Viernes, 6 Diciembre 2019

La OMC advierte del deterioro de la calidad asistencial y del riesgo para los ciudadanos ante médicos explotados, desmotivados e insatisfechos

22/10/2008

Representantes nacionales de la Organización Médica Colegial han lanzado un mensaje a la población general para informarles de los riesgos que los cambios que se pretende introducir en la profesión médica podrían tener sobre los pacientes y sobre la calidad de la asistencia sanitaria

Madrid, 21 de octubre 2008 (Redacción)

Manuel Sánchez García, Juan José Rodríguez Sendín, Josep Fumadó y Jerónimo Fernández Torrente

Manuel Sánchez García, representante nacional de
Médicos de Hospitales, Juan José Rodríguez
Sendín, secretario general del Consejo General de
Colegios de Médicos, Josep Fumadó, representante
nacional de Atención Primaria Rural y Jerónimo
Fernández Torrente, representante nacional de
Atención Primaria Urbana

Tras la Asamblea Conjunta de las Secciones Colegiales de la Organización Médica Colegial (OMC), celebrada este fin de semana en Madrid, en la que se dieron cita los representantes provinciales de médicos de toda España, los vocales nacionales de la OMC han lanzado un mensaje de alerta a la población, a través de los principales medios de comunicación, ante los cambios que se ciernen sobre la profesión médica y de cuyas consecuencias los principales perjudicados serán los pacientes.

En este acto público, intervinieron los doctores Juan José Rodríguez Sendín, secretario general del Consejo General de Colegios de Médicos y los representantes nacionales de Atención Primaria Rural (Josep Fumadó), Atención Primaria Urbana (Jerónimo Fernández Torrente) y Médicos de Hospitales (Manuel Sánchez García).

Como ha explicado el secretario del Consejo General de Médicos, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, las grandes cuestiones que se han debatido tienen como telón de fondo la supuesta crisis de profesionales médicos en nuestro país. “Como ha ocurrido en otras ocasiones, ante grandes compromisos de la profesión, se han reunido los representantes provinciales de los Colegios para participar y generar debate y opinión, y por otro, para generar compromiso, como parte del objetivo fundamental de la Organización Médica Colegial".

Entre estas amenazas a la profesión médica está la posible modificación de directiva comunitaria 2003/88 sobre el tiempo de trabajo que pretende aprobar el Parlamento Europeo que -entre otras cosas- elevaría hasta 65 horas el tiempo de trabajo de los médicos. Se da la paradoja, sin embargo, que en España, los médicos todavía tienen que acudir a los tribunales para que la directiva que está ahora en vigor, y que es de obligado cumplimiento, se cumpla en determinados aspectos”, como ha comentado el representante nacional de Hospitales, el doctor Manuel Sánchez García.

Como han insistido los representantes nacionales de los médicos, “un médico cansado puede ser un peligro para sus pacientes”.

Por otra parte, un médico explotado es un médico desmotivado e insatisfecho y como consecuencia de todo ello la calidad de la asistencia se deteriorará y quien sufrirá las consecuencias serán los ciudadanos con el aumento de los de los efectos adversos.

“Peligro para los pacientes”

Tras el anuncio de los vocales nacionales de denunciar a los Gerentes y a los Responsables Autonómicos que contraten médicos sin la titulación de especialista correspondiente, la respuesta del Ministerio ha sido la de tratar de legalizar esta situación anómala, con un Proyecto de Real Decreto, del que se conocen varias versiones, aunque aún no se ha cumplido el trámite obligado de audiencia, por lo que no es oficial.

“¿Cómo se le puede explicar a los pacientes que han estado siendo atendidos por un especialista al que no se le reconoce su aptitud?”. Según estimaciones de la OCDE, están ejerciendo en España unos 22.000 médicos extranjeros (el 11% del total) y de ellos, entre 9.000 y 12.000 pueden ser extracomunitarios sin homologación o pendientes de ella.

Una de las preocupaciones que se les genera a los representantes de la OMC, en este sentido, según ha explicado el representante nacional de Atención Primaria Rural, el doctor Josep Fumadó, es que los ciudadanos reciban asistencia de distinta calidad, en función de la cualificación de los profesionales que les atiendan.

Y es que el problema se acentúa, tal como ha indicado, por su parte, el representante nacional de Atención Primaria Urbana, el doctor Jerónimo Fernández Torrente, porque, actualmente, un 26 por ciento de los colegiados en España no están controlados, debido a que en ciertas CC.AA. está establecida la colegiación voluntaria. Por tanto, tal como se ha remarcado “los ciudadanos no tienen ni todo el derecho ni todas las garantías en el conjunto de las comunidades autónomas”.

Otra de las cuestiones analizadas y expuestas ante los medios de comunicación es la pretensión de otros colectivos, amparados por el Ministerio de sanidad y algunos Consejeros Autonómicos, por entrar en el ámbito de la prescripción, una actuación que es inseparable del diagnóstico y para el cual solo están capacitados los médicos por su preparación específica. Así, frente a la denominada “prescripción enfermera” o a la “atención farmacéutica” que otorgaría a otros profesionales la capacidad de prescribir medicamentos o de abordar problemas de salud (atención farmacéutica) que implicarían un diagnóstico y un enfoque previo, los representantes nacionales de los médicos reclaman que solo está capacitado para prescribir el médico.