Miércoles, 15 Julio 2020

Simposio internacional

El 20% de cánceres colorrectales en jóvenes se podrían diagnosticar siguiendo su rastro hereditario

Con una identificación de las familias y su seguimiento correspondiente es posible diagnosticar de forma precoz hasta el 20%  de los casos de cáncer colorrectal en el adulto joven asociados a factores genéticos, según han asegurado los expertos participantes en el 2º Simposio internacional de Cáncer colorrectal de aparición temprana, un encuentro celebrado en formato de 'webinar' en cuya organización y participación han estado implicados varios especialistas de la Fundación Jiménez Díaz

Madrid 22/06/2020 medicosypacientes.com

En esta segunda edición del simposio, celebrado la semana pasada, se ha puesto de relieve la importancia de acudir al centro hospitalario lo antes posible para facilitar el diagnóstico precoz. "Esperemos no encontrarnos con nuevos casos diagnosticados en estadios avanzados debido a los meses más agudos de la pandemia", ha comentado José Perea García, especialista del Servicio de Cirugía General de la Fundación Jiménez Díaz y coordinador del encuentro.

La incidencia del cáncer colorrectal en población menor de 50 años, o incluso antes de los 30, se ha visto incrementada en los últimos años en numerosos países. En el 20 por ciento de las ocasiones los casos son hereditarios, siendo el síndrome de Lynch el factor genético más frecuente. "Cabe destacar que los antecedentes familiares de cáncer colorrectal en este grupo de población añaden más riesgo a padecerlo, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de valorar a posibles casos y así lograr un diagnóstico precoz, en fase de pólipo", ha añadido Perea.

En cuanto a los factores de riesgo ambientales, al igual que sucede en el cáncer colorrectal general, la mayoría de los casos se deben a la vida sedentaria, el tabaco y alcohol. "En la población americana, de la que se disponen de más estudios, un factor muy importe es el asociado a diabetes tipo 2, sobrepeso y obesidad", ha advertido el especialista, matizando que "últimamente se indica la posibilidad de exposiciones prolongadas desde la infancia y adolescencia, pero éstas están aún por definir".

Perea ha destacado, además, la importancia de que todos los profesionales clínicos sean conscientes de que el cáncer colorrectal en adulto joven, tanto en casos con antecedentes familiares como en los que no cumplen esta característica, ha de estar dentro del abanico del diagnóstico: "En los estudios se aprecia un decalaje entre la aparición de síntomas y el diagnóstico en esta población, por lo que la educación sanitaria, información y sensibilización respecto al problema en todos los ámbitos ha de ser un objetivo prioritario", ha apuntado.