Miércoles, 14 Noviembre 2018

Reivindicaciones de los estudiantes

El CEEM lamenta que la ANECA apruebe la implantación de Medicina en la Universidad de Alicante sin hospitales para hacer prácticas

Tras confirmarse que la Agencia Nacional de Acreditación y Calidad (ANECA), responsable de la implantación de títulos universitarios, había autorizado la implantación del Grado en Medicina de la Universidad de Alicante (UA) para el curso 2019-2020, los estudiantes de Medicina de la Universidad Miguel Hernández y de todo el país, además de todas las organizaciones del Foro de la Profesión Médica, mostraron su rechazo

 
Madrid 13/09/2018 medicosypacientes.com
Alejandro Iñarra, presidente saliente, y Laura Martínez, presidenta electa del CEEM.

Estudiantes, decanos, Colegios de Médicos y Sociedades Científicas Médicas se oponen a la apertura de la nueva facultad de la Universidad de Alicante debido a la repercusión negativa de esta medida sobre la calidad del sistema sanitario y la formación médica. Desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), organización que representa a los 45000 futuros médicos de España exigen “transparencia y rigor en la aprobación del nuevo grado; la opacidad es una mala costumbre de la ANECA”. 

La apertura de la Facultad de Medicina de la UA supone un aumento del número de estudiantes de Medicina que realizarán prácticas clínicas en los diferentes hospitales de la provincia autorizados para ello, saturándolos. Según los estudiantes “esto causaría una pérdida importante de la calidad asistencial y formativa de los nuevos centros hospitalarios, con unos tutores de prácticas con más estudiantes y unos estudiantes con peores prácticas”. 

Desde el CEEM señalan que el rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, “miente descaradamente cuando dice que tienen las infraestructuras y el personal necesario”. “Ninguno de los hospitales en los que dicen que se pueden dar prácticas pueden ser legalmente universitarios, es un escándalo y un engaño mayúsculo”

En los últimos 10 años el número de facultades de Medicina ha aumentado un 50% (de 28 a 42), cuestión que lleva denunciando la profesión médica por sus negativas consecuencias.  España duplica la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en número de facultades de Medicina, que recomienda una reducción del número de estudiantes que salen de las facultades. 

En la última convocatoria del examen MIR hubo más de 15.000 aspirantes para poco más de 6500 plazas, “dejando en el limbo a muchos de estudiantes de Medicina formados en España que se ven obligados a emigrar por ejemplo.  A ello, se suma la desviación perniciosa de recursos y profesorado en la creación de nuevas facultades cuando en las actuales, tal y como expone la Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicina, la falta de profesorado es ya alarmante, ya que se perderá la mitad en 10 años”.