Lunes, 26 Agosto 2019

52º Congreso de SEPAR

El asma aumenta de forma incesante por el cambio climático y la mayor presencia de partículas diesel en el ambiente

El asma es la enfermedad respiratoria más prevalente en el mundo, con 230 millones de personas afectadas según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y está aumentando de forma imparable, desde hace 40 años, en las sociedades desarrolladas, debido al cambio climático y la presencia cada vez mayor de partículas diesel y otros contaminantes en el ambiente. En este sentido, un reciente estudio publicado en Science of The Total Environment ha demostrado por primera vez que las partículas diesel provocan asma en personas sanas, en concreto, en niños

Madrid 14/06/2019 medicosypacientes.com

Este reciente hallazgo y las últimas evidencias científicas al respecto se abordó durante la sesión Asma y Cambio Climático, a cargo de la Dra. María Jesús Cruz Carmona, durante el 52º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Las partículas contaminantes de menos de 10 microgramos de diámetro (PM10) y de menos de 2,5 microgramos de diámetros (PM2,5) y que se hallan en suspensión en el aire en buena medida pueden estar causadas por las emisiones de los vehículos con motor diesel. Estas partículas son responsables de la contaminación atmosférica, contribuyen al calentamiento global debido a la acción del hombre y, por tanto, al cambio climático.

Estos contaminantes que se emiten a la atmósfera y que provocan el efecto invernadero ya afectan de forma clara a la salud respiratoria de las personas, especialmente de las más vulnerables, como las que tienen enfermedades respiratorias, los niños y los ancianos. No obstante, incluso las personas sanas pueden llegar a desarrollar dolencias respiratorias relacionadas con la contaminación del aire y el cambio climático e incluso morir a consecuencia de esta. 

“En España, mueren cada año entre 80.000 y 10.000 personas a las que se podría haber retrasado su fallecimiento. Porcentualmente, se estima que el 15% de las muertes que ocurren en un año se podrían haber retrasado con la implantación de medidas para prevenir la exposición de la población a gases contaminantes, como las emisiones de motores diesel”, informó el Dr. Xavier Muñoz, neumólogo, miembro de SEPAR e investigador principal del reciente estudio epidemiológico y molecular publicado en Science of the Total Environment, que ha demostrado por primera vez que las partículas diesel pueden causar el asma en personas sanas. El estudio ha sido realizado por el grupo de investigación de Neumología del VHIR, Vall d’Hebron Research Institute, perteneciente al Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), a partir de la revisión de más de 130 artículos sobre la etiología del asma, mientras que los trabajos previos se habían centrado en analizar la relación entre la contaminación y el empeoramiento de sus síntomas, pero no sus causas. 

Partículas diésel, una causa clara de asma infantil 

El asma es una enfermedad inflamatoria que se caracteriza por una inflamación de los bronquios y que provoca síntomas como la tos, las sibilancias o la disnea (ahogo). Tiene distintas causas. Por ejemplo, hay un tipo de asma que es de origen alérgico. Ahora, el nuevo estudio realizado ha revelado que “cuando se inhalan grandes cantidades de partículas diesel, estas son capaces de romper el epitelio bronquial y así es como provocan inflamaciones y alteraciones del sistema inmune y el propio asma”, explicó el Dr. Muñoz. 

La prevalencia del asma es del 5% en la población general adulta, pero entre la población infantil esta prevalencia ya es del 12%. “Se sabía que la contaminación empeora el asma, pero ahora esta nueva investigación nos ha revelado que la contaminación puede ser la causa del asma en edades infantiles”, según el Dr. Muñoz. “Esta relación no está muy clara en el caso de los adultos, pero sí en el de los niños”, precisó la bióloga María Jesús Cruz Carmona, corresponsable del grupo de Neumología del VHIR. 

Los niños más vulnerables a la contaminación del aire y que pueden desarrollar asma debido a esta son los que tienen entre 0 y 4 años, ya que se ha visto que la prevalencia del asma es muy superior entre los niños que, antes de los 4 años, han vivido en áreas con mucha polución respecto a los residentes en áreas rurales. También se ha visto que “los niños que viven cerca de grandes vías de circulación tienen una probabilidad más alta de desarrollar asma en la edad adulta, respecto a los niños que residen en áreas rurales”, comentó el Dr. Muñoz.