Lunes, 16 Diciembre 2019

Comisión Central de Deontología

Dra. Pilar León: “La llegada de tres mujeres a la Comisión Central de Deontología me parece normal”

La Dra. Pilar León es una de las nuevas incorporaciones de la Comisión Central de Deontología del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Propuesta por el Colegio de Médicos de Navarra,  tiene amplia experiencia en el ámbito de la deontología y señala en una entrevista concedida a esta publicación  “que las personas que se incorporen a una Comisión de Deontología deben representar a todos los sectores de la profesión” y valora como algo “normal” la llegada de tres mujeres a la Comisión Central

Pamplona 17/07/2019 medicosypacientes.com / R. M. Platel
Dr. León.

La Dra. Dra. Pilar León es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense. Ha combinado puestos de gestión, docencia e investigación.  En la actualidad es profesora titular de Historia de la Medicina y de Ética Médica de la Universidad de Navarra. Pertenece a la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Navarra desde 2009 y es secretaria de la Comisión desde 2012. También forma parte de la Comisión Ética de la Investigación de la Universidad de Navarra.

¿Cómo fue su aproximación a la Deontología? 

Mi aproximación a la Deontología se produjo cuando me propusieron participar en la Comisión de Ética y Deontología Médicas de la Clínica Universidad de Navarra, a finales de los años 80. Estaba dedicada en aquellos años a la gestión sanitaria y la nueva tarea supuso un reto: me llevó a estar en contacto con nuevas realidades y a analizar y tener que justificar las decisiones adoptadas. En el trabajo de la Comisión coincidí con el Prof. Gonzalo Herranz con quien seguí colaborando a lo largo de los años. Con el tiempo, participé con él en la docencia de la Ética Médica en la Facultad de Medicina y posteriormente le sustituí cuando se jubiló de las tareas docentes. 

Desde entonces, he formado parte de diversas Comisiones de Ética Asistencial, de Ética de la Investigación y, desde 2009, de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Navarra.

¿Con su experiencia qué puede aportar a la Comisión Central de Deontología? 

Mi experiencia en la Comisión de Deontología del Colegio Oficial de Médicos de Navarra me lleva a pensar que el trabajo de una Comisión es colaborativo y el resultado, la suma de los enfoques, de los análisis y de las aportaciones de todos los que la constituyen. Al final resulta difícil distinguir las aportaciones individuales.

Ahora bien, si se refiere a mi especialización en el ámbito de la Historia de la Medicina, estoy convencida de que, como decía Pedro Laín Entralgo, la perspectiva temporal de los conocimientos y  de las prácticas médicas tienen una función ética y contribuyen a su desarrollo.

¿Cómo ayuda la Bioética a resolver conflictos deontológicos?

Parafraseando el comentario del American College of Physicians a la última edición de Manual de Ética Médica (2012) diría que la Bioética, junto con la Deontología Médica no sustituyen la experiencia e integridad de cada profesional, pero sirven para dar razón de las actuaciones; suponen una guía para evitar o resolver los problemas ético-médicos que se presentan; son útiles para enfocar los problemas nuevos que aparecen en la práctica médica. Y en el caso de la Deontología médica, son un recordatorio de los deberes compartidos por la profesión médica.

¿Cómo se mejoraría la formación en aspectos éticos? 

Haciendo más conscientes a todos y cada uno de los profesionales de que el estudio y la formación ética son parte importante del quehacer profesional, sea cual sea la especialidad o el tipo de ejercicio que cada uno desempeñemos. 

¿Existe falta de transparencia a la hora de abordar faltas éticas?

La autorregulación profesional conlleva el establecimiento de un régimen disciplinario que está definido de manera muy detallada tanto en el marco legal como en el deontológico. Se trata de un régimen incluido en los Estatutos de los Colegios. Y justamente la función de las Comisiones de Deontología en el proceso es garantizar la transparencia y la protección de las oportunidades de defensa de la persona cuya actuación se está considerando.

¿Cómo valora la llegada de tres mujeres a la Comisión Central? 

Me parece normal.

Alrededor del 33% de los representantes de las comisiones deontológicas son mujeres ¿por qué cree que es baja esta presencia, a pesar de que la profesión se reparte prácticamente al 50% entre hombre y mujeres? El número de mujeres que llegan a la presidencia de las comisiones de deontología baja considerablemente del porcentaje anterior. ¿Qué opina sobre esta situación? ¿Qué pasos han de darse para que aumente? 

Como sabe, las cifras que expone no se corresponden con la realidad de la Comisión de Deontología del Colegio Oficial de Médicos de Navarra de la que provengo. Desde hace años la Comisión está presidida por una gran profesional y compuesta en un 65% por mujeres. 

Considero que las personas que se incorporen a una Comisión de Deontología deben representar a todos los sectores de la profesión. Y tener ilusión y tiempo tanto para formarse en ética y deontología médicas, como para estudiar los asuntos que la Comisión deba considerar. Es decir, disponibilidad y compromiso colegial.

¿Qué le parece el borrador de la actualización del Código de Deontología? 

Me parece que la Comisión Central de Deontología ha realizado un gran esfuerzo y un amplio trabajo. El borrador ha incluido nuevas cuestiones en el Código como la seguridad del paciente, el uso de nuevas tecnologías de la Información, el almacenamiento y utilización de bases de datos sanitarias o la Inteligencia artificial.

Además, ha promovido una consulta abierta a todos los colegiados que ha dado lugar a un buen número de sugerencias que sin duda influirán en la actualización del borrador.