Sábado, 25 Mayo 2019

23 nuevos casos

El Gobierno del Congo eleva a 1.105 los muertos por el brote de ébola y a 1.500 los casos confirmados

El Ministerio de Salud de República Democrática del Congo ha confirmado que el número de muertos causado por el brote de ébola que comenzó en abril de 2018 ha alcanzado ya los 1.105 y que el total de casos confirmados ha rebasado ya los 1.500

Madrid 13/05/2019 medicosypacientes.com
Brote de ébola en el Congo.

Según un balance publicado a última hora del viernes, el Ministerio verificó esta semana al menos 23 nuevos casos y otros 310 sospechosos. Katwa es la zona más afectada, con 360 muertos, por los 176 en Butembo y los 160 en Beni.

El secretario general de la ONU, António Guterres, alertó de que el brote sigue sin estar contenido, por lo que ha apelado a la solidaridad internacional para reforzar la respuesta "en este momento crítico".

El brote se ha visto agravado por los ataques de milicias, con cinco de estos asaltos contra los centros de tratamiento del ébola en los últimos meses, lo que propició que Médicos Sin Fronteras suspendiera temporalmente sus operaciones en dos de las zonas más afectadas.

Asimismo, parte de la población de la zona ha mostrado su suspicacia ante los trabajos de respuesta ante el ébola. El presidente, Félix Tshisekedi, pidió en abril colaboración con los trabajadores sanitarios y recalcó que "no es una enfermedad imaginaria".

El Ministerio de Sanidad congoleño confirmó a finales de marzo nuevos casos de ébola en las localidades de Beni y Oicha, en las que las autoridades dieron por controlado el brote durante el mes de febrero.

La UE moviliza otros cinco millones de ayuda 

La Unión Europea movilizará otros cinco millones de ayuda humanitaria para ayudar a contener la epidemia de ébola en República Democrática del Congo. Los nuevos fondos apoyarán las labores de la Organización Mundial de la Salud y otros socios humanitarios para garantizar el acceso a servicios médicos y medidas de prevención frente el contagio y para combatir el virus en las comunidades locales, así como para facilitar la protección social y ayuda alimentaria para los supervivientes y sus familias de la epidemia.

El comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, avisó de que el ébola es "una amenaza seria" y "se tiene que hacer todo para contenerla", prometiendo que la Unión seguirá aportando ayuda "el tiempo que sea necesario" a las autoridades y socios en el país para combatirla. "Los trabajadores humanitarios también deben poder hacer su labor sin la amenaza de violencia", reclamó.