Sábado, 29 Enero 2022

Medicina y Redes Sociales

Dra. Ana Molina: En la consulta prescribo Influ-ciencers

La doctora Ana Molina, dermatóloga y profesora universitaria, es una de las voces más notables en Instagram, una red social en la que cuenta con un “cupo” cercano a los 60.000 seguidores. La médica y divulgadora destaca los beneficios de estar en redes sociales para profesionales y pacientes y aboga por prescribir “influ-ciencers”

Madrid 23/01/2020 medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres
Dra. Ana Molina

El contenido, la ética y el humor, son los tres pilares que conforman un uso correcto y exitoso de las redes sociales, según afirma esta dermatóloga del Hospital Fundación Jiménez Díaz y profesora de esa especialidad en la Universidad Autónoma en una entrevista para la publicación “Médicos y Pacientes”.

Ante la alerta sobre los peligros de determinados influencers que recomiendan tratamientos o medicamentos sin rigor científico en Internet, la Dra. Molina incide en que son los profesionales sanitarios los adecuados para este tipo de indicaciones y que siempre “debemos aplicar el Código Deontológico al igual que en consulta, así como gestionar de manera adecuada la colaboración con marcas, esto es clave para nuestra credibilidad”.

Usted es un profesional de referencia en las Redes Sociales ¿Cuál es el secreto de su éxito divulgador?

Personalmente creo que el éxito en redes sociales se basa principalmente en 3 aspectos:

  1. El contenido: estar centrado en publicar contenido de calidad que aporte valor a la comunidad. Antes de publicar cualquier cosa siempre pienso ¿tu invertirías tu tiempo en leer esto?
  2. La ética: intentar tener en cuenta que somos profesionales sanitarios dentro y fuera del hospital y actuar en redes sociales con la misma ética que actuamos en la práctica clínica diaria. Esto es especialmente importante en lo que respecta a las colaboraciones con marcas, las fotos de pacientes, las recomendaciones de medicamentos, etc.
  3. El humor: se ha demostrado que nuestro cerebro retiene mucho mejor la información que va asociada al humor, por eso intento siempre jugar con la comunidad o intentar que se rían con el contenido que desarrollo.

¿Cuáles son las reglas éticas básicas para gestionar bien las redes siendo médica?

Esta es la parte más compleja y que genera más conflicto en el día a día de los profesionales sanitarios en redes hoy en día. Es un tema que aún carece de una regulación estricta debido a la reciente incorporación de los profesionales sanitarios a estas plataformas de una forma tan activa. Pero las reglas básicas creo que son:

  1. Aplicar el código deontológico médico también a estas plataformas.
  2. Gestionar de forma adecuada la colaboración con marcas porque es uno de los aspectos que más influye en la credibilidad.
  3. Ser sumamente cuidadoso con la publicación de imágenes de pacientes que puedan ser reconocibles o no hayan dado su consentimiento expreso para ello.
  4. Evitar hacer recomendaciones directas de tratamientos, productos sanitarios o medicamentos, bien a nivel general o por mensaje privado. Yo tengo especial dificultad para gestionar este último asunto porque al ser dermatóloga me llegan muchísimas imágenes de pacientes por mensajes privado pidiéndome ayuda con patología que les ha salido en la piel.

¿El humor es un elemento indispensable para llegar a la audiencia y lograr mayor divulgación?

Absolutamente cierto, de esto sabía mucho Patch Adams, el médico que inspiró la película que lleva su nombre. Fue el inventor de la risoterapia con fines médicos y terapéuticos y el responsable de la inclusión de ésta en la medicina moderna.El decía que “El acto más revolucionario que puedes cometer en la sociedad de hoy en día es ser feliz en público".

Y es que “la letra con humor entra”. Cuando una idea va unida al humor queda más tiempo en nuestro cerebro. Cada vez hay más estudios que vinculan la risa a una mejora del aprendizaje y la memoria a corto plazo. Y es que la risa aumenta la dopamina, que además de hacernos sentir bien favorece la formación de recuerdos y aumenta la motivación

¿Qué le han aportado las redes sociales a su vida laboral?

Muchísimas cosas buenas, aunque principalmente dos:

  1. Muchos más pacientes en consulta, que además acuden de otra manera, más empoderados, informados y sabiendo lo que quieren. Son pacientes muy agradecidos que valoran tu labor como médico y la conocen de primera mano, por lo que es muy enriquecedor.
  2. Mucha visibilidad: las redes amplifican el mensaje de forma que llega a los rincones más perdidos del mundo. Para colmo, la prensa habitual también se hace eco de este asunto y ayuda a difundir el mensaje.

¿Es Instagram la joya de la corona?

Actualmente pienso que rotundamente si, aunque pronto esto cambiará. Entre la gente joven está aumentando mucho “Tik-Tok” y estoy segura de que pronto llegará otra red social que cambiará la forma en la que hacemos todo.

¿Son una herramienta eficaz para combatir bulos y fake news o por el contrario son un elemento de propagación?

Ambas cosas, todo depende de a quien sigas en redes. Aunque es cierto que Instagram se presta menos al tema de “Fake News”, parece que la plataforma estrella para este tipo de noticias sigue siendo Facebook.

¿Aconseja a los profesionales sanitarios que estén en redes sociales? ¿Por qué?

Desde luego que si, por tres cosas principalmente:

  1. Es la nueva forma de hacer “networking”, más eficaz que los congresos o reuniones de profesionales sanitarios. Ya que es una forma excelente de entrar en contacto con compañeros del sector y conocer como trabajan mucho más a fondo.
  2. Van a aprender muchas cosas y les va a ayudar a estar al día. Parece mentira que los profesionales sanitarios podamos aprender a través de las redes sociales, pero la realidad es que si. Especialmente eficaz para estar al día de las novedades.
  3. Les va a dar mucha visibilidad en el caso de que quieran aumentar el número de pacientes en su práctica privada o que lleguen pacientes más alineados con su forma de trabajar.

La adicción a las redes sociales como Instagram es un fenómeno cada vez más frecuente, especialmente en los jóvenes, alguna clave para manejarlas de manera saludable

Absolutamente de acuerdo, no solo en los jóvenes, si no a todas las edades. Somos especialmente conscientes de ello desde que los teléfonos móviles hacen balance de cómo hemos invertido nuestro tiempo delante de la pantalla y a veces yo misma me sorprendo al encontrarme que he invertido 2 o 3 horas de ese día navegando en redes sociales. Es un asunto pendiente que no es nada fácil de gestionar, porque cada vez va a más. De momento, la mejor herramienta es ser consciente de ello y buscar estrategias y para evitarlo, pero no es nada fácil.

¿Qué opina de los denominados influencers, que sin ningún rigor científico recomiendan tratamientos y fármacos? ¿Se debe actuar de alguna manera?

El tema de la publicidad en redes sociales es uno de los asuntos que más conflicto y polémica genera. La regulación aún no es clara y hay vacíos legales con este asunto, por lo que desde hace años se viene actuando de forma “A-LEGAL”. La mayoría de influencers siguen colaborando en campañas publicitarias a pequeña o gran escala sin declararlo oficialmente como es debido, sin ningún tipo de penalización. Esto para colmo se ha agravado con la prescripción y recomendación de medicamentos que, en algunos casos, como ha sucedido recientemente, son antibióticos que usados de forma errónea pueden aumentar las resistencias bacterianas y repercutir en la salud global de la población.

¿Está a favor de “prescribir” webs o cuentas de redes sociales para combatir los efectos adversos del Dr. Google y los bulos en redes Sociales?

Absolutamente. Me llena de orgullo ver como día a día acuden pacientes a la consulta que siguen cuentas de redes sociales de compañeros médicos, que escuchan podcasts de salud, etc y están muchísimo más informados respecto a temas del cuidado de la piel, etc. La información es poder y el conocimiento es la mejor medicina. Yo prescribo a diario en mi consulta los libros o el blog de una persona a la que admiro como divulgadora y como amiga, “Boticaria García”, que es un ejemplo de cómo hacer las cosas bien en este ámbito, una auténtica “INFLU-CIENCER”

Usted es dermatóloga ¿Cómo considera que está la situación de esta especialidad en España?

La Dermatología vive una de sus épocas doradas, no solo no hay paro en la especialidad, si los Dermatólogos actualmente podemos permitirnos elegir dónde queremos trabajar y en qué condiciones. Se está produciendo una “migración” de Dermatólogos del ámbito de la Salud Pública a la Privada, debido a las mejores condiciones laborales que se dan en esta última. Además, la Dermatología es una especialidad realmente completa, ya que es de las denomidadas “médico-quirúrgicas” y como yo la llamo, una “medicina externa”, que permite diagnosticar múltiples patologías a través de la piel.

¿Qué le pide al nuevo Ministro de Sanidad para mejorar y mantener el SNS?

Yo que desempeño mi trabajo en la Medicina Pública principalmente, sin duda alguna, le pido mejoras en las condiciones laborales de los médicos. Acabar con los contratos temporales y los contratos basura. Dedicar tiempo reglado dentro de la jornada laboral para la docencia y la investigación. Establecer mejoras para que los médicos dejen de estar a la cabeza y ser el ejemplo típico cuando se habla del “Síndrome de Burn-out”.

Dra. Ana Molina en Instagram

Running sports | Jordan Ανδρικά • Summer SALE έως -50%