Domingo, 16 Diciembre 2018

Encuentro CEOM

La defensa del tiempo adecuado para el paciente, entre las propuestas del CGCOM a la Carta Europea de Ética Médica

La defensa del tiempo adecuado para el paciente, la protección de derechos humanos y el compromiso con el medio ambiente son las contribuciones españolas a la Carta Europea de la Ética Médica, que el Dr. José Ramón Huerta, presidente del Colegio de Médicos de Soria, y representante habitual de la delegación española, junto con el Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general del CGCOM, presentó al Consejo Europeo de Órdenes Médicas (CEOM), que en esta ocasión celebró su reunión en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC)

Madrid 30/11/2018 medicosypacientes.com / R.M.P.
El Dr. Huerta, durante su intervención.

El Dr. Huerta explicó que ningún sistema sanitario puede garantizar a los ciudadanos una atención suficiente, de calidad y segura si no dispone de unas condiciones mínimas para el ejercicio profesional y el tiempo es la más importante, por eso “la falta de tiempo deshumaniza la Medicina y daña la relación médico-paciente, causando insatisfacción de aquellos y desanimo en el médico”. 

En este punto, insistió en que “la condición científica del médico se ve amenazada si falta el tiempo suficiente para desarrollarla, por lo que el tiempo no es un privilegio, es una necesidad que debe utilizarse adecuadamente en beneficio del paciente en aplicación de los principios básicos de la ética médica”.

El Dr. Huerta argumentó que uno de los mayores problemas de la ética médica de hoy y del futuro es el que supone dedicar atención al paciente y si el medico no dispone de tiempo “no respeta al paciente y la información para el consentimiento informado se convierte en una rutina indecorosa”. 

Además, subrayó que “los médicos tenemos que velar para que las actuaciones que realizamos hacia los pacientes se enmarquen siempre dentro de la ética. Necesitamos sistemas sanitarios éticos que respeten las consideraciones profesionales y éticas que obligan al médico a defender el tiempo adecuado para atender a cada paciente y garantizarle una atención competente y de calidad”. 

También hizo hincapié en que el médico debe tener el compromiso prioritario con el enfermo de reclamar el tiempo suficiente para atenderlo, como un derecho del paciente para proteger los intereses de su salud y destacó que “es necesaria una responsabilidad ética del médico en relación al tiempo que dedica al paciente. 

La propuesta de la delegación española se centra en que “el médico está obligado a promover la calidad en su ejercicio profesional para la mejor asistencia a los pacientes” y que recoja que “el tiempo es esencial para la calidad de la medicina ya que el médico debe elaborar su diagnóstico con el mayor cuidado, dedicando el tiempo necesario. El médico debe demandar las condiciones que hagan posible la suficiencia de tiempo y los sistemas sanitarios deben promover los cambios organizativos que aseguren esa suficiencia, garantizando la calidad asistencial”.

Respecto a la protección de los derechos humanos, la iniciativa española se enfocó a que el médico está obligado a promover la calidad en su ejercicio profesional para la mejor asistencia a los pacientes. Así, puso de manifiesto que “el tiempo es esencial para la calidad de la Medicina ya que el médico debe elaborar su diagnóstico con el mayor cuidado, dedicando el tiempo necesario”. Por estos motivos, el médico debe demandar las condiciones que hagan posible la suficiencia de tiempo y los sistemas sanitarios deben promover los cambios organizativos que aseguren esa suficiencia, garantizando la calidad asistencial.

El respeto, la protección y la defensa de los Derechos Humanos aunque es una obligación y un deber de todas las personas, en el médico tienen un compromiso especial, de carácter ético, en defensa de sus pacientes y del derecho a la protección de la salud, es por ello, que aunque se recoja en otros códigos y disposiciones “consideramos importante su inclusión entre las recomendaciones éticas del CEOM y la posibilidad de su inclusión en la Carta de Ética Médica Europea”. 

La propuesta española recoge que “la protección y la defensa de los derechos humanos, especialmente el derecho a la vida y a la atención de la salud forma parte de los valores universales de la medicina. El médico debe comprometerse a respetar, defender y promover los derechos humanos en general y especialmente los de sus pacientes”.

Sobre el compromiso con el medio ambiente, el Dr. Huerta argumentó que está probado que se trata de un determinante social de la salud fundamental y que cada vez está más amenazado de forma global. Organizaciones internacionales de todo tipo, incluidas las médicas, lo han destacado y han llamado a la acción en declaraciones que defienden la protección medioambiental, solicitando la implicación del médico en defensa del medio ambiente y de acciones tendentes en mitigar, aliviar y adaptarse al cambio climático, especialmente por su impacto sobre la salud. 

“Por estas razones creemos que el CEOM en sus recomendaciones éticas y en la propia Carta de Ética Médica Europea debe recoger estas recomendaciones, instando al compromiso del médico en defensa del medio ambiente y de la salud y recomendarlo a la profesión médica europea”, detalló  y expuso que la propuesta española indica que “el médico tiene el deber ético y profesional de respetar y proteger el medio ambiente como un determinante social de la salud y, comprometido con este objetivo, debe comunicar a las autoridades competentes cualquier alteración, deterioro o agresión medioambiental que conozca y que pueda ser perjudicial para la vida o la salud de las personas”.