Domingo, 16 Diciembre 2018

Ministerios de Sanidad y Ciencia

El Gobierno presenta el Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, presentaron ayer, el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias desarrollado por ambos ministerios para hacer frente a estas prácticas que ponen en riesgo la salud de las personas. Para ello, tal y como anunció la ministra, contarán con el "conocimiento" en esta materia de los consejos generales de las profesiones sanitarias con quienes mantendrá una reunión el próximo lunes 

Madrid 14/11/2018 medicosypacientes.com/ S.G./ MSCBS
La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque
Este plan, que fue presentado en el Instituto de Salud Carlos III, es el primero de una serie de medidas frente a las pseudociencias que prepara el Gobierno, como el Programa de Cultura Científica, con el que se pretende eliminar las pseudoterapias de los centros sanitarios y las universidades, entre otras acciones.
 
El Plan analiza las pseudociencias bajo los principios del conocimiento disponible y la evidencia científica, algo para lo que, según expuso la ministra María Luisa Carcedo a este medio, contará con las aportaciones y experiencia de los colegios profesionales sanitarios, sociedades científicas o el movimiento asociativo. "Todas las alianzas que podamos generar en esta materia las vamos a utilizar", dijo.
 
El documento incorpora distintas acciones para evitar los riesgos que pueden suponer estas prácticas al ser utilizadas de forma alternativa o complementaria a los tratamientos basados en el rigor científico. 
 
Durante la presentación la ministra expuso los datos de que casi el 60% de la población cree que la acupuntura funciona y cerca del 53% considera que los productos homeopáticos son efectivos. Además de que casi un 10% visitaron la consulta de un homeópata, según el Barómetro del CIS de febrero de 2018.
 
“Ante estos datos hemos visto que hay una confusión entre terapias o prácticas médicas basadas en el conocimiento y la evidencia científica y las que no tienen este aval. Y que el uso de las pseudoterapias no es residual", algo que según explicó "puede tener efectos negativos en la salud". 
 
Por ello, para la ministra, el Gobierno tiene la obligación de proteger la salud como derecho básico frente a las sustancias, productos, actividades o servicios con pretendidas finalidades sanitarias que no tienen evidencia ni conocimiento científico suficiente que avale su eficacia y seguridad.  Además, señaló que este Plan incluye medidas para evitar que las pseudociencias se impartan en las universidades españolas. 
 
Contó que este documento contempla la puesta en marcha de acciones de comunicación dirigidas a todos los agentes (administraciones públicas, profesionales sanitarios, medios de comunicación, sociedades científicas, colegios profesionales, la ciudadanía en general) con mensajes adaptados a las necesidades de cada uno de ellos para la difusión del conocimiento y la evidencia científica generada respecto a las pseudoterapias.
 
La información partirá de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud  (REDETS) que, según puso de manifiesto, será la encargada de elaborar informes que incorporarán de forma sistemática todo el conocimiento y evidencia científica existente sobre las pseudoterapias. 
 
Estos informes serán la base de las comunicaciones que se realicen para trasladar a la sociedad la información existente sobre este tipo de pseudoterapias de forma que la ciudadanía pueda tomar decisiones informadas y responsables sobre su uso.  
 
Publicidad engañosa
 
El Plan también contempla modificaciones normativas para evitar la publicidad engañosa. Estos cambios reforzarán los mecanismos de control existentes para evitar la promoción comercial de prácticas que no estén amparadas por el conocimiento científico en ámbitos como internet, redes sociales, actos o jornadas.  
Las modificaciones normativas se agruparán en un Real Decreto de Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias. 
Entre los Reales Decretos a modificar se encuentra el RD 1277/2003 sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, el RD 1907/1997 sobre publicación y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria o el RD 1416/1994 por el que se regula la publicidad de medicamentos de uso humano y de los productos sanitarios. 
 
Intrusismo y pseudoterapias en centros sanitarios
 
Otro de los objetivos del Plan consiste en eliminar de los centros sanitarios la práctica de las pseudoterapias así como garantizar que todas las actividades sanitarias se realicen por parte de profesionales que dispongan de la titulación oficialmente reconocida. 
 
Para ello se modificará el RD 1277/2003, sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto en los aspectos relativos a evitar el intrusismo como para impedir que se autoricen pseudoterapias en el registro de centros sanitarios.  
 
Pseudoterapias y la formación profesional
 
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, señaló que ambos departamentos han acordado medidas para incorporar a los programas formativos universitarios los principios del conocimiento y la evidencia científica en la formación de los profesionales sanitarios.
 
Para ello, se desarrollarán alianzas con decanos, rectores, comunidades autónomas, la comunidad universitaria y los colegios profesionales para no promover títulos propios u oficiales sobre pseudoterapias, a través de la promoción de acuerdos en la Conferencia General de Política Universitaria y el Consejo de Universidades.
 
Para ello se desarrollarán alianzas con la Conferencia de Decanos, de Rectores, las comunidades autónomas, la comunidad universitaria y los colegios profesionales para no promover títulos propios u oficiales sobre pseudoterapias a través de la promoción de acuerdos en la Conferencia General de Política Universitaria y en el Consejo de Universidades. 
 
También se elaborará un informe de recomendaciones que aclare las prácticas y métodos que no se consideran con conocimiento y evidencia científica suficiente para ser impartidos en los títulos universitarios oficiales de grado y máster en el ámbito sanitario.
 
Tras la presentación del Plan en el Consejo de Ministros se abre un proceso participativo para incorporar las aportaciones de las comunidades autónomas. También de otros sectores implicados como los colegios profesionales sanitarios, sociedades científicas o el movimiento asociativo.