Lunes, 26 Agosto 2019

Domingo, Día Mundial contra la Hepatitis

En España existen 76.000 pacientes con hepatitis C que no acceden al sistema sanitario

Se estima que en España existen hasta 76.000 personas infectadas por el virus de la hepatitis C que podrían ser pacientes ocultos que no acceden al sistema sanitario, según expertos. Con motivo del Día Mundial contra la Hepatitis, que se celebra este domingo, asociaciones han presentado una campaña que se podrá ver en la red nacional de la Renfe y de Cercanías que busca concienciar sobre la hepatitis C, promover el diagnóstico precoz y reducir el estigma de la enfermedad.

Madrid 25/07/2019 medicosypacientes/ E.P
La hepatitis es una inflamación del hígado debida al contagio de un virus
Así lo ha destacado el doctor Juan José Urquijo, especialista en aparato digestivo del Hospital Vithas 9 de Octubre (Madrid), quien ha puesto de relieve la "necesidad" de realizar un cribado poblacional masivo para conseguir erradicar la enfermedad
 
Por otra parte, ha hecho hincapié en la "importancia" de diagnosticar y tratar a pacientes con riesgo de contraer este germen, como aquellas personas que han recibido una transfusión de sangre antes de 1992, usuarios de drogas, individuos que practican relaciones sexuales de alto riesgo o inmigrantes procedentes de países con alta prevalencia.
 
La hepatitis es una inflamación del hígado debida al contagio de un virus y presenta un alto grado de contagio. Así, las hepatitis B, C y D se transmiten por la sangre o la exposición de la piel y las mucosas. Por su parte, las hepatitis A y E se propagan por la ingesta de alimentos contaminados por el virus o el contacto cercano con una personas contagiada.
 
Sin embargo, su control en España ha aumentado, y esto se puede ver en que desde que se implantó el plan estratégico nacional para el abordaje de la hepatitis C en 2015 se han tratado a más de 130.000 pacientes. A esto se suma la aparición de antivirales de acción directa que, asociados a otros fármacos con bajos efectos secundarios, ha conseguido eliminar el virus en la mayoría de los pacientes tratados con una duración del proceso de entre 8 y 12 semanas.
 
Además, la hepatitis B cuenta con una vacuna, por lo que "es posible que con los años podamos alcanzar la eliminación del virus o sea mínima su presencia a nivel mundial". Así, el experto ha concluido que "el temor al contagio no es infundado, por lo que conviene tomar medidas preventivas ante las vías de contagio de la hepatitis vírica, es decir, ante situaciones de exposición a fluidos o sangre".
 
El riesgo de contagio de hepatitis B, C o D es mayor entre aquellas personas que viven con un paciente infectado o que trabajan expuestas a la sangre humana, como es el caso de profesionales sanitarios, policías o funcionarios de prisiones, entre otros. Asimismo, presentan mayor factor de riesgo quienes mantienen relaciones sexuales con infectados, las relaciones sexuales entre hombres, los portadores de tatuajes o piercing y las personas nacidas en Asia, África o Europa del Este. Lo mismo ocurre con los pacientes en hemodiálisis, como consecuencia de las continuas transfusiones de sangre, o los hijos de madres con infecciones crónicas.
 
Su transmisión puede darse por el uso de agujas contaminadas, cuchillas y otros materiales contaminados que puedan producir daños o lesiones en la piel. Anteriormente, las transfusiones de sangre eran una de las causas principales, ha destacado el doctor Pascual Carbonell, especialista en aparato digestivo del Hospital Vithas Virgen del Consuelo (Valencia).
 
No obstante, el doctor Urquijo ha destacado que el contagio no se produce por acciones como darse la mano, comer alimentos preparados por una persona infectada, besos, abrazos, compartir cubiertos, visitar la casa de una persona infectada, estornudar, toser o la lactancia materna.
 
Por último, ha explicado que los pacientes deben realizarse controles analíticos semestrales, llevar un estilo de vida saludable y evitar el alcohol y los productos de herboristería. Asimismo, es recomendable que reciban la vacuna de la gripe y la hepatitis A y B, "en caso de ser una infección crónica C".
 
Campaña de concienciación "Puedes ser tú"
 
La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTt-VIH) y Apoyo Positivo, con el apoyo de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) han presentado una campaña que se podrá ver en la red nacional de la Renfe y de Cercanías que busca concienciar sobre la hepatitis C, promover el diagnóstico precoz y reducir el estigma de la enfermedad. 
 
La hepatitis C es una enfermedad infecciosa provocada por el VHC y para la que actualmente existen tratamientos que permiten curarla en más de un 95% de los casos. Desde el año 2015, con la aparición de los nuevos antivirales de acción directa y la implementación del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C, España ha dado grandes pasos para afrontar este problema de salud pública, lo que está suponiendo todo un éxito, con más de 125.000 pacientes curados hasta la fecha. 
 
La hepatitis C es una patología que no suele presentar síntomas hasta que está en un estadio avanzado y que tiene mayor prevalencia en poblaciones vulnerables como los usuarios de drogas, pero que también afecta a la población general “muchas personas tienen el virus C y no lo saben porque no suele dar sintomatología”, explica Eva Pérez Bech, presidenta de la FNETH. “El virus se identificó en 1989, por lo que hasta ese momento no se pusieron en marcha medidas para evitar la transmisión. Hay personas que antes de esa fecha les pudieron hacer una transfusión, o vacunación compartiendo material inyectable…hay diferentes situaciones que en aquel momento eran cotidianas y han podido ser un foco de transmisión. Por ello es fundamental acudir al médico y hacerse la prueba si crees que has podido estar en una de estas situaciones”.   
 
Desde la AEEH, su presidente el Dr. Raúl Andrade explica que “según el estudio de Seroprevalencia del MSCBS (2019), se estima que restarían unas 80.000 personas con infección activa por el virus de la hepatitis C que hay que buscar y tratar”. Y continúa explicando, “de acuerdo con este mismo estudio, la prevalencia de anticuerpos frente al VHC aumentó con la edad, especialmente entre los mayores de 50 años”. 
 
La campaña, puesta en marcha con motivo del Día Mundial contra la Hepatitis y bajo el mensaje destacado de puedes ser tú, pretende de esta manera desestigmatizar la enfermedad, animando a la población general a acudir de forma voluntaria al médico ante cualquier sospecha de poder haber tenido contacto con el virus para así contribuir al reto de la eliminación de la hepatitis C en nuestro país. 
 
“Si queremos llegar al objetivo de eliminación de la hepatitis C en 2030 es fundamental desarrollar iniciativas para la búsqueda activa de pacientes en las poblaciones en situación de riesgo, al tiempo que seguir promoviendo la importancia del diagnóstico en la población general, como la campaña que ahora se ha presentado”, apunta Andrade. “Estamos trabajando con el Ministerio para ver cuál es la mejor manera de abordarlo”.
 
Asimismo, Eva Pérez Bech ha puesto en valor el papel de las asociaciones y las ONGs, así como de los profesionales sanitarios en la eliminación de la hepatitis C. “Muchas de las entidades estamos muy cerca de las poblaciones vulnerables que no acuden al sistema sanitario de manera normalizada, y nuestro papel es clave en el diagnóstico, la derivación y el seguimiento de estos pacientes. Aquí es fundamental el impulso y soporte de las autoridades sanitarias para eliminar barreras y tener los recursos necesarios para llevarlo a cabo. Por otra parte, también impulsamos campañas que permiten concienciar a la población general sobre la enfermedad, promoviendo el diagnóstico precoz”, ha explicado. 
 
Por su parte, el Dr. Raúl Andrade ha recordado que “estamos ante una oportunidad única e histórica para acabar con un problema de salud pública que no podemos desaprovechar”.
 
Además de la concienciación a la población a través de los soportes de Alta Velocidad y de trenes de Cercanías, las organizaciones han amplificado la iniciativa a través de una campaña en redes sociales (Facebook y Twitter) con los hashtags #hepatitisc, #nopasesdelargo y #puedessertú y en la que se ofrece información detallada sobre la hepatitis C, las posibles vías de transmisión y los factores de riesgo, tales como haber recibido transfusiones sanguíneas antes de 1992, haber compartido el material para la administración de drogas inyectables o haberse realizado un tatuaje o un piercing en un centro sin las debidas precauciones de seguridad.