Domingo, 24 Enero 2021

Gran nevada

Guardias de 48 horas, difícil acceso a los hospitales; así han vivido los profesionales médicos el temporal de nieve “Filomena”

Guardias de 48 horas, difícil acceso a los hospitales; así han vivido los profesionales médicos el temporal de nieve “filomena” que estos días ha paralizado media España y ha colapsado Madrid. Medicosypacientes ha entrevistado a varios médicos para conocer en primera persona su experiencia ante una de las mayores nevadas de la historia

Madrid 11/01/2021 medicosypacientes.com
El Dr. Pablo Aparicio, ginecólogo del Hospital de Villalba, de la Comunidad de Madrid, estaba de guardia el pasado viernes, cuando comenzó a nevar por la tarde, y en el turno de noche el personal de Enfermería comenzó a ver que no se podían marchar y que no llegaba el relevo. En ese momento los médicos asumieron que a la mañana siguiente iba a pasar lo mismo.
 
“Esta situación ha propiciado que estuviéramos de guardia 48 horas, cubriendo el viernes y el sábado”, aunque reconoce que han sido tranquilas porque los pacientes tampoco podían llegar al hospital, “aunque el simple hecho de estar fuera de tu hogar en un hospital lo hace de por sí complicado”. De hecho, la única llegada difícil fue de una paciente que tuvo que ser llevada al centro sanitario por Protección Civil.  
 
El Dr. Aparicio subraya que las máquinas quitanieves han estado pasando constantemente por los accesos al hospital, pero las verdaderas dificultades las han pasado los ciudadanos para salir de sus casas y desplazarse al centro sanitario y los propios profesionales, que tenían que regresar a sus domicilios o acudir a sus puestos de trabajo desde otras localidades. 
 
La Dra. Macarena Quintana, alergóloga del Hospital de Teruel, tiene ya experiencia en este tipo de circunstancias y no es la primera nevada que afecta a su labor diaria. En esta ocasión, al ejercer su trabajo en las consultas externas del centro pudo avisar a sus pacientes y tuvo la tranquilidad de que, si ella no llegaba, los enfermos tampoco. Aunque varias horas después, finalmente pudo realizar su consulta y atender a los pacientes que pudieron acudir.
 
“En Teruel la mayoría de los pacientes viven en pueblos que quedan incomunicados cuando nieva bastante y han llamado para avisar de que no pueden venir”, comenta. Sin embargo. sí le consta de compañeros que han tenido que doblar turnos debido a este temporal, pero reconoce que “los médicos para eso somos muy equipo. En otra nevada, tuvo que ser ayudada por la Guardia Civil y después de tres horas pudo llegar al hospital.