Viernes, 22 Enero 2021

Expertos inciden en la importancia de una correcta hidratación para mejorar el rendimiento físico

30/06/2008

Para que el ejercicio físico tenga el efecto deseado es necesario conocer el estado de salud y la condición física de cada individuo, algo que se pasa muchas veces por alto, según se pone de manifiesto en un reciente manual elaborado por la Fundación Española del Corazón

Madrid, 1 de julio 2008 (Redacción)

Los cambios en los estilos de vida de los españoles son un hecho, y algunas consecuencias derivadas de ello como el sedentarismo, representan un potencial problema para nuestra salud. La incidencia de la obesidad en adultos y jóvenes ha aumentado notablemente entre los españoles, sobre todo entre los varones, con un 45 por ciento de ellos que sufre sobrepeso frente al 22 por ciento de mujeres, mientras que el 15 por ciento de niños y jóvenes menores de 24 años son obesos. Estos son algunos de los aspectos contenidos en “Activa tu vida”, un reciente manual de la Fundación Española del Corazón (FEC), dirigido a profesionales de la salud y la nutrición, en el se pone sobre la mesa el desconocimiento de la importancia de una correcta hidratación para mantener el bienestar y mejorar nuestro rendimiento físico.

Los deportistas y expertos en medicina deportiva y nutrición participantes en el manual ‘Activa tu Vida’ lo tienen claro: los ejercicios de intensidad suave a moderada (aeróbicos), son los que producen mayores efectos beneficiosos para la salud, ya que permiten ejercitarnos durante periodos de tiempo prolongado sin producir fatiga. En concreto, el ejercicio aeróbico mejora el control de la glucemia y la respuesta a la insulina, fundamental para el control diabético, aumenta las defensas antioxidantes frente al tabaquismo, y produce un efecto antiinflamatorio protector frente a la formación de placas de ateroma.

Según el doctor Carlos de Teresa, presidente de la Sociedad Andaluza de Medicina Deportiva, miembro de la Fundación Española del Corazón y editor del manual, “para que el ejercicio físico tenga el efecto deseado es necesario conocer el estado de salud y la condición física de cada individuo, algo que pasamos por alto muchas veces pero crucial para prescribir el tipo de actividad más eficaz para cada persona”. ‘Activa tu vida’ destaca en concreto que si bien las cualidades físicas básicas (resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad) tienen un claro efecto en el rendimiento deportivo, su efecto positivo sobre la calidad y expectativa de vida no son conocidos por buena parte de la población, pese a que numerosos trabajos científicos respaldan sus efectos beneficiosos.

Desconocimiento sobre la hidratación

Pese a no considerarse alimento, el agua es esencial para la vida, sus necesidades son variables, dependiendo de factores como el clima, el tipo de actividad física que se realice o los hábitos dietéticos. Además de ella, el libro muestra cómo muchas bebidas aportan prácticamente su mismo contenido hídrico, como las bebidas refrescantes con edulcorantes (con/sin gas), (99% de contenido hídrico), o las bebidas refrescantes con zumo de frutas y edulcorantes (con/sin gas) (98%).

El agua es un compuesto básico durante la práctica de ejercicio físico que ayuda a mantener los mecanismos de refrigeración. Durante el ejercicio es frecuente que se produzca una deshidratación progresiva debido a que los deportistas no ingieren una cantidad suficiente de líquido, que reponga las pérdidas de agua producidas.

Esta deshidratación puede causar una disminución del rendimiento físico, incrementar el riesgo de sufrir lesiones y poner en juego la salud, e incluso la propia vida del deportista. Según ‘Activa tu vida’, las denominadas bebidas deportivas poseen una composición específica que incorpora sodio para mejorar la palatividad y favorecer la retención de líquidos, así como hidratos de carbono que permiten una rápida absorción del agua, retrasan el consumo de glucógeno muscular, y posponen la aparición de fatiga.

Añadir nuevo comentario