Domingo, 16 Diciembre 2018

Reportaje "Diario Médico"

Dr. Tomás Cobo: "Desde la FCOMCI trabajamos para conocer la utilidad de las misiones humanitarias"

El Dr. Tomás Cobo, vicepresidente primero de la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI) habla en un reportaje de Diario Médico sobre la labor de esta Fundación que trabaja por tener un "feedback" de las misiones humanitarias a las que se acude para saber si son útiles. "Intentamos tener ese feedback para garantizar que se va a ayudar y no a molestar. Se trata de ayudar a vehiculizar el entusiasmo para evitar errores", asegura

Madrid 05/12/2018 medicosypacientes.com
Dr. Tomás Cobo
Tal y como señala en el reportaje de Diario Médico sobre "Análisis: cooperación sanitaria y emergencias humanitarias. Ayuda para los que ayudan", aunque en ocasiones "exista la mejor voluntad puede faltar formación la propia actividad puede colisionar con otras, o cuando se llega a allí se carece del material o la infraestructura necesaria para desarrollarla, o no hay continuidad".
 
La Fundación de los Colegios de Médicos para la Cooperación Internacional ha creado un registro de médicos cooperantes y canaliza ofertas de trabajo en ayuda humanitaria y voluntariado, tal y como recoge el reportaje.
 
Asimismo, el Dr. Tomás Cobo, médico cooperante, detalla en este Diario el ejemplo de lo conseguido no sólo en Valencia “sino también en Cantabria para que en las OPE cuente el tiempo trabajado como cooperante”, y también el esfuerzo que se está haciendo para garantizar los permisos. Sobre este asunto, pone el ejemplo de autonomías como Cantabria o Andalucía “donde si la misión está contrastada, la Administración concede la mitad del tiempo. Para facilitar aún más esta cuestión queremos que se marquen en las autonomías las misiones prioritarias”.
 
El Dr. Cobo detalla a Diario Médico, que la Fundación colegial de hecho se trabaja también “en tener un feedback de las misiones a las que se acude para saber si son útiles". Y, en este sentido, `para tener un poco de control sobre esta situación “y a raíz del incidente que surgió en Senegal hace algunos años con dos médicos cooperantes que acabaron en prisión por no tener su titulación en regla en el país al que acudieron y por la tendencia cada vez mayor de los países en desarrollo de exigir sus propios criterios de titulación, decidimos crear un registro de médicos cooperantes”.
 
El registro tiene ya más de 1.000 médicos inscritos (54% de mujeres y la mayoría de entre 35 y 45 años), a los que se les plantean ofertas de trabajo o voluntariado de cooperación y ayuda humanitaria.
 
En paralelo a la mejora de las condiciones laborales de los cooperantes españoles, el Dr. Cobo explica a Diario Médico que la fundación colegial está trabajando en reforzar la formación del personal local, con un proyecto para crear una Facultad de Medicina Africana, una idea en el que queremos implicar a la Agencia Española de Cooperación Internacional y a la Comisión Europea y para la que estamos ya en contacto con Cuba por su larga experiencia en formación en África.