Domingo, 11 Abril 2021

Director Académico Curso Agresiones FFOMC

Dr. José Alberto Becerra: “Si formamos a nuestros médicos en cómo tratar a los pacientes en momentos difíciles, evitaremos agresiones”

Cerca de 1.000 alumnos inscritos ya en el Curso “Agresiones a profesionales sanitarios. Fundamentos de prevención, protección, y respuesta” que la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) puso en marcha el 12 de marzo. Su director académico, el Dr. José Alberto Becerra Becerra, resalta la importancia de que esta formación es online y además gratuita en esta entrevista: “Si formamos a nuestros médicos en cómo tratar a los pacientes en momentos difíciles, evitaremos agresiones. El truco está en el trato”

Madrid 04/04/2021 medicosypacientes.com/ Sara Guardón

El Dr. Becerra, ex coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones a Médicos de la OMC, manifiesta para “MedicosyPacientes”, en primer lugar, su agradecimiento a la Policía Nacional, en concreto a Javier Galán, Interlocutor Policial Nacional Sanitario y también director académico del curso, por su implicación esta actividad formativa por estar alineando siempre con el Observatorio; así como a la OMC por proponer esta iniciativa, así como a la Fundación Mutual Médica por sumarse y patrocinarlo.

Para el director, este curso es muy importante porque está destinado no solo a médicos colegiados de todas las especialidades, con otorgamiento de créditos de formación continuada, sino a todos los profesionales sanitarios que deseen cursarlo. “Todos buscamos lo mismo: que se disminuya el número de agresiones y que capacitemos y formemos a nuestros sanitarios para prevenir las agresiones, dotándoles de habilidades personales, herramientas de comunicación con el paciente, incluso con información de cómo debe ser su consulta, con una fácil salida gracias a la disposición de esta”

El fin último de este curso es -para el Dr. Becerra- dotar de habilidades básicas al personal sanitario para que adquieran conocimientos suficientes como mecanismo de evitación de las agresiones y herramientas para que en situaciones límite, “sepan evitar esa consecuencia final que no queremos que ocurra, una agresión a uno de nuestros médicos”.

“Esta formación la hemos querido hacer extensiva a otras profesiones porque existe interrelación entre todas dentro de un hospital o una consulta de Atención Primaria. Muchas veces esas agresiones llegan conjuntamente y queremos que la formación llegue a todos por igual, de manera uniforme a todos los colectivos”, explica el director del curso.

Para el Dr. Becerra el curso es tan importante en este campo porque “si uno conoce y analiza la situación, sabe que una persona formada en comunicación que tenga capacidad empática y suficiente habilidad para calmar al paciente habrá ganado mucho para que no ocurra la agresión. Como siempre digo el truco está en el trato”.

Tal y como asegura, muchos pacientes recurren a sus médicos de Atención Primaria para reclamar que no operan a sus familiares o si están en listas de espera de cirugía o ecografías. “Los centros de salud se han convertido en oficinas de reclamaciones del sistema y esto no puede ser”, explica.

Es por ello que “si nuestro medico está formado y sus capacidades en el trato hacia el paciente son buenas, vamos a conseguir que nuestros médicos sean menos agredidos y todas las consecuencias derivadas de tal agresión como es el estrés postraumático o el síndrome de burnout, se minimicen”.

Asimismo, este curso también pone el foco en poblaciones diana, como son las mujeres que son agredidas durante el ejercicio de su profesión, algo que, en su opinión, debería considerarse “violencia de género”. “Según los datos del Observatorio las agresiones aumentan en las mujeres jóvenes que son agredidas en Centros de Atención Primaria y Urgencias y es en esas poblaciones donde hay que hacer hincapié, intervenir y dotarlas de herramientas específicas, como es este Curso”, subraya.

Esta formación tiene concedidos 33 créditos ECMECs de SEAFORMEC y UEMS, que, en virtud de los acuerdos con el Ministerio de Sanidad, tienen una equivalencia de 5,1 Créditos Españoles de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud.

Además, tiene una duración de 33 horas lectivas, y se divide en doce unidades docentes a través de las cuales los docentes realizan un recorrido desde la prevención y actuación ante una agresión hasta la readaptación de la víctima de agresión a su puesto de trabajo.

 “En este curso no solo participan todos los miembros del Observatorio que están altamente preparados, sino también forman parte del equipo docente, miembros del Equipo multidisciplinar del Interlocutor Policial que están altamente cualificados y muy preparados en este ámbito”, explica.

El principal reto ahora es la formación específica de nuestros profesionales sanitarios, para el Dr. Becerra, ya que la reincorporación a la normalidad en la dinámica asistencial y el aumento de la atención presencial en las consultas, junto con la activación de las listas de espera va a generar una importante sobrecarga del sistema y esta nueva situación va a ser un caldo de cultivo ideal para que aumenten las agresiones. “Debemos tener a nuestros profesionales bien preparados ahora más que nunca sobre todo en el primer eslabón que es la Atención Primaria que son quienes reciben una mayor presión”, matiza.

Durante la pandemia han aumentado los insultos y amenazas a nuestros sanitarios y nuestros médicos, los jóvenes MIR no pueden, ni tiene que aguantar este tipo de cosas, “No es algo que enseñen en las facultades”.

Finalmente, aboga por potenciar la relación médico-paciente en las consultas, evitar la sobresaturación de los profesionales, e implicar más a las administraciones sanitarias. “Cada vez son más las instituciones y administraciones que están preocupadas por este tema. Tenemos que hacer cumplir la ley de Prevención de Riesgos Laborales, que en la actualidad no se cumple, que es papel mojado”. Probablemente así conseguiremos poner fin a esta lacra.

Acceso al curso en: https://www.ffomc.org/agresiones