Lunes, 28 Septiembre 2020

Día del Cooperante

La FCOMCI cumple una década dedicada a la defensa, asesoramiento y protección de los médicos cooperantes y voluntarios

Más de 2.600 españoles se dedican profesionalmente a la cooperación internacional para el desarrollo y a la acción humanitaria, de los cuales muchos de ellos son profesionales sanitarios. La Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI), se suma hoy, 8 de septiembre, al Día del Cooperante, para recordar sus diez años de trabajo en defensa y protección a los profesionales médicos que dedican su actividad asistencial a proyectos de cooperación, proporcionan asistencia humanitaria y garantizan el acceso universal a la salud a la población más desfavorecida

Madrid 07/09/2020 medicosypacientes.com
El Día del Cooperante es una fecha destinada a todas las personas que se dedican profesionalmente a la cooperación internacional para el desarrollo y a la acción humanitaria. Según la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), son más de 2.620 los españoles que entregan su tiempo y capacidades para conseguir un mundo más justo en el exterior. Un 56 por ciento son mujeres y el 85 por ciento es mayor de 35 años.
 
Los cooperantes españoles están desplegados en un total de 95 países. El mayor número de personas que trabajan como cooperantes (un 45%) se encuentra desplazado en África Subsahariana, un 24% está asentado en América del Sur, 13% en América Central y el Caribe, 6% en Asia y Pacífico, 6% en Magreb y 1% en Europa. 
 
La Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI), con motivo de este día, muestra su apoyo y defensa a este colectivo y, en concreto, a los profesionales médicos que desarrollan su labor en proyectos de cooperación y garantizan el acceso universal a la salud.
 
El Dr. Tomás Cobo, vicepresidente primero de la FCOMCI y cooperante, señala que el objetivo fundamental  de esta Fundación es ayudar a los médicos cooperantes y voluntarios, informándoles de la situación en terreno, identificándoles como médicos especialistas a través del Certificado de Idoneidad y canalizando el entusiasmo en misiones médico-quirúrgicas verdaderamente útiles. De ahí la importancia de recibir un retorno de las acciones que se llevan a cabo y de mantener un contacto directo con ONGs de reconocido prestigio. La FCOMCI trabaja codo con codo con Cruz Roja Española e Internacional" - asegura
.
La labor de esta Fundación se ha visto reforzada en esta pandemia con su colaboración e implicación en una misión sanitaria en Mauritania con el Gobierno de España en la que cinco profesionales viajaron a la capital para hacer frente a la Covid-19.
 
“Con esta misión organizada y coordinada en tiempo récord la Fundación ha vuelto a desempeñar un papel fundamental como vehículo de solidaridad de la profesión médica con aquellos países, profesionales y pacientes que no disponen de los mismos recursos que aquí”, afirma el Dr. Cobo. “La FCOMCI demuestra con este tipo de acciones que representa los valores de solidaridad y generosidad propios de la profesión médica.  Desde la corporación trabajamos a través del Registro de Médicos Cooperantes y Voluntarios y de una amplia red de colaboración con colegios y sociedades científicas para impulsar iniciativas y proyectos siempre con garantías para todos los profesionales implicados, Mauritania ha sido un claro exponente”. subraya.
 
Por otra parte, la Dra. Rosa Arroyo, vicesecretaria de la FCOMCI y médica cooperante asegura que “el voluntariado y la cooperación sanitaria internacional tiene que entenderse de manera más global y estar orientados hacia el fortalecimiento de los sistemas de salud locales, que funcione la preparación para la campaña y después de ir a terreno haya una continuidad en el seguimiento del proyecto”- explica. 
 
Considera fundamental no restringir el voluntariado a campañas médico-quirúrgicas puntuales, “es necesario avanzar en la capacitación del personal local, que sea la base de la atención para la población, y que reciba formación y apoyo de los voluntarios; de manera que se optimice el tiempo y los recursos que se destinan a la cooperación. Son prioritarias las iniciativas encaminadas a fomentar la promoción de la salud, las medidas preventivas adaptadas a la cultura local, y actuar sobre los determinantes sociales, incluyendo la perspectiva de género y el y el empoderamiento de las mujeres en todos los aspectos relacionados”, temas en los que está trabajando la FCOMCI – avanza.
 
El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), a través de la Fundación para la Cooperación Internacional, detectó en su día que no existía un censo oficial de profesionales médicos cooperantes y/o voluntarios en activo, que visibilizase a aquellas personas que están desarrollando su labor en proyectos de cooperación y/o actuaciones de emergencia en los países empobrecidos. 
 
El incremento de profesionales médicos que trabajan en proyectos de cooperación internacional, salud global y/o acción humanitaria, la creciente demanda de profesionalización del sector y la solicitud cada vez mayor, por parte del colectivo médico, de prestaciones y servicios para el mejor desarrollo de su labor, llevaron a la Fundación a la puesta en marcha de este registro en el ámbito nacional que recoge la situación del colectivo, al mismo tiempo que vela por sus derechos y da respuesta a sus inquietudes y/o necesidades de formación y asesoramiento, entre prestaciones. 
 
Es, por este motivo, que la Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI), con la colaboración del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y de los 52 Colegios de Médicos de España, puso en marcha en 2011 un Registro Nacional de Profesionales Médicos Cooperantes y Voluntarios. 
 
Los objetivos específicos del Registro son establecer una bolsa de profesionales médicos al servicio de la sociedad civil general, las ONGD, Organismos Internacionales, instituciones médicas y académicas, que trabajan en el ámbito de la ayuda humanitaria, la emergencia internacional, la Salud Global y la cooperación para el desarrollo en el ámbito de la salud. Favorecer a las organizaciones la localización de profesionales médicos adecuados para sus proyectos e intervenciones, por especialidades, así como a los profesionales médicos la localización de necesidades en organismos internacionales y organizaciones humanitarias. Conocer la realidad de los profesionales médicos que estén trabajando en proyectos de cooperación internacional, detectar sus necesidades y avanzar en programas y prestaciones que les den respuesta. Establecer una herramienta de trabajo entre el profesional médico y las organizaciones e instituciones nacionales e internacionales que trabajan en el ámbito de la cooperación internacional y la ayuda humanitaria.