Sábado, 16 Enero 2021

Agresiones en el ámbito sanitario

El COM Murcia condena la agresión ocurrida en el SUAP de Águilas

El Colegio de Médicos de la Región de Murcia muestra su más enérgica condena a la agresión de la que han sido víctimas los profesionales del SUAP de Águilas, agredidos por un paciente que acudió para ser atendido en un fuerte estado de nerviosismo y violencia y que acabó insultando y amenazando a los profesionales y atacando físicamente al médico que la atendía

Murcia 01/12/2020 medicosypacientes.com

El servicio jurídico contra agresiones del Colegio de Médicos se puso en contacto con uno de los médicos agredidos cuando tuvo conocimiento de la situación y pudo contrastar que el paciente adoptó una actitud agresiva cuando iba a ser atendido por un corte en el brazo, dificultó su asistencia, insultó y amenazó al personal sanitario. Además, el agresor propinó un puñetazo al médico -cuando este le estaba atendiendo- y manchó con sangre el instrumental, paredes y suelo.

El médico tuvo que ser atendido de contusión facial y crisis de ansiedad en el hospital Rafael Méndez de Lorca. El Colegio traslada todo su apoyo a estos compañeros y a todos aquellos que han sufrido episodios de violencia -en algún momento- durante el desempeño de su trabajo, dado que esta agresión no es la única de la que hemos tenido constancia durante las últimas semanas.

Igualmente, recuerda a los profesionales que tienen a su disposición un servicio de asistencia jurídica gratuita 24 horas en el teléfono 616 66 09 95 y en el correo electrónico abogado@commurcia.es, en los que podrán informarse y recibir el asesoramiento necesario, en caso de sufrir una agresión. Del mismo modo, el Colegio insiste en la necesidad de denunciar y hacer visibles las agresiones para poder luchar contra ellas.

En la web colegial también está disponible, para su consulta pública, el protocolo de actuación en caso de agresión.

Esta organización insiste en que los profesionales no son los responsables de las deficiencias del sistema sanitario, sino que su objetivo es ofrecerles la mejor asistencia sanitaria, por lo que deben confiar en su médico.

Del mismo modo, el Colegio exige a la Administración que se responsabilice de este problema y ponga en marcha las medidas efectivas para garantizar la seguridad de sus trabajadores. Todos los centros sanitarios deben estar dotados de vigilante de seguridad, cámaras, consultas con doble puerta y todas aquellas medidas que sean efectivas para prevenir episodios de este tipo. 

El Colegio pide la implicación y colaboración de toda la sociedad para poner fin, juntos y de una vez, a este grave problema que suponen las agresiones en el ámbito sanitario.

El Colegio recuerda que el médico que trabaja en los Servicios Sanitarios Públicos tiene el carácter de autoridad, por lo que los actos contra su integridad son susceptibles de ser tratados jurídicamente como delito de atentado previsto en el artículo 550 del Código Penal. Es responsabilidad del empresario/empleador (Administración Pública o entidad privada) la protección de su personal en materia de riesgos laborales.