Lunes, 26 Agosto 2019

Hoy Día del Abuelo

Geriatras y Gerontólogos recuerdan que el cuidado de los nietos favorece la salud de los abuelos siempre que haya límites

Con motivo del Día del Abuelo que se celebra hoy, 26 de julio, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recuerda que a pesar de que los abuelos son fundamentales para la estructura familiar y el cuidado de los nietos favorece su salud, es necesario establecer límites, adaptándose a las distintas formas de familia

Madrid 25/07/2019 medicosypacientes.com
El 73,3% de los abuelos afirma que cuida de sus nietos
La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) quiere señalar la aparición de nuevas formas de ser abuelo y sus correspondientes cambios en la relación abuelo y nieto.
 
Los cambios sociales han dado lugar a distintas formas de ser abuelo. Desde abuelos de familias divorciadas, a los abuelos a distancia, pasando por familias con más de cuatro abuelos (aportados por las nuevas parejas de los progenitores), abuelos sin lazo de sangre o de culturas y procedencias diferentes.
 
"Algunos de estos nuevos perfiles que van emergiendo son nuevos y no tenemos referentes previos claros y, es por ello, necesario analizarlos para conocer sus características idiosincráticas y conocer sus necesidades específicas para, en caso necesario, saber responderlas, teniendo en cuenta la enorme pluralidad de familias y relaciones y las complejidades de las nuevas estructuras familiares", ha aclarado la doctora Lourdes Bermejo, la Vicepresidenta de Gerontología de la SEGG.
 
Se ha demostrado que el rol de abuelo ejerce numerosos beneficios como la satisfacción de sentirse útiles para la familia, mantener elevados los niveles de actividad física y cognitiva, evitar la soledad y mejora de la autoestima general. Pero un abuso de esta opción, por falta de tiempo, por motivos económicos o de otra índole pueden llegar a crear malestar y cansancio en los mayores.
 
"Se ha confiado en que los abuelos y abuelas rellenarían los huecos y déficit que las administraciones públicas para la conciliación o no alcanzan a satisfacer, por ejemplo, aportando recursos económicos en las familias o implicando un número significativo de horas diarias en el cuidado de sus nietos. Todo ello ocasiona que, en ocasiones, ejercer de abuelo se haya convertido en una obligación externa, especialmente en aquellas familias más vulnerables", ha explicado Bermejo.
 
Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología ofrecen una serie de consejos para mantener una relación entre abuelo y nieto equilibrada.
 
Los padres deben tener una buena relación con los abuelos. Es importante que los padres mantengan un trato afectuoso con los abuelos, ya que son un modelo para los niños y trasladarán la buena relación entre abuelos y nietos.
 
No contradecir a los abuelos ni discutir con ellos delante de los niños. Los problemas que tengan los padres con los abuelos deben resolverse al margen de los nietos.
No sobrecargar con tareas a los abuelos. Los padres no deben abusar de la ayuda de los abuelos ya que estos tienen derecho a disfrutar de su tiempo libre. Además, según el caso y la edad, puede resultar agotador.
 
Integrar a los abuelos en actividades de ocio. Los abuelos no solo deben estar para ayudar, también deben disfrutar y formar parte de los momentos de ocio de la familia, lo que ayudará a reforzar los lazos familiares.
 
La doble carga del abuelo: el cuidado de familiares en situación de dependencia y nietos 
 
La Fundación Edad&Vida, entidad que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, advierte de la doble carga del ‘abuelo sándwich’, especialmente en verano, ante el cuidado de familiares en situación de dependencia y de los nietos. 
 
Este escenario, en el que los abuelos se ven obligados a cuidar de dos generaciones, fue ya definida como ‘Generación Sándwich’ en 1981 por la trabajadora social Dorothy Miller y que ahora Fundación Edad&Vida ha calificado como ‘Abuelo Sándwich’ con motivo de la celebración del ‘Día de los Abuelos’, el 26 de julio.
 
La entidad ha querido reivindicar el papel que juegan estas personas en la familia, convirtiéndose, en muchas ocasiones, en el eje principal a nivel social y económico. Y es que la época estival suele ser la más idónea para que abuelos y nietos pasen tiempo juntos. Pero este aspecto positivo en determinadas ocasiones puede derivar en algo negativo ya que, si se suma la responsabilidad que tienen muchos de ellos en el cuidado de familiares en situación de dependencia durante todo el año, el peso en verano es mayor.
 
“Si tenemos en cuenta que a lo largo del año una persona ya cuida de un familiar en situación de dependencia, en verano la responsabilidad que tienen los abuelos y abuelas es doble puesto que no hay colegio y existen más problemas de conciliación para la familia”, afirma el presidente de Fundación Edad&Vida, Joaquím Borras. 
 
De hecho, según el estudio ‘La figura de los abuelos y abuelas esclavos en Cataluña’ promovido por la Fundación Mémora, “casi la mitad de las personas mayores de 60 años cree que existe la figura de los ‘abuelos esclavos’”, es decir, cuidadores que se ven obligados a atender a sus nietos de manera no voluntaria. 
 
Según este estudio, el 73,3% de los abuelos afirma que cuida de sus nietos siendo los principales roles que ejercen actualmente llevar y recoger a los nietos del colegio (27%) y darles de comer o de cenar (24%) cuando los padres están trabajando. 
 
Esto, sumado a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que desgranan que el 13,6% de los hombres y el 14% de las mujeres mayores de 65 años cuidan a personas en situación de dependencia, supone un reto ya que, en la actualidad, y gracias al importante aumento en la esperanza de vida, es cada vez más frecuente que coexistan varias generaciones de una misma familia.
 
Sin embargo, lo que no se tiene en cuenta es que estos abuelos suelen ser, además, un colectivo perceptor, o potencial perceptor, de cuidados, lo que les coloca en una situación de vulnerabilidad, algo que puede derivar en situaciones de alto riesgo o de complicaciones en su bienestar y/o estado de salud. 
 
De hecho, para Joaquím Borras, “es fundamental tener en cuenta que esta doble carga puede tener consecuencias en su calidad de vida”. 
 
Además, desde Fundación Edad&Vida recalcan que a la hora de dejar a los nietos con los abuelos es importante valorar primero las capacidades de los mismos, su estado anímico y físico, así como su edad y el espacio en el que convivirán con ellos. 
 
“Es importante que el cuidado sea voluntario y que no se sobrecargue al abuelo”, cuenta María José Abraham, directora general de la entidad. “Los hijos tienen que tener la responsabilidad de valorar si se está sobrecargando el cuidado de los nietos y los abuelos deben aprender a decir que no, sobre todo, si tienen a otra persona dependiente a su cargo”, apunta. 
 
Por último, desde Fundación Edad&Vida recomiendan a los abuelos que lleven un estilo de vida activo y tener unos hábitos de vida saludables, en definitiva, que se cuiden a sí mismos para mantener una buena salud