Sábado, 20 Julio 2019

Reconocimiento a su trayectoria en el colegio

El Dr. Javier Font, colegiado de honor del COM Huesca

El Colegio de Médicos de Huesca nombró colegiado de honor al Dr. Javier Font, vicepresidente segundo de la Organización Médica Colegial (OMC) en el marco de la Festividad de la Patrona. El presidente de la corporación colegial, Dr. José Borrel, quiso poner en valor de este modo “los ocho años de dedicación del Dr. Font al COM Huesca”. Al acto asistió el Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general de la OMC

Huesca 01/07/2019 medicosypacientes.com
Dres. Font, Rodríguez Vicente y Borrel.

El Dr. Borrel subrayó que el Dr. Font empezó en la Comisión de Deontología del Colegio y luego pasó a vocal de Hospitales, añadió que “la junta considera justicia reconocer su trabajo acumulado para el conjunto de profesionales” y destacó que “es un orgullo para Huesca tener entre sus pocos colegiados al vicepresidente segundo de la OMC”.

El Dr. Font agradeció al Colegio “por permitirme y facilitarme trabajar para esta institución que representa a la profesión médica y a su Junta Directiva “por haberme propuesto para este nombramiento en mi Colegio, del que me siento muy honrado y agradecido, y que recibo con honor, con ilusión y con responsabilidad”. 

Comentó que en los últimos 40 años “la Medicina ha estado marcada por el progreso tecnológico, por el progreso en la cobertura de todos los ciudadanos, por el progreso con la descentralización del sistema (con sus Luces y sombras) y por el progreso en la financiación, a través de los Presupuestos Generales del Estado”. Además, explicó el papel que han tenido los colegios, convirtiéndose en un referente, que cuentan con una “organización más sólida, cohesionada, estable y comprometida con la excelencia del ejercicio médico”.

Afirmó que “nos gusta definir a los Colegios como un espacio ético y democrático de libertades profesionales, dedicado especialmente al control y regulación de su ejercicio, que compartimos con el poder que otorga el Estado a sus Administraciones. Y su importancia radica en las normas y compromisos que nos damos en el desempeño de nuestro trabajo diario”.

Recordó que “la exigible incorporación a un colegio para el ejercicio de la profesión médica, cualquiera que sea el ámbito de actuación, se justifica no en atención a los intereses de los profesionales, sino como garantía de los intereses de sus destinatarios, ciudadanos y pacientes” y argumentó que “a los Colegios de Médicos, les corresponde desarrollar, difundir e incluso exigir, los valores del profesionalismo médico que “antepone los intereses del paciente a cualquier otro interés y condición”. 

El Dr. Font incidió en que los médicos adquieren  también a un compromiso con la sociedad, que se traduce en “lealtad con las Instituciones, de la Validación Periódica de la Colegiación, con objeto de dar al ciudadano, mayor garantía de la persona en quien confía su salud, del cumplimiento de nuestro Código Deontológico, de mantener y controlar el funcionamiento de nuestro programa PAIME, en colaboración con la Administración, de nombrar y garantizar el funcionamiento de la Comisión Deontológica, como parte esencial de los colegios de Médicos y de ayudar a la gobernanza del Sistema”.  

También pidió que “se confíe en los médicos, somos los que estamos día a día en consultas interminables, quirófanos, laboratorios y unidades móviles. Haciendo avisos domiciliarios o en las urgencias de los Centros”. 

Hizo hincapié en que “somos los que hemos soportado y soportamos altos niveles de trabajo, de exigencia y de responsabilidad, vivimos en primera persona, y cada vez más, agresiones al personal sanitario, y somos los que nos vemos obligados a luchar contra charlatanes que desprestigian la profesión y ponen en riesgo la vida de nuestros pacientes. La empatía con los pacientes, sus problemas, sus miedos, sus dudas, también nos afectan, no somos de hierro”.

Para finalizar, dejó una pincelada de algunos retos que la profesión médica tiene pendientes y que algunos ya son realidad como son “la carencia de profesionales, la demografía del colectivo médico, la crisis de la Atención Primaria, la feminización de la profesión, el desproporcionado número de Facultades de Medicina (42), la financiación insuficiente, la renovación de ese pacto entre la sociedad y el médico, la fuga o más bien la emigración de médicos y las agresiones a personal sanitario, son algunos de ellos”. El Dr. Font conluyó con un slogan de una campaña en el Colegio de Médicos de Cádiz y afirmó  “me gusta ser médico”.

El Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general de la OMC, destacó la labor del CGCOM y los Colegios de Médicos como garantes de la profesión "porque a través de ellos se autorregula la profesión y se autoexige dar al ciudadano lo que merece” y explicó la importancia del cumplimiento del Código Deontológico.

En su intervención, aludió también a la solidaridad de todos los médicos, "algo que honra a la profesión: ayudar a los compañeros cuando más lo necesitan"; y, en este sentido, subrayó la labor de la Fundación para la Protección Social de la OMC fundada hace más de 100 años "por todos los médicos españoles" y que nació en el Colegio de Médicos de Madrid bajo el nombre de Patronato de Huérfanos para ayudar a los hijos de los médicos cuando morían. 

El Dr. Rodríguez Vicente detalló cómo ha evolucionado, adaptándose a los tiempos y a las necesidades detectadas en cada momento. También explicó que “la aportación a realizar es insignificante para la gran labor que realiza la solidaridad de los médicos entre sí”, y recordó a los jubilados que “la donación a la Fundación es voluntaria” y les pidió que “sigan siendo solidarios”.