Jueves, 28 Enero 2021

Crisis sanitaria COVID-19

El Consejo Médico Extremeño de Atención Primaria analiza la situación de AP agravada por la COVID19

La pandemia del COVID 19 de intensidad jamás conocida y con graves consecuencias para la salud y la economía global, ha puesto en evidencia un Sistema de Salud cuya precariedad ya venía denunciando desde COMEXAP y por las entidades que lo integran, en especial en la Atención Primaria de Salud

Badajoz 28/09/2020 medicosypacientes.com

Después de tres meses, en los que todo el sistema sanitario ha estado con dedicación plena a la atención de los pacientes afectados por la pandemia covid19, se hacía necesario recobrar la actividad asistencial de las necesidades de salud de la población como se venía haciendo con anterioridad. Esto vino en llamarse eufemísticamente “Normalización de la Atención Primaria”. Esta “Normalización” iba a conllevar algún tipo de cambios en la forma de prestación de servicios sanitarios con el fin de proteger a la población de posibles riesgos de infección por cuanto el covid19 continuaba circulando. Para ello el SES planificó una estrategia asistencial basada en los siguientes pilares:

1. Citación telefónica preferente. Este procedimiento está basado en citas de agendas no presenciales que obliga a los sanitarios a realizar inicialmente una consulta de triaje telefónica contactando con todos los usuarios citados, que va a permitir solucionar de forma telemática las demandas asistenciales que no precisen visita presencial, evitando visitas al centro de salud y exposiciones innecesarias (protección social). 

2. Atención clínica presencial: Por otra parte, aquellas demandas que requieren visita presencial deben canalizarse por circuitos diferentes en el Centro de Salud evitando concurrencia de pacientes posiblemente afectados de covid con el resto de pacientes, a la vez que se citan en horarios que impidan aglomeraciones en salas de espera (protección social). 

3. Funciones de Salud Pública: al personal sanitario de los Centros de Salud se le encomienda la detección, diagnóstico, control y seguimiento del covid19. Tanto de pacientes enfermos de covid como de los contactos estrechos. Esto supone una carga telefónica, burocrática y asistencial enorme añadida.

Como puede verse el diseño está perfectamente planificado por parte de los equipos de gestión del SES, pero para que pueda ejecutarse con un mínimo de garantías de éxito, es necesario que se implementen una serie de mejoras en los Centros de Salud, tanto estructurales como de recursos humanos:

1. Mejora de accesos telefónicos: si se vincula gran parte de la atención a los usuarios utilizando medios de telefonía o telemáticos se hace necesario que se garantice una mayor disponibilidad de líneas de teléfono en muchos centros de salud, a la vez que debido a la sobrecarga asistencial propia de este sistema, también aumente la plantilla de personal de administración y se evite la consiguiente inaccesibilidad telefónica de los usuarios al centro de salud. No se realizó.

2. Plantilla de personal sanitario adaptada al nuevo paradigma asistencial.         Muchos centros de salud estaban ya trabajando con insuficientes recursos de personal médico antes de la pandemia, por tanto es fácil entender que ante una sobrecarga laboral como la que vivimos, se produzca una inaccesibilidad de los ciudadanos para ser atendidos cuando lo reclaman. De poco serviría garantizar una mejor accesibilidad telefónica de los pacientes si sus demandas no pueden ser atendidas por falta de médicos. No se llevó a cabo. 

¿Qué ha sucedido?

En primer lugar, el SES no ha explicado a la población extremeña la nueva planificación asistencial que se ha puesto en marcha, como debe accederse y como van a ser atendidos, y los motivos por los que se ha planificado de esta forma.

En segundo lugar, no se ha tenido en cuenta las necesidades tanto de las áreas de administración como de personal médico que eran imprescindibles para el buen desarrollo de la “normalización de la Atención Primaria” planificada. Y no solo eso, sino que se han mermado los recursos de personal cuando coincidiendo con el periodo vacacional no se ha sustituido a médicos y personal de administración, ni tampoco las bajas de personal por motivos diversos.

Teniendo en cuenta todo esto,  el fracaso de la normalización de la Atención Primaria estaba servido, y ello ha supuesto el justificado enfado de los usuarios por la inaccesibilidad a las prestaciones sanitarias de los centros de salud.

Los médicos y pediatras de los centros de salud están sobrepasados, y con un gran desgaste físico y emocional por la sobrecarga asistencial, por el acoso constante de los usuarios que están disconformes con la atención sanitaria prestada, y por la aquiescencia de los gestores del SES que les han abandonado en esta deriva organizativa. Esto ha llevado a un  incremento de amenazas y agresiones a los Médicos, Pediatras y al resto de trabajadores de Atención primaria. Situación a la que jamás se debería haber llegado.

Desde el COMEXAP hacen constar públicamente, que en contra de lo que aparece en redes sociales y medios de comunicación, en los Centros de Salud se trabaja y mucho. 

Se está soportando una sobrecarga asistencial y desgaste emocional difícil de mantener. 

¡Si los usuarios están enfadados, y con razón, los médicos y pediatras de los centros de salud estamos indignados, desilusionados y cansados!

Necesitamos y exigimos que desde el SES se pongan en marcha medidas que garanticen un mejor acceso y atención de los ciudadanos a los servicios asistenciales de AP:

1. Organizar campañas divulgativas de información para la población general respecto al nuevo modelo organizativo de Atención primaria.

2. Mejor acceso administrativo. Garantizando más líneas de teléfono en los Centros de Salud que lo necesitan, aumentando las plantillas de personal administrativo de los mismos.

3. Sustitución de las ausencias de médicos de familia y pediatras.

4. Establecer recursos asistenciales paralelos que se hagan cargo de las tareas de gestión, burocracia y atención de salud publica a los contactos covid y similares, y alivien a la Atención primaria de esta sobrecarga asistencial.

Queremos trasladar a la opinión pública que nuestro compromiso con la nueva planificación de la Atención primaria es facilitar la atención telemática de las demandas que no precisan atención presencial, garantizar la asistencia presencial cuando lo necesiten, al igual que la urgencia y la atención domiciliaria, siempre con la intención de mejorar la atención a los ciudadanos y aspirando a garantizar su máxima seguridad. 

Solamente necesitamos los medios necesarios para poder llevarlo a cabo. 

Los Centros de Salud están abiertos, siempre lo han estado. 

Los médicos y pediatras del Centro de Salud siempre hemos estado ahí, velando por su salud y su seguridad clínica, y lo seguimos estando.