Viernes, 25 Septiembre 2020

Crisis sanitaria COVID-19

El COM Bizkaia denuncia reclamaciones contra médicos por negarse a indicar la exención del uso de la mascarilla a pacientes sin patologías que lo justifiquen

El Colegio de Médicos de Bizkaia se ha dirigido a sus colegiadas y colegiados, a la consejera de Salud, Nekane Murga, y al director general de Osakidetza, Juan Luis Diego, para advertirles y denunciar que algunas y algunos de sus miembros han sido objeto de reclamación por haberse negado a indicar, en un informe médico, la exención del uso de la mascarilla

Bilbao 27/07/2020 medicosypacientes.com

El CMB ha puesto en marcha también algunas medidas entre las que se encuentran informar a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y a la Fiscalía de Menores sobre lo que parece ser una campaña que tiene como objetivo «saturar el sistema sanitario» como medida de presión para que las médicas y los médicos accedan a eximir del uso de la mascarilla a pacientes que no presentan patología alguna que contraindique su utilización. 

De acuerdo con la información que maneja el CMB, esas reclamaciones contra las y los médicos se están dirigiendo a la «Gerencia de Salud de la Comunidad Autónoma» a través de los centros de salud de Osakidetza y también de las empresas empleadoras de la sanidad privada. La queja se presenta por medio  de un formulario estándar en el que la persona que lo firma solo tiene que añadir sus datos. En el escrito se aduce que el médico o la médica que le ha atendido se ha negado a entregarle un informe en el que consten las razones de salud por las que no puede usar mascarilla. El texto finaliza con la solicitud de que se tenga por presentada «una reclamación disciplinaria» y  en su virtud se acuerde «abrir expediente» en el que se considere a la persona firmante como parte interesada. 

Además de este escrito de reclamación, el CMB ha conocido la existencia de un mensaje que se está difundiendo estos días a través de WhatsApp titulado «Pasos para evitar el uso de la mascarilla» con el siguiente contenido:

«1. Saturar el sistema sanitario: todo el mundo tiene que llamar a su médico de cabecera para pedir un Certificado de excepción de la obligatoriedad del uso de la mascarilla 

Se expresa dificultad respiratoria o dificultad de usar mascarilla por características laborales que nos exigen de buena respiración, síntomas de mareo... 

2. Algunos médicos no tendrán problema en hacernos el certificado pero se prevé que la mayoría diga que no. 

3. Avisar al médico que se va a poner una queja en el SAPU (Servicio de Atención al Paciente y al Usuario).

4. Poner una queja en SAPU diciendo que no nos han atendido y que no nos han querido hacer el certificado. 

Pedir 2 copias, una para nosotras y otra para el abogado Luis de Miguel Ortega para que tenga el material para poder hacer unas demandas masivas. 

Si él no tiene denuncias y reclamaciones él no puede hacer nada. 

1. Actuar con sentido común: si vamos sin mascarilla y un agente nos para, no confrontar, no forzar. 

Si debatimos nos puede multar por desacato y esto es más complejo en términos judiciales. 

2. Si no te la quieres poner, primero te da un aviso de multa, y más tarde te llega la multa a casa. 

Si pagas la multa ya no se puede recurrir pero si no se puede pasar al abogado Luis de Miguel Ortega para que haga esa demanda colectiva. 

3. No podemos acumular una multa cada día, pero no pasa nada tener alguna que otra multa. En el confinamiento se han enviado a casa solamente un 25%. 

Tranquilidad y saturar el sistema (Osakidetza, SAPU, Ertzaintza...). Que vean que hay movimiento y que la gente no está de acuerdo. 

Mucha luz y PAZ-ciencia»

Por su contenido, y por la referencia expresa a un abogado concreto, Luis de Miguel Ortega, el CMB sospecha que puede tratarse de una campaña perfectamente orquestada ante la cual ha decidido establecer una serie de medidas. Su intención es defender a sus colegiadas y colegiados, y a la ciudadanía en general, de un comportamiento que la corporación tacha de desaprensivo y que, en su opinión, demuestra la baja catadura moral y social de quienes lo promueven. Para las y los representantes de la profesión médica de Bizkaia,  intentar saturar el sistema sanitario y promover la no utilización de mascarillas podría constituir un atentado contra la salud pública. 

El Colegio de Médicos de Bizkaia ha recordado a sus miembros que las y los médicos tienen la obligación de realizar informes, pero que es su potestad, y de nadie más, indicar lo que consideren más conveniente para cada paciente. Asimismo, les han animado a continuar sin ceder a presiones y les han recomendado que, si se encuentran en la situación de haber sido objeto de una reclamación, recurran al Colegio, que se encargará de poner en marcha inmediatamente los mecanismos necesarios para defenderles como y donde proceda. 

La corporación médica vizcaína quiere también recordar a la ciudadanía que la responsabilidad es individual y que está en la mano de cada cual contribuir a la seguridad personal y colectiva. Del mismo modo, pide colaboración para desmontar y, desde esa misma responsabilidad, no contribuir con este tipo de campañas indignas que sólo buscan saturar una ya de por sí sobrecargada Atención Primaria  y un sistema sanitario que tiene como fin atender y velar por la salud de toda la población.