Miércoles, 15 Julio 2020

Homenaje a los compañeros médicos

El Colegio de Médicos de Córdoba celebra su Asamblea General Ordinaria

El jueves 25 de junio de 2020 tuvo lugar la Asamblea General Ordinaria del Colegio de Médicos de Córdoba, en el Salón de Actos del Hospital San Juan de Dios de Córdoba, en la que la Corporación no ha dejado pasar la oportunidad de reconocer y homenajear a los compañeros de profesión a través de las palabras de elogio que el presidente les dedicaba en su discurso

Córodba 26/06/2020 medicosypacientes.com/ COM Córdoba
Según marcaba el orden del día, entre otros puntos, se presentaron las cuentas anuales del Colegio, correspondientes al ejercicio de 2019, y previamente auditadas como todos los años por una empresa externa; así como la memoria de todas las actuaciones que se han realizado desde la última Asamblea celebrada en noviembre de 2019, mereciendo especial atención el gran número de ellas que han tenido su desarrollo durante la crisis sanitaria que nos afecta.
 
Como ya es sabido, los Colegios de Médicos, tradicionalmente celebramos el Día de la Profesión Médica cada mes de junio, con motivo de la festividad de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Patrona de la Organización Médica Colegial. Este año, debido a la pandemia que nos asola, no se podrá desarrollar el emotivo acto donde se otorgan distinciones a los Colegiados Honoríficos, a los que cumplen 50 y 25 años de Colegiación, a las distintas Vocalías que conforman el Colegio y a otras instituciones de Córdoba. Pero no por ello, la Corporación ha dejado pasar la oportunidad de reconocer y homenajear a los compañeros de profesión, en unas circunstancias en las que nuestro colectivo está multiplicando aún más si cabe, sus esfuerzos personales y sus méritos profesionales.
 
En su discurso, el presidente del Colegio, el Dr. Bernabé Galán Sánchez, les dedicaba estas palabras:
 
“En esta difícil tesitura en la que los profesionales sanitarios nos hemos visto obligados a realizar nuestra actividad diaria ha quedado patente con mayúsculas nuestra entrega y compromiso con la salud, con nuestros pacientes y con la sociedad en general. En esta grave situación, todos los miembros de nuestra Corporación, representados a través de las distintas vocalías del Colegio, han realizado una encomiable labor que no queremos dejar de destacar y ensalzar.
 
En primer lugar, quiero tener unas palabras para la vocalía de nuestros jóvenes, los Médicos Internos y Residentes que bien merecen nuestro reconocimiento por el esfuerzo y dedicación que han puesto en su formación y por sus inagotables ganas de aprender y seguir creciendo en el conocimiento de nuestra profesión. Desde el Colegio, os hemos defendido y hemos luchado para que los que acabáis este año, obtuvierais lo que en justicia os corresponde: vuestro título de Especialista.
 
A la vocalía de Médicos en Promoción de Empleo, por compaginar una asistencia cercana y de calidad con la investigación clínica de excelencia, en pro del desarrollo de vuestra especialidad centrando siempre al paciente en vuestras actuaciones.
 
A la vocalía de Médicos Tutores y Docentes por vuestra constante disponibilidad, por estar cerca de los compañeros cuando precisan de vuestra experiencia y asesoramiento. Por ser un ejemplo constante a seguir.
 
A la vocalía de Médicos de Administraciones Públicas, por la defensa de la medicina fuera del ámbito sanitario, por la promoción de la salud entre vuestros colectivos, porque vuestra aportación ha vuelto a ser muy necesaria concienciando a todos de la importancia de la prevención.
 
Muy especialmente, merece este año nuestro emotivo reconocimiento la vocalía de Médicos Jubilados, por la gran valentía demostrada al ofrecerse un importante número de ellos como voluntarios para luchar contra la COVID-19, dando un paso al frente para ofrecer su experiencia y apoyo a los compañeros en activo, haciendo gala una vez más de nuestra solidaridad colegial.
 
A la vocalía de Médicos de Atención Primaria por haber demostrado que es de facto, un elemento clave en la contención de esta pandemia, debemos otorgarle el lugar de honor que merece y protegerla de forma inmediata para afrontar las crisis que estén por venir, puesto que volverán a ser una vez más el escudo de la sociedad. Son nuestro gran referente en esa valiosa “relación médico-paciente”, que se encuentra en vías de ser reconocida Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Para siempre quedará en nuestro recuerdo, nuestro compañero caído en la batalla el pasado 25 de marzo, un guerrero que se entregó a su trabajo, el Dr. Manuel Barragán.
 
A la vocalía de Médicos de Hospitales que se ha dedicado en cuerpo y alma a sus pacientes en los momentos difíciles demostrando su calidad humana, y que en esta crisis han antepuesto su trabajo sobre todo lo demás. Esperamos que nunca tengáis que volver a estar en esta encrucijada y que no tengáis que compatibilizar la salud de los ciudadanos con la de vuestras familias.
 
Y a la vocalía de Medicina de Privada, no por último menos importante, todo nuestro apoyo en estos complicados momentos que habéis pasado al haberse visto mermada y anulada vuestra tarea asistencial. Sin embargo, ahí habéis estado prestando una colaboración importante de distintas maneras, nos consta que habéis aportado material de protección a los compañeros, os habéis mostrado disponibles para lo que fuese preciso.
 
Quiero así mismo expresar nuestro enorme agradecimiento a todo el personal que nos ha apoyado y lo sigue haciendo en esta alerta sanitaria, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al Ejército, a los voluntarios para Asistencia Social, a Protección Civil, todos ellos están siempre de nuestro lado y que junto a los empleados de nuestro Colegio formamos un excelente equipo.
 
Mantener la salud de los demás es algo inherente a nuestra Profesión pero también es responsabilidad de los ciudadanos y por ello en estos momentos más que nunca, como miembros del colectivo sanitario, no podemos dejar de enviar desde nuestras consultas un mensaje claro a la población, para que eviten prácticas que puedan provocar nuevos contagios que pongan de nuevo en riesgo la salud de todos y la del propio sistema sanitario. Centremos nuestro mensaje en la necesidad de mantener y conservar la distancia física de seguridad, el lavado frecuente de manos y el uso responsable de mascarillas. El Colegio considera indispensable concienciar a la población de los riesgos reales de infección, de la necesidad de estar alerta, ya que, hasta que podamos contar con una vacuna o con tratamientos eficaces, solo la autoprotección es ahora relevante.
 
También quiero dar un toque de atención a la Administración Sanitaria: no queremos tener que volver a ser héroes de nuevo. Nuestra fortaleza física y psicológica tiene un límite, que hemos sobrepasado con creces durante los peores días de la pandemia, y creo que no estamos en condiciones de repetirlo. No nos sentimos con fuerzas. Tenemos un déficit importante de profesionales desde hace años, y se avecinan muchas jubilaciones los próximos años. Hay que invertir más en la contratación y fidelización de personal sanitario. Y esto es algo que ya debería estar moviéndose. Por otro lado, y con independencia de este brote que hemos vivido, ha quedado patente que nuestros recursos son muy limitados, por lo que es necesario crear una reserva de medios de protección, tanto para los profesionales especialmente, y para la ciudadanía, impulsando la fabricación en las empresas de nuestro país. El sector sanitario necesita un empuje importante y urgente que proporcione estabilidad y seguridad a la salud de los españoles.”
 
Al finalizar el acto, los presentes guardaron un minuto de silencio en memoria de todos los compañeros fallecidos en nuestro país a causa de la COVID-19.