el Pacífico Occidental disminuyó la incidencia del sarampión.

"El resurgimiento del sarampión es motivo de gran preocupación, ya que se han producido brotes en todas las regiones y, en particular, en los países que han logrado o estuvieron cerca de lograr la eliminación del sarampión", explicó la Dra. Soumya Swaminathan, directora general adjunta de Programas de la OMS.

"Si no se llevan a cabo esfuerzos urgentes para aumentar la cobertura de vacunación e identificar poblaciones con niveles inaceptables de niños no inmunizados corremos el riesgo de perder décadas de progreso en la protección de los niños y las comunidades contra esta enfermedad devastadora, pero totalmente prevenible", agregó.

El sarampión es una enfermedad grave y altamente contagiosa. Puede causar complicaciones debilitantes o fatales, como encefalitis, diarrea y deshidratación severas, neumonía, infecciones de oído y pérdida permanente de la visión. Los bebés y niños pequeños con desnutrición y sistemas inmunológicos débiles son particularmente vulnerables a las complicaciones y la muerte.

La enfermedad se puede prevenir con dos dosis de una vacuna segura y eficaz. Sin embargo, durante varios años la cobertura global con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en un 85%, lejos del 95% necesario para prevenir los brotes. La cobertura de la segunda dosis es del 67%.

Por esto la OMS solicita inversiones sostenidas para fortalecer la prestación de servicios de inmunización y aprovechar cada oportunidad para entregar vacunas a quienes las necesitan.