Viernes, 15 Noviembre 2019

Área de formación

El Colegio de Médicos de Ciudad Real organiza un Curso sobre Polimedicación y Deprescripción

Piedad López Sánchez, especialista en Farmacia Hospitalaria en el Hospital de Tomelloso, la Dra. María Jesús Almansa Martín, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y el Dr. Eugenio Puga, especialista en Medicina Interna en el Hospital de Manzanares han impartido, durante dos días, el Curso sobre Polimedicación y Deprescripción, organizado por el Área de Formación del Colegio de Médicos de Ciudad Real que dirige el Dr. Francisco Hermoso

Ciudad Real 07/11/2019 medicosypacientes.com/ COM Ciudad Real
Piedad López Sánchez durante su intervención
La deprescripción es la retirada supervisada por un profesional médico de fármacos inapropiados en respuesta a la polimedicación, y se considera polimedicación el uso diario de más de 4-5 fármacos, o el uso de fármacos inadecuados o no indicados clínicamente. El objetivo general del curso, dirigido a médicos de Atención Primaria y Atención Especializada, era conocer los aspectos relacionados con la deprescripción de medicamentos para mejorar la efectividad y la seguridad de los pacientes.  
 
Cada vez hay más pacientes polimedicados. Se estima que entre el 34 y 50% de las personas mayores de 65 años toman más de 7 fármacos. Entre los riesgos que conlleva se encuentran el riesgo de pérdida de adherencia terapéutica, el riesgo de padecer efectos adversos e interacciones medicamentosas, riesgo de hospitalizaciones y deterioro de la calidad de vida. Para el sistema sanitario representa entre el 15-20% del gasto sanitario total.  
 
Es difícil predecir qué fármacos ya no se necesitan por eso se requiere un trabajo en equipo para obtener mejores resultados, tal y como explica el Dr. Eugenio Puga, quien insiste en que cuánto más tiempo dedicas al paciente, mejores tasas de deprescripción obtienes. En ocasiones, el paciente no entiende o no aprueba que le eliminen medicamentos, hay que explicárselo, y convencerle de los efectos positivos que tendrá sobre su salud. No se trata en ningún caso de quitar medicamentos porque sí, sino eliminar aquellos que ya no son adecuados, adaptando los tratamientos farmacológicos a la nueva realidad del paciente, mejorando su seguridad. Sería ideal, en este sentido, hacer un trabajo multidisciplinar con médicos de Atención Primaria, Hospital y Farmacia y el resto de profesionales sanitarios.
 
A lo largo del curso se ofreció a los asistentes herramientas para realizar una adecuada deprescripción, y finalizó la formación con el debate casos prácticos y reales sobre pacientes polimedicados, de la mano del Dr. Puga.