Jueves, 9 Diciembre 2021

Recepción MIR

El COM Granada ofreció una jornada informativa de recepción a los nuevos residentes

El Colegio Oficial de Médicos de Granada ofreció el jueves 7 de octubre de 2021 su jornada de recepción a los colegiados que han iniciado su periodo de formación de especialidad en este año

Granada 11/10/2021 medicosypacientes.com/COM Granada
En esta sesión se trata de proporcionar a los asistentes información y consejo sobre temas importantes en esta nueva etapa personal y laboral que comienzan. En esta edición se pudo contar con la participación y consejos de Mónica Lalanda, médica y escritora gráfica, y famosa divulgadora de temas de ética médica y deontología. 
 
Tras la bienvenida a los asistentes, el presidente del Colegio, Dr. Jorge Fernández Parra, les dijo que este es uno de los actos más satisfactorios que celebra el Colegio, y significa la acogida que depara a sus nuevos miembros. A continuación, inició una explicación del sentido y la utilidad de un Colegio de Médicos, comenzando por indicar que en toda Europa es obligatoria la colegiación de los Médicos. 
 
“Formamos parte de una profesión, y tenemos unas normas autoimpuestas incluso más duras que las que impone la propia ley; porque el Colegio no es un edificio ni una junta directiva, sino que somos todos los médicos bajo nuestras propias normas del Código de Deontología. Es decir, sois vosotros mismos”. 
 
A continuación, explicó por qué el Colegio es esencial para los pacientes: “Desde el Colegio evitamos el intrusismo, aseguramos el derecho de los pacientes a ser indemnizados, colaboramos con las asociaciones de pacientes y, en general, si procuramos que el ejercicio de la Medicina sea lo mejor posible dentro de nuestro territorio, aseguramos una mejor atención al fin último del médico: el paciente”. 
 
“La ética impregna el día a día del médico, que debe ser leal al paciente anteponiendo la salud de éste a todo el resto de circunstancias, a través del respeto a toda una serie de deberes éticos”. 
 
Pero también los colegios de médicos son útiles a los propios médicos: “El Colegio defiende el interés de la profesión, ofrece defensa ante la organización, ante las agresiones, y ante las denuncias; ofrece formación independiente de la industria farmacéutica; ofrece ayudas a la investigación, a la formación (por ejemplo, a las rotaciones nacionales e internacionales), a la publicación científica gracias a la colaboración con la revista «Actualidad Médica» —la más antigua de España—; difunde ofertas y realiza convenios comerciales; organiza la Ayuda Colegial por Defunción, ejemplo de solidaridad entre compañeros; gestiona en nuestra provincia el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), ayuda a la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial…”.
 
Precisamente, puso en valor el Programa PAIME, explicando la importancia de que los médicos puedan contar con ayuda eficaz y confidencial en caso de tener problemas de adicciones, o requerir ayuda para la salud mental, informando que el Programa PAIME es posible gracias a la aportación solidaria de los propios médicos a la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial, que junto a ésta prestación ofrece muchas otras no sólo a los médicos, sino a las familias de los médicos que lo necesitan. Señaló además que, para los nuevos colegiados, los dos primeros años de las cuotas de la Fundación son gratuitas; y recordó que estas aportaciones son deducibles en un 75% a través de la declaración de la renta. También se detuvo a explicar la composición y el destino de las cuotas colegiales, explicando que las mismas vienen determinadas por las directrices del Consejo General de Colegios Médicos de España. 
 
Presentó el presidente del Colegio a la psicóloga Encarnación Rodríguez Parra, profesional de la Unidad de Atención y Apoyo al Médico (UAM) del Colegio, quien reforzó la idea de pedir ayuda cuando sea necesario: “La salud mental del médico es esencial no sólo para el médico, sino también para el paciente, y estamos preparados para ayudar al médico que lo precise desde la confidencialidad y nuestra admiración por la labor del médico”. 
 
El presidente del Colegio volvió a tomar la palabra para explicar el proyecto sobre Seguridad del Paciente en nuestro Colegio. Por ello, presentó a la Dra. Isabel Rodríguez Bravo, del C.S. Almanjáyar, quien es la coordinadora de Seguridad del Paciente en nuestro Colegio. “Ante todo” —expuso la Dra. Rodríguez Bravo— “la salud del médico es lo primero: no se debe dejar de pedir ayuda”. Hizo hincapié en el proyecto sobre «segundas víctimas» del Colegio: “Las herramientas de seguridad del paciente son importantísimas para los profesionales: todos, desde el más joven al más experimentado, están expuestos a los eventos adversos”. 
 
A continuación, presentó al representante de la Sección de Médicos en Formación de Especialidad, el Dr. Alberto Sevillano Tripero, quien también incidió en la importancia del Programa PAIME entre los residentes, por la presión que reciben durante esta etapa, que puede generar problemas de salud mental o de adicciones: “Os ruego que tengáis confianza en el Colegio, porque os podemos ayudar cuando creéis que estáis solos ante un problema tan duro y difícil de afrontar”. 
 
A continuación, el presidente presentó a Mónica Lalanda, quien agradeció al Colegio su llamada para participar en este acto de acogida. Explicó que le gustaría recordar a los jóvenes residentes “algunas cosas que me hubiese gustado aprender al principio de mi carrera como médico”. Así, recordó que un médico “debería ser un ser bueno y humano, pero también humanista en el conocimiento: hay que ser un médico bueno, y un buen médico”. 
 
Incidió en que el médico no es un ángel, ni un mártir, ni un superhéroe ni un señorito: “somos personas y después médicos”. Pero también recordó que “los pacientes también primero son personas”. Por ello, explicó algunas cuestiones que pueden ser útiles para los médicos que comienzan, con comportamientos para ser humanos ante los pacientes, que se pueden sentir perdidos o indefensos ante los médicos: “Hay que informar bien, presentándose siempre primero al paciente si no nos conoce y explicando qué vamos a hacer; siempre pidiendo permiso y siempre mirando a la cara del paciente y dejando en segundo término el rellenar informes o mirar al ordenador; hay que hacerlo con sinceridad y claridad, obviando los tecnicismos y la jerga médica; y hay que hacerlo en el sitio adecuado, directamente al paciente y con confidencialidad”. 
 
También se refirió a intentar mantener siempre la dignidad del paciente, evitando por ejemplo la desnudez de éste, las interrupciones durante las consultas o exploraciones, etc. Y desde luego, tener cuidado con las redes sociales, tanto para respetar la confidencialidad como para mantener la propia buena imagen del médico. 
 
Igualmente, advirtió a los jóvenes residentes del peligro de las “pseudociencias” y las “pseudoterapias”; pero también de la “mala medicina”, animándoles a mantener siempre el espíritu crítico y evitando los “humos comerciales”. Por ello, también les animó a aprender inglés científico, para así poder siempre informarse directamente de las fuentes, que actualmente casi siempre están en este idioma.  
 
La Dra. Lalanda les insistió en que “vuestra vocación es vuestra fuerza, no vuestra debilidad: que nadie abuse de vosotros en nombre de vuestra vocación. No es dejéis pisar por el sistema, luchad por vuestras condiciones profesionales y laborales”. Y les dio un último consejo: “Que nada os permita perder la compasión”.  
 
Tras finalizar el acto, se ofreció una copa de bienvenida en el propio colegio, respetando las medidas sanitarias vigentes.