Miércoles, 8 Diciembre 2021

Investigación

Investigadores del CSIC y el Ramón y Cajal identifican una nueva estrategia para frenar la resistencia a los antibióticos

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con el Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (Irycis) del Hospital Universitario Ramón y Cajal en Madrid, han identificado una nueva estrategia para frenar la resistencia a los antibióticos en un trabajo que se centra en los elementos genéticos móviles de las bacterias (plásmidos) como herramientas para frenar la expansión de las resistencias

Madrid 30/01/2021 medicosypacientes.com
Así lo anunció este viernes el CSIC en un comunicado en el que precisó que los plásmidos son el principal mecanismo de adquisición de resistencia en patógenos bacterianos de relevancia clínica y advirtió de que, al ritmo actual, las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos disponibles pueden convertirse en la mayor causa de mortalidad para el año 2050.
 
En concreto, los científicos han descrito una nueva estrategia basada en “explotar” la respuesta fisiológica que inducen los plásmidos en las bacterias y lograr revertir la evolución de las resistencias a los antibióticos.
 
Según los expertos, los detalles del trabajo, publicado en la revista 'eLife', podrían sentar las bases para el desarrollo de nuevas terapias contra las bacterias portadoras de estos plásmidos de resistencia, que son unas moléculas de ADN extracromosómico que se replican de manera autónoma y se transmiten de forma independiente del ADN cromosómico, según explicó Álvaro San Millán, investigador del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC).
 
“Su ventaja es justo esa, que se pueden transmitir entre bacterias no emparentadas, confiriéndoles resistencia a uno o varios antibióticos. Normalmente se trata de multi-resistencia, al llevar varios genes de resistencia para distintos antibióticos”, puntualizó.
 
En este sentido, San Millán subrayó, además, que la adquisición de resistencia a un antibiótico puede facilitar la actividad antimicrobiana de un segundo antibiótico y defendió que hoy en día se trata de una de las estrategias “más prometedoras” para diseñar tratamientos combinados o secuenciales impidiendo la evolución de la resistencia.
 
La principal novedad del trabajo radica en el uso de este fenómeno, conocido como sensibilidad colateral inducida por los mismos plásmidos, ya que juegan un papel fundamental en la diseminación de los mecanismos de resistencia.
 
“Hemos demostrado que ciertos plásmidos con relevancia clínica, aunque confieren resistencia a múltiples antibióticos, también inducen sensibilidad colateral a otros antibióticos. Utilizando combinaciones de fármacos a los que las bacterias demostraron sensibilidad colateral, hemos podido eliminar selectivamente las bacterias con plásmidos de resistencia”, detalló.
 
De este modo, los investigadores han demostrado que los plásmidos pueden actuar como una “espada de doble filo para las bacterias”, según la científica Cristina Herencias, del grupo de San Millán en el Irycis, ya que, a su entender, a pesar de conferir resistencia a distintos antibióticos, también “exponen el talón de Aquiles de la sensibilidad colateral”.
 
Por todo ello, los expertos creen que los resultados de su trabajo abren la posibilidad de explotar los efectos descritos para el desarrollo de terapias con múltiples antibióticos diseñadas específicamente contra las cepas que contienen plásmidos de resistencia.
 
Estas nuevas terapias podrían ser “cruciales” para controlar la “alarmante” diseminación de bacterias resistentes a antibióticos, como Klebsiella pneumoniae o Escherichia coli, según el investigador del Irycis Jerónimo Rodríguez.

latest Running | Nike Air Force 1 , Sneakers , Perthenergy STORE