Domingo, 19 Septiembre 2021

En Europa se han detectado más de 200 desde 2008

El Observatorio Europeo de Drogas alerta de los “riesgos sociales y para la salud pública” de los cannabinoides sintéticos

El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) alerta de los “riesgos sociales y para la salud pública” que plantean los cannabinoides sintéticos, que se envían como polvos a granel desde empresas de China a Europa

Madrid 13/09/2021 medicosypacientes.com/Servimedia
En Europa se procesan para obtener productos terminados y de los cuales se han detectado más de 200 entre 2008 y 2020. Su prevalencia de consumo entre jóvenes de 15 a 34 años osciló el año pasado entre el 0,3% en España y Lituania y el 0,6% en Italia, según las encuestas nacionales más recientes.
 
Así lo desvela la agencia de drogas de la UE en su nuevo informe titulado ‘Cannabinoides sintéticos en Europa, una revisión’, publicado esta semana y en el que subraya que estas sustancias, que están “ampliamente disponibles” en todo el continente y son “muy potentes”, sitúan a algunos usuarios “en alto riesgo de intoxicación".
Los cannabinoides sintéticos son el grupo más grande de nuevas sustancias psicoactivas (NSP) monitoreadas por el OEDT a través del Sistema de Alerta Temprana de la UE , con 209 detectados entre 2008 y 2020, incluidos 11 de ellos notificados por primera vez en 2020 y la agencia recordó que comenzaron a aparecer en Europa a mediados de la década de 2000.
 
En la actualidad todavía se usan con fines recreativos como sustitutos “legales” del cannabis, si bien su bajo costo y “poderosos efectos intoxicantes” han llevado a la disponibilidad de una gama más amplia de productos, entre los que el observatorio citó los líquidos para vapear, y a su uso por parte de grupos “marginados”, como usuarios de drogas de alto riesgo, personas en prisión o sin hogar.
En este sentido, el informe hace referencia a las evaluaciones de riesgo recientes del OEDT de los cannabinoides sintéticos 4F-MDMB-BICA y MDMB-4en-PINACA , según las cuales estas drogas se encuentran “cada vez más” en las cárceles europeas, introducidas de contrabando a través de cartas, fotografías y ropa impregnada con ellas.
 
Junto a ello, el nuevo estudio, que proporciona una revisión técnica del conjunto de conocimiento actual sobre química, farmacología y toxicología de los cannabinoides sintéticos que son monitoreados por el Sistema de Alerta Temprana de la UE para mejorar dicho mecanismo y la evaluación de riesgos, destaca la “preocupación” de la agencia por que estas sustancias se vendan “indebidamente” o se utilicen para adulterar otras drogas.
 
“Los usuarios que no saben que un producto contiene cannabinoides sintéticos están expuestos a mayores riesgos para la salud”, sentencia el informe, que recuerda que los productos que contienen este tipo de sustancias “rara vez” indican los ingredientes correctos y sus concentraciones, por lo que los consumidores “no sabrán que están usando estas sustancias y no podrán obtener información precisa sobre la dosis”.
 
La investigación lamenta que “es de esperar que se sigan introduciendo en el mercado cannabinoides sintéticos de alta potencia y fáciles de sintetizar”, por lo que los expertos del observatorio exigen el establecimiento de sistemas sólidos de alerta temprana para detectar, evaluar y responder a las amenazas emergentes “de manera oportuna” así como “reducir” los riesgos sociales y para la salud pública que plantean.